Sebastián Méndez habló en la previa del partido con River
El "Gallego" Méndez llegó para levantar a un Godoy Cruz que venía en caída libre.

Lejos de la adrenalina y la euforia con la que se lo puede ver al costado del campo de juego en cada partido del Tomba, Sebastián Méndez habló en el programa del periodista Jorge Barbieri (Ídolos y Anónimos) con la vista puesta en el encuentro del próximo sábado ante el River de Gallardo. Con algunos problemas físicos en el plantel y la irregularidad con la que comenzó la Copa de la Liga Profesional, el director técnico bodeguero transmite tranquilidad y confianza con cada una de sus declaraciones. 

"Tuvimos una buena semana de trabajo, con tiempo para probar algunas variantes", fueron las primeras palabras del entrenador bodeguero. Aun así, no omite a los resultados dispares, con el rendimiento colectivo que parece estar en un sube y baja, de las primeras fechas: "Lo que más me preocupa es la irregularidad. Jugamos un buen partido con Aldosivi (victoria dos a uno), no fue bueno con Estudiantes (derrota dos a cero), fue irregular con Central (empate dos a dos) y fue muy bueno con Platense (tres a uno a favor). No solo los resultados, sino del juego". Respecto al último partido con Argentinos Juniors en La Paternal (derrota dos a cero), agregó: "No me fui contento, y los jugadores tampoco".

La realidad es que el equipo mendocino venía de años más que irregulares, lo que afecta en lo deportivo y en lo emocional, y el "Gallego" lo tiene claro: "Es encontrar el punto anímico justo para encarar un partido. Es un trabajo que tenemos que hacer. Sabíamos que iba a ser difícil, pero los jugadores están entrenando al máximo y eso nos pone contentos", sostiene el DT. "Tenemos un plantel con muchos jóvenes. Es un proceso de maduración que van llevando. Nuestra manera de trabajar es tener siempre dialogo con el jugador, saber qué le está pasando y entenderlo", complementa el ex jugador de Banfield, San Lorenzo, entre otros equipos. 

Ahora bien, el rendimiento del equipo deja a los hinchas del Expreso en la duda: ¿Es el que le ganó con claridad a Aldosivi en Mar del Plata y a Platense en Mendoza, o el que perdió sin patear al arco contra Estudiantes y Argentinos Juniors? "Defensivamente, tenemos que mejorar. Nos han hecho goles todos los partidos. Tenemos que ser más equilibrados", analiza Méndez. Además, se viene uno de esos rivales que pocos quieren enfrentar: el River de Gallardo. "Para mí, es el mejor equipo de Argentina, tiene supremacía sobre los demás. Tenemos que hacer un partido perfecto para ganarle. Tiene falencias como todos los equipos, pero menos que el resto", fue la observación del entrenador tombino. 

De cara al encuentro con el equipo riverplatense, Méndez llega con algunas incógnitas para armar el once inicial. Algunas tácticas, otras por problemas físicos. Dentro de las primeras, está quién ocupará el lateral derecho. Elías López (quien, justamente, pertenece a River) se había ganado el puesto, pero se lesionó e ingresó Gianluca Ferrari, defensor central por naturaleza, a quien le cuesta desempeñarse por la banda. "Elías lo estaba haciendo bien. Es un chico con pocos partidos en Primera, pero juega muy suelto. Gianluca, no es su posición habitual, lo tenemos que entender nosotros y la gente", sostiene el entrenador. Hugo Silva, quien viene trabaja con normalidad luego de superar una lesión, se encamina como el "cuatro" titular.

También, hay signos de interrogación en el arco: Juan Espínola llega con problemas en el aductor y está en duda. Una de las posibilidades es que ingrese Nelson Ibáñez, pero, según el ex entrenador de Gimnasia de La Plata, "todavía no lo definimos". Además, agregó que Leonel González "entrenó poco y vamos a ver cómo está" y Cristián Colmán, quien salió con molestias del encuentro con el "Bicho", "está bien",

El que demostró picardía y desparpajo, en los pocos minutos que lleva con la camiseta bodeguera, fue Matías Ramírez. El mediocampista ofensivo juega "libre", genera movilidad y sensación de peligro cada vez que lleva la pelota en sus pies. El entrenador analiza: "En su caso particular, vino sin hacer fútbol. Venía de hacer la parte física con Ferro. Entonces, tiene que ir ganando desde lo futbolístico. Después, es un jugador desfachatado para jugar, hace cosas que el resto, quizás, no hace. Tiene mucho potrero. Valentín Burgoa también tiene lo suyo. Son jugadores que, con su gambeta, rompen sistemas". 

Otro de los temas a tratar era dónde jugará como local luego del partido del próximo sábado. El Malvinas Argentinas entrará en un proceso de renovación de cara a la próxima Copa América que se albergará en el país, en conjunto con Colombia. En relación a eso, se está instalando el sistema de riego por aspersión en el campo de juego del estadio mundialista, por lo que no llegaría en buenas condiciones para el encuentro entre "Bodegueros" y "Millonarios". Respecto a esto, el "Gallego" comenta: "me enteré por la prensa que se está poniendo el riego por aspersión. El estadio es hermoso para ver fútbol y se merece una renovación. Lo que preocupa, sobre todo, es que se lesione un jugador, es lo peor para ellos". 

Seguido a este posible inconveniente, llegó una anhelada noticia para el mundo Godoy Cruz: la posible vuelta al Feliciano Gambarte, donde no se juega un partido oficial de AFA (Asociación del Fútbol Argentino) desde el 2005. Este viernes, llegará una comitiva de la Liga Profesional para ver las obras que se están realizando en el recinto azul y blanco. "Genera pertenencia en los jugadores, en nosotros y en la gente, que necesita volver a su estadio. Los clubes argentinos son distintos al resto; todos tienen su cancha, bien, mal o regular. Nosotros tenemos el Gambarte y queremos jugar ahí. Ojalá sea el puntapié para quedarnos definitivamente en nuestro estadio", dice, con un notable sentido de pertenencia, Sebastián Méndez. 

Otra de las novedades tuvo como protagonista a Tomás Badaloni. El delantero de 20 años tuvo un acercamiento a la Selección Sub-23 de Fernando Batista, para viajar a los amistosos que tiene la albiceleste en Japón. El "Gallego" cuenta lo sucedido: "les dijimos que si, pero no llegó la visa para viajar y no pudo ir. Lo lamento mucho por Tomás, más allá de los inconvenientes que nos podía generar que él no esté. Nosotros entendemos que cuando llama la Selección tienen que ir, es muy importante para nosotros y para Godoy Cruz. No se pudo dar por los tiempos, seguro va a tener otra oportunidad, porque tiene condiciones y trabaja mucho". 

VAVEL Logo