Pegar el salto final

Belgrano acostumbró a sus hinchas a ser protagonista, pero con la llegada de jugadores de renombre, se plantea objetivos más altos. Nuevamente el "Pirata" quiere pelear arriba, pero esta vez lograr el objetivo final, que es ser campeón por primera  vez en su historia.

Pegar el salto final
Olave sera el capitàn de este nuevo barco.(Foto:Mundod)

Una dura pretemporada en Necochea, con un saldo positivo ya que no sufrió bajas por lesión. Así termino la preparación de Belgrano para afrontar este torneo de transición. Varias incógnitas se pueden ver en el celeste, bajas importantes como la del "Chino" Zelarrayan y Emiliano Rigoni serán difíciles de suplir. Pero como siempre, el entrenador Ricardo Zielinski arma equipos competitivos con lo que tiene.

Seguramente el esquema tendrá que cambiar, por el estilo de los jugadores que se fueron y de los que llegaron. Pero lo hecho por Belgrano en el torneo anterior, no distara mucho de lo que se proyecta para este 2016. Con la llegada de jugadores de jerarquía y experiencia, Belgrano intentará pelear el Torneo de Transición.

Al ser un torneo corto, las expectativas del celeste son grandes. Durante el 2015 Belgrano peleo arriba durante varias fechas, pero sobre el final la falta de recambio y la inexperiencia de los jóvenes le pasaron factura en momentos decisivos. Para esta temporada al ser un torneo corto se armó un equipo equiparando esas dos fallas. Ante esto, las expectativas del equipo de Zielinski son pelear el campeonato e intentar ingresar a alguna copa.

Si bien la temporada pasada fue muy buena, los jugadores están confiados en que con la experiencia adquirida en el 2015, sumándole las incorporaciones de jerarquía que llegaron Belgrano puede ser protagonista. Así lo ve uno de los máximos referentes del plantel como lo es Juan Carlos Olave que comentó: “Necesitamos conformar un equipo que sea confiable y que nos dé seguridad a todos, porque a partir de eso podremos pensar en ser protagonistas. Cada uno de nosotros deberá aportar su crecimiento individual para el bien del conjunto, obvio que eso depende de la manera en que te preparas en lo personal, tanto física como mentalmente. Lo que sí está claro, es que si conseguimos algo es por el esfuerzo de todos, como ha sido hasta aquí siempre”.

Las expectativas y las ganas están, ahora habrá que exponerlas en la cancha. Belgrano quiere dejar de ser un animador para ser el protagonista de la fiesta. La vara está muy alta, el equipo quiere remar un poco más fuerte en este 2016 y llegar primero al puerto.