Festejo doble para el Xeneize

En el Monumental, Boca Juniors ganó 2-1 con goles de Cardona, de tiro libre, y Nández; Ponzio había igualado de manera transitoria. Nacho Fernández y Cardona fueron expulsados.

Festejo doble para el Xeneize
Boca se quedó con el Superclasico y sigue con puntaje ideal. Foto: Web

En plena tarde de un domingo argentino, el país se paralizaba para ver quien salía ganador del Superclásico N°200. Donde Boca Juniors, puntero invicto, tuvo más aplomo y serenidad en momentos clave, por lo que lo llevó a ganar por 2 a 1 en el Monumental, es así como mantuvo su puntaje ideal en ocho presentaciones por la Superliga y estiró ventaja sobre sus perseguidores y lo doblega en puntos a su vencido. 

El Xeneize consiguió la octava victoria, tras pasar un primer tiempo parejo y con muchas faltas en ambas partes, se pudo ver la intensidad del clima, pero aun así no perdió la tranquilidad y buscaba constantemente un manejo de balón donde fuese coordinado para llegar al área rival como se pretendía, si bien River no se dejaba fácilmente, la oportunidad más clara llegaría en una falta indiscutible, donde Ignacio Fernández le fue con una plancha al pecho a Edwin Cardona y donde el árbitro del encuentro expulsó al jugador del Millonario.

Luego de los reclamos de los jugadores locales, se vendría el tiro libre ejecutado por Cardona, quien con un zapatazo medido y preciso para que el arquero rival no tuviera alguna chance de alcanzar el balón, el cual termino en el fondo de la red y de esa manera Boca pasara a ganar a los 41 minutos por 1 a 0

En el segundo tiempo, el Superclásico ya se jugaba cuando cayó la noche y con mucha más temperatura en el campo de juego, debido a como se trataban, no se notaba tanto el armado de jugada sino las faltas innecesarias y algunas jugadas para para tomar respiro. Destacando las infracciones que se cometían, en polémica quedó y quedara la que el árbitro Pitana le cobro a Cardona, la cual terminó en expulsión del mismo. Y es así como la balanza se ponía en equilibrio en cuanto a cantidad de jugadores por lado.  

Lo cual lo impulsó a River para seguir atacando y probar oportunidades, como lo hizo con su jugador Leonardo Ponzio, quien a la carrera probó desde afuera del área un disparo cruzado que se terminaría por meter al fondo de la red ya que el arquero Xeneize, Rossi, no logró tapar dicho tiro y de esa forma el elenco conducido por Gallardo empató parcialmente el encuentro (1-1).

Pero Boca no se quedó con los brazos y reaccionó para que no se le escapara una victoria durísima, para eso atacó trabajando los espacios libres que su oponente le dejaba, lo cual aprovecharon, y fue Pablo Pérez quien hechó un centro al habilitado Nahitan Nández, quien le pegó como venía al balón para de esa forma mandar al fondo de la red y gritar el 2 a 1 final del partido. De esta manera Boca Juniors mantiene su liderazgo perfecto con 24 puntos en la Superliga Argentina.