Resumen Independiente VAVEL: Leandro Fernández

Su llegada ilusionó a muchos, pero quedaba la duda de si tendría suficientes minutos para mostrarse, ya que Independiente cuenta con muchos delanteros y Mauricio Pellegrino se caracterizaba por preferir mediapuntas que lleguen sobre atacantes de área.

Resumen Independiente VAVEL: Leandro Fernández
Leandro Fernández.

Se perdió la primera fecha por arrastrar una suspensión. En aquel debut del Rojo ante Belgrano, el delantero titular fue Juan Lucero. Luego, en Mendoza ante su ex equipo Godoy Cruz, el titular fue Germán Denis. Ese día se produjo el estreno de Leandro Fernández con la camiseta de Independiente, pero tras apenas unos buenos movimientos, el goleador de 25 años vio la roja por dos duras entradas.

Reapareció en el clásico ante Racing para acompañar a Denis en el ataque, ya que Diego Vera seguía afuera del once por lesión. No tuvo un gran partido: se lo vio apurado y nervioso. Sin embargo, sobre el final abrió el marcador demostrando su buena lectura para jugar con espacios.

Fue titular en El Monumental y a su actuación –como la de todo el equipo- le faltó algo. Luego se recuperó Vera, y debió esperar para sumar minutos. A base de esfuerzo y también ayudado por un el flojo nivel de Denis, el ex Godoy Cruz volvió a ganar minutos. Se lo vio comprometido con la idea de Pellegrino para presionar a las defensas rivales, y por momentos fue sacrificado al ser ubicado en la banda derecha.

Su mejor actuación se dio ante Vélez en Liniers, sólo en el ataque, con libertad para moverse, capacidad para asociarse con los volantes y siempre dispuesto a hacer gala de su peligrosa pegada. Ese día, asistió a Rigoni para el 2-0. Una semana más tarde, su nivel fue aceptable ante Racing pero el gol se le negó. Volvería a convertir por Copa Argentina ante San Telmo –también asistió a Aquino- y allí comenzó una buena racha: marcó sobre la hora para el 3-3 ante Gimnasia y abrió el partido con un golazo ante Arsenal de Sarandí.

Guapo, rápido y con buen manejo de ambos perfiles, a veces deja la sensación de que debe serenarse. Pensar un segundo más antes de decidir. Pero cuando le sale, demuestra que en realidad esa es su virtud. Ese apuro también lo lleva a generar peligro con mucha facilidad. Será cuestión de seguir trabajando para ganar minutos y poder demostrar sus buenas condiciones. Hasta el momento, lleva marcados 4 goles en 11 partidos y es junto a Rigoni el goleador del semestre.