Debate VAVEL: El torneo de Independiente

La sección de Independiente de VAVEL.com debate sobre el funcionamiento del equipo en el Torneo de Transición 2016 y, sobre la llegada de un nuevo entrenador: Gabriel Milito. No peleó el título hasta las últimas fechas ¿Fracaso?, con Gaby ¿Se verá un nuevo equipo?

Debate VAVEL: El torneo de Independiente
Foto: Tyc Sports

En el arranque del torneo Independiente tenía un objetivo claro y quedó muy lejos de conseguirlo, desde los resultados y lo futbolístico. Con los demás grandes apuntándole a la Copa Libertadores, el Rojo era el principal favorito para quedarse con el título, pero nunca dio la sensación de ser un candidato serio, no respondió en los partidos claves y dejó escapar muchos puntos importantes. Esto desencadeno la ida anticipada de Mauricio Pellegrino, por la falta de resultados pero aún más por el bajo nivel que el equipo mostraba en el campo de juego.

Durante todo el torneo, nunca se comprendió a qué jugaba realmente el equipo, no tenía un patrón de juego que lo identificara. Hoy el torneo ya finalizó e Independiente quedó tercero con 27 puntos. La presencia de Gabriel Milito al frente del plantel para el próximo torneo es una realidad que ilusiona a todo el mundo rojo, que espera finalmente, después de años duros desde lo deportivo e institucional, poder festejar un título lo más pronto posible.

Para analizar y debatir sobre el papel que tuvo el Rey de Copas en el campeonato, tenemos la palabra autorizada de varios expertos de Independiente. Los miembros de la sección del equipo rojo de VAVEL nos dan un punto de vista más que detallado. ¿Decepción? El equipo o el DT ¿No estuvieron a la altura de las circunstancias?

Osvaldo Sosa, coordinador de Independiente VAVEL:

“Falló en las importantes”

El arranque del torneo para Independiente lo encontraba con un único objetivo: campeonar. Con los demás clubes grandes abocados a la Copa Libertadores, y uno de los planteles más ricos: Germán Denis, Cristian Rodríguez, Jesús Méndez, entre otros, el Rojo contaba con todo a su merced. El camino estuvo llenó de piedras, pero hubo algunas que no se lograron sacar del zapato, el entrenador, Mauricio Pellegrino, no supo buscarle la solución los partidos claves, para dar ese “salto” y afirmarse como serio candidato. El margen de error se iba achicando, y sin nada por jugar, el entrenador dejó su puesto.

Las esperanzas están depositadas en el trabajo que realizará un hijo prodigio de la casa: Gabriel Milito, que vuelve al club para calzarse el traje de Director técnico. Una buena pretemporada y una idea de juego, pueden llegar a ser una de las soluciones que necesita la institución de Avellaneda.

Lourdes Peralta, redactora de Independiente VAVEL:

“Estaba para más”

Independiente inició el año con un claro objetivo: conseguir el título. Sin embargo, la realidad demuestra que las cosas no se dieron como se esperaban.

En primer lugar, el equipo no logró plasmar el juego del semestre pasado. O pensándolo bien, estuvo cerca. ¿Cuándo? En las dos últimas fechas, cuando Mauricio Pellegrino ya había dejado su cargo y el grupo estaba al mando de Fernando Berón.

Por otro lado, la llegada de Germán Denis no funcionó como estaba previsto. El delantero no estuvo en su plenitud futbolística ni física, sumado a que muchas veces quedaba muy aislado dentro de la cancha. Además, si bien se ganaron partidos, en los más importantes, cuando las chances de pelear el torneo eran concretas, el equipo de Pellegrino no supo estar a la altura.

Ahora deberán enfocarse en lograr algo el próximo semestre, ya al mando de Gabriel Milito.  Sea torneo local, Copa Sudamericana o Copa Argentina, está claro que los de Avellaneda necesitan ganar algo.

Martín Garrone, redactor Independiente VAVEL:  

“No existió un patrón de juego”

Independiente tiene un gran plantel, una delantera que cualquier equipo del país quisiera tener (Vera, Fernández, Denis y Albertengo –lesionado estos 4 meses-). La defensa tiene a dos jugadores que pueden jugar en el seleccionado argentino (Cuesta y Tagliafico). Incorporó a un arquero (Campaña) que se ganó el puesto y brindó seguridad. Pero tiene un mediocampo que nunca logró establecerse con claridad y firmeza: Torito Rodríguez volvió de su lesión con un nivel más bajo. Ortíz nunca jugó cómodo ni sobresalió. Méndez desaparecido y sin lucidez. Benítez sufrió anímica y futbolísticamente su frustrada transferencia a Europa. Rigoni fue el único que jugó con regularidad y aportó.        

Fue difícil entonces la generación de juego en ataque y la buena función defensiva. El medio fue el principal tendón de Aquiles que sufrió, junto al entrenador que no supo cómo levantar al equipo. La llegada de Gabriel Milito podrá hacerlo. Conoce al club, respeta y reproduce la idea de juego que siempre tuvo Independiente. Además, podrá influir en el próximo mercado de pases para conseguir jugadores de su gusto, aceitar su idea y  arrancar así con el pie derecho.