El sueño 'tiburón' se hizo presente en tierras nariñenses
Foto: Didier Cano

Los octavos de final de la Copa Águila 2016 llegaron a la capital nariñense. El local, Deportivo Pasto, quien ganó el partido de ida por 2-1 en la ciudad de Barranquilla, demostró en la arenosa un juego de táctica, inteligencia y decisión, y seguramente intentaría repetirlo, esta vez con su gente, en su estadio y con todas las esperanzas de la clasificación. Así mismo, Atlético Junior, aún con la reciente inclusión de Giovanni Hernández como DT, buscaba con una nómina conocida y bastante competitiva, no sólo un gol que empatara la serie, sino también un segundo que le ayudará a seguir de largo en su camino por la clasificación; por supuesto, el conjunto tiburón contaba con dos factores claves en contra: su ajenidad con la ciudad donde se desarrollaba el partido y el poco margen de error en defensa, pues un gol del Pasto, lo alejaba cada vez más del sueño copero.

Arsenal nariñense

Foto: Twitter/ @SC_ ESPN
Foto: Twitter/ @SC_ ESPN

El encuentro que se desarrolló con el frío característico de Pasto, pero con el calor humano del Estadio La Libertad, provocó que el Deportivo Pasto al inició del primer tiempo (y hasta los primeros 20 minutos) se contagiará de la pasión y el buen fútbol. El equipo nariñense se mostró bastante decisivo en sus transiciones de defensa a ataque, cuidando de manera muy intensiva la ventaja que tenía en el marcador global. Como protagonista prevaleció el mediocampista Johan Arango, quien con coraje y entrega, corría por todas las zonas del campo, contagiando no solo sus ganas de triunfar, sino el buen fútbol a todo el cuadro pastuso.

Llegando a los 25 minutos del encuentro, Atlético Junior reaccionó y recordó que se encontraba por debajo en el marcador. Jugadores como Edison Toloza y James Sánchez fueron sobresalientes para que el conjunto tiburón intentará mostrar un fútbol mucho más ofensivo, al demostrado en la parte inicial. Igualmente, el portero del Junior, José Luis Chunga se mostró atento a los contragolpes del Deportivo Pasto, manteniendo las esperanzas del conjunto barranquillero, en su sueño por repetir el título de Copa Águila, conseguido en el 2015.

La primera mitad terminó con varios roces en la mitad del campo; ambos equipos mostrando actitud ganadora, sin ideas claras en la portería contraria. Así mismo, sin duda alguna y para desgracia del equipo nariñense, la noticia de los primeros 45 minutos fue la terrible lesión del portero Jonathan Deniz del Deportivo Pasto. El guardameta tuvo que ser sustituido por su homónimo Luis Estacio, al parecer por una fractura de peroné, provocada después de un duro choque contra Edison Toloza, quien vería el tarjetón amarillo después de la acción.

La esperanza es lo último que se pierde...

Foto: Twitter/ @Locura_Junior
Foto: Twitter/ @Locura_Junior

Para el segundo tiempo el partido se vio bastante equilibrado de uno y otro lado. Deportivo Pasto, nuevamente con Arango y ahora mucho más incluyente Óscar Briceño, intentaba aprovechar los contragolpes que le quedaban al equipo nariñense; mientras que el Junior controlaba el balón con jugadores como Nárvaez y Sánchez, a quien Luis Estacio negó el grito gol, después de una triple atajada al minuto 56. Pero... el tiburón se acercó cada vez más, hasta que en el minuto 68, Edison Toloza, aprovechando una mala salida de Estacio, marcó el gol del empate para el Atlético Junior, ese que renovó de fuerzas las líneas del Junior para, ¿por qué no?, remontar el marcador global de la llave 6.

El resto del segundo tiempo fue totalmente de trámite, con Deportivo Pasto intentando hacer valer la localía y Junior totalmente comprometido a su zona defensiva y media, sin desaprovechar las ocasiones que llegaban en los pies de sus delanteros. Finalmente los 90 minutos terminaron y debido al empate de dos goles en el marcador global, la clasificación se definiría desde el punto blanco. ¡La tan odiada tanda de penales, fue inevitable!

El sueño rojiblanco se hizo realidad

Los escogidos por equipo para cobrar los penales fueron:

Por parte del Deportivo Pasto: Arango, Cabrera, Rivera, Cordoba, Briceño y Ceballos.

Por parte del Atlético Junior: Sánchez, Narváez, Pérez, Domínguez, Toloza y Escalante.

Foto: Win Sports
Foto: Win Sports

Iniciaría pateando el conjunto nariñense, con la ilusión en los pies de Johan Arango... el jugador no defraudó. Enseguida cobró Sánchez por parte del Junior, poniendo las cosas uno por uno en el marcador. Cabrera, Rivera y Cordoba, por parte del Pasto, harían su trabajo; al igual que Narváez y Pérez para el Junior.

Todo empezó a complicarse cuando en el cuarto cobro del cuadro tiburón, Luis Estacio controló el disparo de Domínguez, poniendo al cuadro de Giovanni Hernández por debajo en el marcador. Afortunadamente para el equipo barranquillero, Óscar Briceño desperdició su tiro; oportunidad que aprovechó Edison Toloza para cumplir con su cometido y poner en tablas la tanda de penales.

El sexto cobro fue el decisivo para la clasificación. Después del fallo de Ceballos, Escalante infló las redes del arco de Estacio y llenó del grito de gol el alma del onceno barranquillero y las gargantas de toda la hinchada rojiblanca. Con un resultado de 5-4 en la definición de penales, ¡Junior se instaló en los cuartos de final de la Copa Águila 2016!

Coming soon: Tiburones y Poderosos

El Junior de Barranquilla jugará los cuartos de final de la Copa Águila contra el Deportivo Independiente Medellín, quien derrotó por cinco goles a uno al Valledupar Fútbol Club, en el global de la llave 2. Sin duda alguna, será uno de las eliminatorias más apasionantes y esperadas de la temporada en Colombia.

VAVEL Logo