Fiesta, carnaval y bailoteo en el Metro con
Teófilo Gutiérrez
Foto: Teófilo Gutiérrez (Instagram)

De fiesta y carnaval lucía el 'Metro', vestido de rojiblanco con más de 33.000 hinchas alentando a su equipo en el que sería su último juego en casa en cuanto a cuadrangular se refiere, desde muy temprano se sentía la alegría y expectativa de lo que sucedería en dicho encuentro, sin embargo, los tiburones saltaron al campo de juego con todas las ganas y empujados por su hinchada, con el propósito de dejar todo en el terreno para mantener el liderato del grupo A y estar cada vez más cerca de la final con la que sueña la banda del tiburón.  

Una vez más se vio sincronía y el juego hilado que caracteriza a la escuadra dirigida por Julio Comesaña, que al compás de los bombos y platillos de la tribuna se acercaban al  arco salvaguardado por Juan Camilo Chaverra con opciones de gol muy peligrosas pero que si no eran desviadas por el portero, pasaban muy cercanas al travesaño tal como el penalti errado por Sebastián Viera en la primera mitad del compromiso;

Dentro de toda esa dinámica de juego había un hombre que resaltaba, el socio de todos, luchador inalcanzable que desde la referencia del área chica corría al centro del campo en busca del esférico para proponer y disponer de sus habilidosas jugadas e inteligencia futbolera, si bien es cierto la experiencia no se improvisa y ese es el caso de Teófilo Antonio Gutiérrez Roncancio, quien tuvo una noche soñada, pues a eso del minuto 73 tras un cobró desde el tiro de esquina Edwin Cetré recibió una pelota que había sido rechazada por un defensa del equipo motilón y cuando se dispuso a enviarla hacia el arco de Chaverra, el balón chocó contra la mano extendida de Alexis Hinestroza, por lo que el juez pitó penalti que fue cobrado por el que ratificaría ser el jugador del partido, ‘Don Teo’, pues con un zapatazo envió la pelota al fondo de la red haciendo vibrar de euforia a toda la afición tiburona con la cual celebró la anotación armando un bailoteo, pues ahora son más líderes que nunca y con ese resultado dejaron a los cucuteños sin posibilidades en esta edición del torneo.

Con esta anotación el artillero rojiblanco suma su gol número 85 en 222 juegos con la piel de Junior de Barranquilla, el equipo de sus amores y demuestra una vez más el buen momento que está viviendo en el fútbol colombiano, pero además este tanto lo convierte en el segundo goleador histórico de Junior, luego de Iván René Valenciano.

Ahora los barranquilleros deberán luchar en su visita a Deportes Tolima en el Manuel Murillo Toro de Ibagué, para la que será la sexta y última fecha de cuadrangulares, duelo con aroma a final, ya que, ambos tienen posibilidades de clasificarse a la gran final, pues tienen 10 y 8 puntos, respectivamente, es decir, que la serie está abierta, pues ambos son equipos con excelentes campañas y un juego colectivo que hace lucir el balompié colombiano.

VAVEL Logo