Santa Fe desentonó por su afónico rugido
Foto: Dimayor

Independiente Santa Fe jugó su primer partido por cuartos de final de la Liga BetPlay frente al Deportivo Pasto, se fue con una derrota 1-0 del Estadio Departamental Libertad. Al equipo cardenal le costó y sufrió más de lo debido en este partido, al inicio hubo pequeños chispazos pero no tuvo el efecto a largo plazo, junto al árbitro que fue protagonista negativo del juego por su mal arbitraje.

En esta ocasión no se hablará de un jugador destacado en Independiente Santa Fe, porque no lo hubo, el rendimiento del equipo sobretodo en la zona defensiva no fue sólido ni ordenado durante el juego. Las virtudes conocidas de los albirrojos como la pelota quieta, la rapidez en ataque y la solidez defensiva fueron desarmadas totalmente por el Deportivo Pasto que aunque sin tener un partido brillante fue inteligente y ordenado a la hora de atacar, debilitó al equipo capitalino llevándolo a cometer errores y  así  desde temprano el local abrió el marcador a su favor. 

Fue al minuto 16’ que llegaría el primero y el único tanto del partido, en un error defensivo santafereño, el Pasto comenzó a tejer la jugada que Santa Fe no supo contener, finalmente llegó un pase filtrado para Jeison Medina donde Fainer Torijano se quedó corto a la hora de defender, se enredó y no supo ir al cara a cara con el jugador, Leandro Castellanos también salió pero poco debilitó el remate de Medina que terminó en gol para Deportivo Pasto. Santa Fe logró mantenerse con un gol en contra hasta el final, pero no generó nada de peligro para el local excepto por un remate de Mauricio Gómez que paso cerca al palo izquierdo y más tarde un cabezazo de Daniel Giraldo que atajo el arquero Luis Delgado en la segunda parte del partido. El marcador pudo ser más amplio pero Leandro Castellanos no permitió más goles en su arco.

Se podría culpar a Jhon  Hinestroza por su mal arbitraje, por cortar el partido constantemente, por sacar amarillas deliberadamente para los dos equipos y una roja para Carlos Arboleda de la cual se tuvo que retractar con la ayuda del VAR que lo obligó a revisar la jugada de nuevo, pero en realidad Santa Fe perdía la pelota, no recuperaba, no atacaba, Jorge Ramos fue uno de los más desaparecidos en el campo por la nula creación que hubo en el mediocampo.

Se habla de que a jugadores como Jonathan Herrera les pasó factura haber jugado contra el América en Copa, que el equipo no tuvo el tiempo suficiente para recuperarse y enfrentar esta llave de cuartos, pero ese mismo Pasto fue el que enfrentaron en la fecha 17 del todos contra todos, también los complicó pero  finalmente lograron rescatar el empate por medio de Luis Manuel Seijas, Harold Rivera aun no halla la fórmula para debilitarlos.

En finales se sabe de qué están hechos los equipos y Santa Fe tendrá un segundo juego este próximo domingo para demostrar de qué está hecho, para que vuelva a mostrar la solidez y el buen ataque, ese  que Harold Rivera siempre ha implementado en su esquema y los jugadores han entendido, tienen la mínima diferencia en contra, estarán en casa y en casa es donde tendrán que demostrar la jerarquía para voltear la serie y llevarse la llave.

VAVEL Logo