Hernán Torres: "Cuando uno no puede ganar es mejor no perder"
Foto: Dimayor

El Deportes Tolima tuvo un importante tropiezo ante un difícil Envigado poniendo en entredicho su clasificación a las instancias definitivas de la Liga BetPlay 2021-I.  El vinotinto y oro necesitaba la victoria para afrontar los encuentros restantes, ante rivales de mayor jerarquía e historial de una manera más cómoda.

En rueda de prensa celebrada después del encuentro en la ciudad de Envigado, comparecieron el técnico Hernán Torres y el capitán Julián Quiñones, quienes dieron sus impresiones acerca de los 90 minutos jugados, el controvertido esquema táctico con tres jugadores en el fondo y lo que se viene de cara a la recta final de la fase clasificatoria.

Sobre el planteamiento del partido

El técnico Torres manifestó su conformidad general con las órdenes dadas para el desarrollo del juego en cuanto al esquema defensivo, al decir que “No hubo ningún desordenamiento táctico que nos costara algún peligro de gol”; siendo esta apreciación complementada por Quiñones cuando expresó con respecto a la actitud ofensiva que “Jugamos casi todo el partido dentro del terreno de ellos… No tuvieron ninguna opción clara de gol”. No obstante, también recordó su descontento cuando dijo sobre la generación de oportunidades de gol: “Nosotros [tuvimos] dos o tres que lastimosamente no las pudimos concretar”.

Con respecto a la línea de tres en el fondo, de manera enfática, Torres defendió el carácter global de su implantación en la cancha expresando que “Ese módulo no quiere decir que nos vamos a defender o que nos vamos a meter atrás... Teníamos profundidad por las bandas, teníamos profundidad con delanteros, teníamos profundidad con Nieto que salía a acompañar a Campaz en la mitad como 10. Sumábamos gente en ataque. Esto no es para defender ni para meternos atrás. Y aparte da seguridad atrás... mantenemos el cero”.

Referente a la resistencia interpuesta por Envigado ante los embates sostenidos a lo largo del partido, tanto el técnico Torres, como el capitán Quiñones estuvieron de acuerdo en la calidad del rival, encontrando dentro de su análisis que la dificultad para doblegarlo consistió principalmente, según el concepto del técnico tolimense en que “todo equipo que estrena técnico bota la puerta por la ventana"; refiriéndose con ello a que la llegada de un nuevo entrenador infunde brío en los jugadores que se esfuerzan por impresionar de manera inmediata.

La síntesis de lo sucedido en el campo de juego, fue dada por Julián Quiñones al manifestar que de parte del Deportes Tolima “No hubo mucha fluidez en el primer tiempo. No encontrábamos la asociación de la mitad hacia adelante. Con algunas variantes el equipo mejoró, tuvimos la llegada clara de gol y fuimos más incisivos en el segundo tiempo”. Pero por otro lado, el técnico Torres en un ejercicio de autocrítica demostró desazón: “Mejoramos, pero no como queremos y como está acostumbrado el Tolima, a tener opciones claras de gol”, concretando sobre la falta de gol, que se está convirtiendo en un tema álgido más allá del propio esquema: “Tuvimos dos o tres opciones claras de gol. No concretamos, pero ese es el fútbol”.

Contrario a la aprobación del funcionamiento del equipo, Torres con amargura aceptó no estar del todo contento con el resultado del encuentro: “Yo quería venir por los tres puntos, pero en el fútbol cuando usted no puede ganar, [entonces, mejor] no perder”. Dentro de su análisis, la falla primordial del equipo reside en la imposibilidad de subir tantos a la pizarra.

El panorama a pesar de ser algo sombrío, deja varios puntos a tener en cuenta y que pueden ser determinantes a la hora de vislumbrar la clasificación:

  1. La jerarquía a la que apela el plantel ante rivales de renombre, hecho demostrado durante los últimos campeonatos. Quiñones expresa que “Si queremos clasificar, y estamos pensando en el objetivo de ser campeones hay que ganarle a ese tipo de rivales [Nacional, Millonarios y América].
  2. La llegada del gol. Tal cual como manifiesta Quiñones, “Podemos tener más fluidez en el frente de ataque”. Más allá de las ausencias de Caicedo y Plata, el pijao trabaja constantemente en labores ofensivas. Estas en algún momento darán réditos.
  3. La capacidad física del equipo y la superación de bajones anímicos. Finaliza la rueda de prensa el capitán Quiñones diciendo que “A medida que se va llegando a estás etapas del torneo, la exigencia es muchísimo aún más, pero hemos trabajado para eso y tenemos todo para clasificar”. El Deportes Tolima ya cuenta con la suficiente experiencia para saber cuándo hay que entregarlo todo en la cancha. Sus rivales lo saben muy bien. Nacional, ya ha sido víctima del equipo de Ibagué. Y Millonarios y América aún no se consolidan, son presas de sus propios altibajos.
VAVEL Logo