Deportivo Cali y una derrota amarga ante Bucaramanga
Foto: Deportivo Cali

El ambiente en Palmaseca era perfecto, volvía el público a las tribunas; el Deportivo Cali venía de conseguir cuatro puntos importantes y el rival en el papel se veía accesible para conseguir una nueva victoria. Así arrancaron a las 18:05 los azucareros recibiendo la visita del Atlético Bucaramanga con el arbitraje de Wilmar Roldán. El equipo caleño arrancaba con todo lo que tenía, mostrando mucha actitud y empujado por su hinchas, tanto fue ese empuje que rápidamente abriría el marcador, a los 10 minutos Gastón Rodríguez sufría una falta dentro del área y Roldán decretaba penalti a favor del Cali, penalti que cambió por gol el delantero Harold Preciado.

El ex jugador del Shenzhen que dejó varias ofertas del fútbol extranjero para venir al equipo de sus amores, convertía después de 4 años, 8 meses y 26 días (1.729 días) con el Deportivo Cali, todo era jubilo y alegría en el estadio, la gente en las tribunas disfrutaba del primer gol de Harold Preciado.

La alegría quedó opacada un poco después, tan solo duró 15 minutos porque Andrés Sarmiento, tras asistencia de Juan Pablo Zuluaga, ejecutaba un contragolpe prácticamente perfecto para que el Bucaramanga empatara el partido. El equipo de Alfredo Arias quedó mal parado en una salida y el regreso a campo propio fue muy desordenado.

Ahí no acabó todo, porque dos minutos después, el Cali se volvía a equivocar en salida y el leopardo no perdonaba, Sherman Cárdenas marcaba el segundo gol tras una distracción del delantero del Bucaramanga sobre Guillermo De Amores al cual le pasó el balón por el medio de sus piernas.

Fueron minutos fatídicos para el equipo verdiblanco. Desde ese momento no encontró reacción alguna, Michael Ortega pasaba desapercibido en el campo y el único que intentaba hacer algo con el balón en sus pies era John Vásquez, pero sin resultado exitoso.

Segundo tiempo de un Cali sin ideas

El profesor Alfredo Arias se dio cuenta de la poca gravitación de Michael Ortega en el mediocampo y salió sustituido por Yeison Tolosa, mismo caso que Jhojan Valencia que tuvo un bajo primer tiempo y salió sustituido por Carlos Robles.

Los cambios surtieron poco efecto, el mediocampo azucarero se vio más desordenado que de costumbre y Carlos Robles no fue la excepción. El equipo ya tenía problemas de generación, tan grandes que Harold Preciado tuvo que bajar varias veces a buscar el balón al centro del campo.

El uruguayo Gastón Rodríguez era el más claro del equipo. Su figura creció con la salida de Michael Ortega porque pudo actuar en la posición que lo hace habitualmente y generó más peligro, pero sin un acompañante claro para conseguir un posible empate. El Deportivo Cali se limitó a solo enviar centros que los defensores centrales de Bucaramanga rechazaban para hacerse más figuras.

Las malas noticias no terminaban de llegar, Juan Camilo Angulo tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado tras una fuerte entrada en su tobillo, dejó serias dudas y deberá someterse a algunos exámenes para esperar que no sea nada grave y poder estar en el siguiente partido.

De esa manera, un Cali agotado y sin ideas sufría su primera derrota del torneo dejando varias duda e incógnitas, de nueve puntos posibles solo ha conseguido cuatro y lo más curioso es que perdió contra el equipo que en el ‘papel’ era el más ganable.        

VAVEL Logo