Iván Martínez: "El reto para el año que viene es recuperar la ilusión de la afición"
Iván Martínez, capitán del CB Valladolid, hace balance de la temporada. (Imagen: Alberto Blanco Paredes).

Iván Martínez estuvo hace dos años más cerca de la retirada que de continuar dedicándose al baloncesto a nivel profesional. Hoy en día es el capitán del equipo de su ciudad, que ha disputado la Liga Endesa, máxima competición del baloncesto español. Aunque esta participación ha sido la peor posible, pocos podían pensar por aquel entones que el joven canterano pucelano se sentaría delante de los medios de comunicación para hacer balance de la temporada 2013/2014.

El vallisoletano insistió en una idea que ya repitió en una comparecencia de hace varios meses. “No se puede poner en duda la profesionalidad de esta plantilla, que ha trabajado todos los días desde septiembre, incluso más horas de las que se nos planteó en un principio”. Sin embargo, pone un pero al rendimiento del equipo. “No hemos estado a la altura en determinados partidos, bajando los brazos demasiado pronto”. Sin perjuicio de ello, Martínez sí que cree que el conjunto morado “ha competido al máximo de sus posibilidades”. El capitán tuvo palabras de agradecimiento hacia el cuerpo técnico liderado por Ricard Casas, "porque han hecho un esfuerzo sobrehumano y se ha visto una gran progresión individual en algunos jugadores".

El lado más amargo de la campaña ha sido para Iván la progresiva marcha de aficionados de Pisuerga. “Es normal, no hemos hecho las cosas como para ampliar público”, reconoció. Agradeció a los que les habían apoyado hasta el final, aunque no hubieran sido muchos, y se impuso un reto personal de cara al año que viene. “Hay que recuperar la ilusión de la afición, porque se lo merecen”.

Reconocimiento a la gestión directiva

Pese a todas las calamidades sufridas en forma de marchas de jugadores, a las palizas sufridas en numerosos partidos, al desastroso juego del equipo en la mayor parte de los encuentros y a los problemas económicos arrastrados por la entidad que se han cebado sobre todo con la plantilla, Iván Martínez cree que ha merecido la pena. “Se ha conseguido que hubiera baloncesto un año más en Valladolid y tal vez cuando pasen los años si esto sigue se recordará este año como aquel en el que se hicieron las cosas bien y se posibilitó esa continuidad”.

El capitán morado cree que la directiva encabezada por Juan Vela ha hecho un buen trabajo con la contención del gasto, “no tomando decisiones alocadas en forma de fichajes estrella”, si bien los malos resultados deportivos han ocasionado que esa buena labor “de puertas para adentro” no sea conocida por la ciudad.

(Video: CB Valladolid).

Precisamente debido a esa gestión, Martínez opina que el verano 2014 será más tranquilo que el de 2013, recordado como el más negro de la historia del club. Entonces se tomó la disparatada medida de alargar la decisión sobre la salida en ACB hasta principios de septiembre, lamentada por todos los estamentos de la entidad, excepto por los que la tomaron en la sombra desde el Ayuntamiento de Valladolid. El capitán cree que es primordial no cometer el mismo error. “En cuanto se sepa en qué categoría va a jugar el equipo, hay que trabajar desde ya en la construcción del equipo”.

Mensaje optimista de cara al futuro

En relación a este punto, el canterano no cree que se deba renunciar a la posibilidad de salir en ACB, pese a haber descendido deportivamente a LEB. “Yo prefiero jugar en ACB, por los jugadores a los que te enfrentas y las ciudades que visitas, pero si hay que jugar en LEB, es una competición que conozco y me gusta”.

A mediados de junio es cuando previsiblemente se conocerá definitivamente esa circunstancia, aunque las informaciones que llegan desde Andorra y Burgos –los dos equipos que han logrado el ascenso–, especialmente desde la ciudad pirenaica, dejan poca cabida al sueño ACB del club morado.

Sin embargo, Iván Martínez tiene muy claro que, de ser la LEB el destino del principal club de baloncesto de la ciudad del Pisuerga, “tarde o temprano" volverán a su sitio. En un bonito gesto, el capitán hizo extensible ese deseo a los equipos de fútbol y balonmano masculinos, también descendidos en una temporada absolutamente aciaga para el deporte vallisoletano.

Sin embargo, esta debacle ha tenido su contrapartida positiva, como también se encargó de recordar Iván, con los dos equipos de rugby –que disputarán la final de liga el próximo domingo–, el balonmano femenino y el UVA de baloncesto, cuyo primer equipo masculino ha ascendido a LEB Plata. “Todos ellos han demostrado que con humildad y trabajo es posible conseguir resultados”. ¿Un mensaje dirigido a la directiva de que el CB Valladolid ha de volver a apostar por la cantera?

VAVEL Logo