Gordon Hayward firma cuatro años con Boston Celtics
El alero Gordon Hayward, nuevo jugador de Boston Celtics. | Foto: NBA

Gordon Hayward firma cuatro años con Boston Celtics

Prometedor reencuentro con Brad Stevens, su entrenador en la NCAA con la universidad de Butler.

bloqueo15
Marcos López Aragón

Martes frenético en los despachos de muchas franquicias de la NBA. Tan solo cuatro días han transcurrido tras la apertura del mercado de agencia libre y tanto las ofertas como los nuevos contratos, casi todos ellos con cifras mareantes merced al nuevo tope salarial establecido para la configuración de las plantillas (99 millones de dólares por equipo). Pero sin duda el día estuvo marcado primero por la indecisión de Gordon Hayward (23/03/1990), que mantuvo en vilo a más de un mánager general y, principalmente, al presidente de Utah Jazz, su equipo hasta esta pasada madrugada.

Aunque al final no ha habido sorpresas, ya que los rumores se terminaban confirmando y el alero (2,03 m) de Indianápolis rubricaba un contrato por cuatro años y 128 millones de dólares con Boston Celtics. Un buen movimiento de Danny Ainge, actual mánager general y presidente de operaciones de baloncesto de los orgullosos verdes, la franquicia más laureada en la historia de la NBA con 17 anillos de campeón. En el Boston Garden, Hayward se reencontrará con Brad Stevens, quien fue su entrenador en la universidad de Butler. Juntos llegaron a la final de la NCAA en el año 2010, cediendo únicamente ante la poderosa Duke de Mike Krzyzewski en una historia casi de cuento de hadas para una pequeña universidad que no contaba en ningún pronóstico. Hayward era el líder de aquel equipo. Dueño de un ética de trabajo espectacular, encontró en Utah Jazz el lugar idóneo para embarcarse en un proyecto de mejora continua que le ha convertido en el completo jugador que es hoy, codiciado por los mejores equipos en busca del anillo. Allí tuvo también la confianza para crecer y sentirse valorado, ya que firmó un buen contrato de cuatro años y 63 millones de dólares en el verano de 2014.

Con este movimiento los Celtics se refuerzan en una posición estratégica y, de la mano nuevamente de su jugador franquicia, Isaiah Thomas, presentarán su candidatura como alternativa de peso frente a los Cleveland Cavaliers de Lebron James y Kyrie Irving, que recientemente han incorporado a sus filas al base español José Manuel Calderón. La llegada de Gordon Hayward al Boston Garden supone también una buena noticia para la propia NBA, dado el cada vez mayor desequilibrio de fuerzas entre la Conferencia Oeste, donde se encuentran la mayor parte de los grandes jugadores de la liga, y la Conferencia Este. De esta manera, Hayward ha tomado una decisión contraria a lo usual en estos tiempos en cuanto a la fuga de talentos rumbo al Oeste.

Al margen de esta operación también hubo otros movimientos esta pasada madrugada como el que lleva al deseado Jamal Crawford a Atlanta Hawks en un traspaso que deja a Gallinari en Los Ángeles Clippers (65 millones de dólares por tres años), Patterson firmó con Oklahoma City Thunder (16,4 millones por tres años), George Hill y Zach Randolph con Sacramento Kings (57 millones por tres años y 24 millones por dos años respectivamente) y Omri Casspi con los vigentes campeones, Golden State Warriors (un año).

Los Celtics ganan versatilidad en ataque y dureza en defensa con la adquisición de Gordon Hayward (Fuente: NBA).

VAVEL Logo