Los Raptors tienen la primera plaza prácticamente asegurada

Nadie esperaba mucho de los Toronto Raptors esta temporada. En verano no habían ido a por ningún agente libre de relumbrón, se habían limitado a renovar a los jugadores que ya tenían (como Lowry o Ibaka) y de apuntalar un poco el banquillo con varias incorporaciones catalogadas como menores. Tampoco hicieron ningún traspaso como muchos pedían, para tratar de deshacerse de jugadores de su equipo y mejorar. Decían que este equipo había alcanzado su techo, y que necesitaban un cambio si querían subir un escalón más. 

Sin embargo esta temporada han demostrado que siguen siendo un grandísimo equipo, y que con su unidad de banquillo a pleno funcionamiento, son un equipo temible, y que pueden dar guerra en la postemporada. No es fácil quedar primero de tu conferencia, por mucho que sea la regular season y que la mayoría de la gente piense que los equipos no juegan tan fieros como posteriormente. Si finalmente lo consiguen, que ya están muy cerca, será la primera vez que los Raptors consigan este puesto en su historia.

Y es que primero hay que entender el funcionamiento de la franquicia. Mientras que otras franquicias lo tiran todo por la borda en un juego de obtener un anillo o estrellarse, ese no es el estilo de esta franquicia. Para esta franquicia es mucho más importante tener una base fiel, llenar el estadio, hacer playoffs todos los años, que sus aficionados se sientan orgullosos...

Aun así este año parecen haber dado con la tecla. Reforzaron el banquillo, y con ello sus victorias se han disparado enormemente. Tienen uno de los banquillos más productivos de la liga, y muchos de sus integrantes son jugadores clave, que acaban los partidos si están en racha, e incluso han metido algún que otro buzzer beater para ganar el partido. 

La pasada madrugada demostraron que son un equipo serio imponiéndose a los Celtics, sus perseguidores más directos. Eso sí, éstos jugaban sin Kyrie Irving, su gran estrella (sin tener en cuenta a Hayward que se ha perdido toda la temporada). Aún así, los Raptors necesitaban esta victoria. Con ella se quedan a una victoria de asegurar matemáticamente su clasificación actual. Necesitan el primer puesto. Siempre se les ha acusado (y en parte con razón) de no dar la talla en playoffs, de perder mucho, de jugárselo todo a aclarados para DeRozan... 

Este año, con esta victoria en la conferencia llegarán mucho más fuertes que nunca a la postemporada, y puede que con la moral al máximo, y con un equipo que se conoce a la perfección y que juega muy bien, gracias entre otras cosas a que Casey, su entrenador, ha sabido reinventarse. Puede que sea este año en el que se vean unos gran actuación de los Raptors en playoffs

VAVEL Logo