Los Warriors harán lo que sea por mantener el bloque

El dueño de la franquicia actualmente residente en Oakland lo confirmó en una entrevista justo después de convertirse en campeones.

Los Warriors harán lo que sea por mantener el bloque
Los propietarios de los Warriors celebran el título recientemente conseguido. | Foto: NBA.com/warrirors

Hacer lo máximo posible por mantener el bloque. Esa es la función que tendrán los Golden State Warriors a partir de ahora. Tras una temporada con altibajos en el juego, las dudas se disiparon en los playoffs: son el mejor equipo de la liga. Posiblemente, también sean uno de los mejores equipos de todos los tiempos. Además, han adelantado  a San Antonio Spurs, y ya están empatados con los Chicago Bulls de Michael Jordan en cuanto a número total de títulos. 

Es por ello, que la principal prioridad del equipo no puede ser otra que mantenerse. Mantener a este bloque que no es solamente un equipo, es ya una dinastía. Con tres anillos ganados de los últimos cuatro, y cuatro finales consecutivas, es obvio que el equipo ya es suficientemente bueno. Sin embargo, vientos recios de presupuestos amenazan con tambalear la embarcación. Hace no mucho Durant ya ha dicho que no estaba dispuesto a perdonar dinero esta vez. Ya se dejó un dinero importante para poder cuadrar las cuentas del equipo, y con su renovación de este año no parece que vaya a volver a ser así. A su vez, también es el primer año en el que Klay Thompson puede optar a una extensión de contrato. Su intención parece cara de seguir en los Warriors, pero tratará de conseguir el máximo dinero posible, por lo que muy probablemente se espere al año que viene para ser agente libre sin restricciones y entonces negociar con Warriors. Con Stephen Curry atado con un contrato máximo, la idea de Warriors es mantener al máximo número de jugadores posibles.

En esa línea irán, según confirmó esta semana Joe Lacob, el propietario de la franquicia. Parece ser que no tiene ningún inconveniente en pagar algo más en impuesto de lujo si eso implica poder mantener al bloque que le ha dado tantos éxitos a la franquicia que posee. 

"Las cosas buenas cuestan un poco más", comentaba Lacob. " Haremos todo lo posible para renovar a Klay y Draymond este verano. No podemos controlarlo todo, pero haremos lo máximo por conseguirlo".

Así que, verano entretenido en la franquicia californiana. Los dueños y directivos querrán mantener a sus estrellas a un precio lo más razonable posible, mientras que los jugadores querrán el dinero que creen merecer, y tendrán que decidir entre perdonar algo o abandonar el equipo que tanta fama y alegrías les ha dado.