El culebrón Kawhi Leonard llega a su fin

La salida de Leonard, de la que ha sido su casa desde que aterrizase en la liga, se hace oficial. Toronto Raptors ha sido el encargado de ofrecer un paquete lo suficientemente atractivo para sacar al alero de San Antonio. DeMar DeRozan, hasta ahora ídolo en Canadá, llevará sus habilidades a la otra costa de Norteamérica.

El culebrón Kawhi Leonard llega a su fin
Kawhi Leonard pone rumbo a Toronto. Foto: Nba.com

La margarita que llevaba deshojándose todo el verano se queda con el pétalo final que representa a los Toronto Raptors. Las conversaciones estaban muy adelantadas a falta de los flecos finales, los cuales ya se han personificado. Kawhi vuela a Canadá junto a Danny Green, mientras que DeRozan toma el camino inverso junto a Jakob Poeltl y una primera ronda protegida del Draft 2019, según apunta Adrian Wojnaroski de ESPN. Esta primera ronda será protegida entre el pick 1-20 y se convertiría en dos segundas rondas tras el primer año en caso de no ser utilizada.

Crónica de una muerte anunciada

Cuando todo apuntaba que San Antonio tenía en Leonard la pieza sobre la que edificar la era post-Duncan, un año prácticamente en blanco, a causa de una misteriosa lesión, y el deseo del jugador por jugar en Los Angeles provocaron que la idílica simbiosis Kawhi-Spurs, que comenzó a cimentarse cuando el jugador alzó el MVP de las finales de 2014, se abocase a un final anticipado. Así, tras mostrarse firmes con equipos como Los Angeles Lakers y Philadelphia 76ers, llegando a pedir paquetes de jugadores y rondas bastante exigentes, han sido los Toronto Raptors quienes han ofrecido un paquete del gusto de la directiva tejana, un All Star, un jugador jóven y prometedor y una primera ronda de Draft.

DeRozan, conferencia nueva, vida nueva

En cuanto a la otra parte afectada, el propio jugador se ha mostrado decepcionado con la franquicia a través de redes sociales ya que siempre había profesado fidelidad al equipo y a la ciudad. Sin embargo, el escolta tiene la oportunidad de ser entrenado por el, por muchos considerado, mejor entrenador de la liga, Greg Popovich, y además demostrar que puede mantener, junto a LaMarcus Aldridge, a los San Antonio Spurs en donde pertenecen, en la élite de un cada vez más salvaje Oeste. El jugador no ha parado de mejorar en los últimos años, y compartir vestuario y posición con Manu Ginobili no hará más que incrementar un conocimiento del juego que ya sufrió una fuerte evolución la pasada temporada.

Futuro incierto en Canadá

El traspaso, si se hubiese realizado el pasado año, hubiera sido un fantástico movimiento de la gerencia liderada por Masai Ujiri. Sin embargo, el dos veces mejor defensor de la NBA y otrora candidato a MVP apunta a ligar su futuro a otra franquicia (¿Lakers?) en la próxima agencia libre, lo que dejaría a los Raptors sin DeRozan, sin Leonard, sin Poetl, sin su primera elección del próximo Draft, y recibiendo a cambio de todo esto a un Danny Green que mantiene intactas sus capacidades defensivas, pero cuyo punto de mira difiere del que le llevó a ser considerado uno de los mejores 3+D de la liga.

El tiempo (y el físico de Leonard) dictará sentencia y será quien de verdad juzgue lo acertado que ha sido o no el movimiento por parte de Toronto Raptors. Por lo pronto, Kyle Lowry tiene un nuevo compañero de batallas para luchar por el trono que LeBron ha dejado vacante.