Anadolu Efes: el mejor equipo de Europa
Shane Larkin dirigiéndose a sus compañeros Micic, Singleton y Dunston | Foto: anadoluefessk.org

El 12 de marzo de 2020, la Euroliga se suspende temporal e indefinidamente a causa del Coronavirus. El deporte mundial estaba siendo golpeado de lleno por la pandemia de Covid-19, y el baloncesto europeo no sería una excepción. Incluida la liga turca, que fue una de las últimas en parar y que afectaba de manera directa, al que estaba siendo hasta el momento el mejor equipo de Europa, El Anadolu Efes.

No le quedó otra opción a la liga turca que parar, era la única solución posible y lógica. Tras disputar sus últimos partidos a puerta cerrada, y después de recibir un sinfín de críticas, el Ministerio de Deportes acordó con las federaciones de fútbol, baloncesto y volleyball que había que detener todas las competiciones.

Antes, la estrella del Anadolu Efes, Shane Larkin, ya había expresado sus críticas respecto a la situación: “No es lo suficientemente seguro” (jugar a puerta cerrada). Y después, tras su último partido ya sin público, su entrenador Ergin Ataman lanzó un reproche contundente: “Espero que nuestras instituciones suspendan la liga lo antes posible por la salud de nuestros jugadores. No queremos ganar títulos, sino que se supere esta epidemia que amenaza a nuestro país y a toda la humanidad”.

De esta forma, la liga quedaba suspendida con el Anadolu Efes como líder en solitario, con un balance de 21 victorias y tan solo 2 derrotas. Un récord fascinante que confirma el gran rendimiento de los de Ataman en el ámbito nacional. La temporada pasada, ya lograron alzarse con el título liguero tras 10 años de sequía y este año, iban camino de repetir.

Mientras, en la Euroliga, con 28 jornadas completadas y a falta de 6 para finalizar la Liga Regular, el Anadolus Efes también marchaba como líder en solitario con apenas 4 derrotas y, además, dando la sensación de equipo imbatible. Después de haber llegado a la Final 4 en 2019, el equipo no había hecho más que crecer y parecía estar ante su gran temporada. Sin embargo, este parón corta de golpe toda su progresión.

  • Una oportunidad histórica

La transformación del Anadolu Efes es una de las más grandes e inesperadas de la historia reciente del baloncesto. En la temporada 2017-18, terminaron con el peor récord de la Euroliga con un balance de 7-23. Incluso vieron peligrar su plaza en la competición. Sin embargo, lejos de caer en la desidia y en la desesperación, se decidió apostar fuerte por un nuevo proyecto con la intención de cambiar por completo el rumbo del equipo.

Se realizó una gran inversión para traer a jugadores de calidad como Micic y Larkin, así como otras piezas clave tales como Beaubois, Moerman y Pleiss. También se confió en Ataman, para la difícil tarea de resurgir a un equipo de sus cenizas. Y vaya que lo consiguió. De colistas, pasaron a ser cuartos en la 2018-19 con un balance de 20-10.

Ergin Ataman se dirige a sus jugadores durante un tiempo muerto | Foto: @AnadoluefesSK
Ergin Ataman se dirige a sus jugadores durante un tiempo muerto | Foto: @AnadoluefesSK

No se conformaron con eso, el equipo fue creciendo y a pesar de perder los dos primeros partidos de Playoff contra el Barça, acabó clasificándose para la Final 4. Allí, tumbó al Fenerbaçhe en la semifinal y se quedó a tan solo un paso de la gloria, ya que en la final acabaría siendo derrotado por el Bayern. Hubiera sido el broche de oro a una temporada perfecta.

La sorpresa había sido mayúscula y su temporada era un éxito total (a pesar de haber caído en la final). Así, el Efes mantendría a todo su núcleo duro durante el verano, incorporando como hombre más destacado a Chris Singleton, elegido para cubrir la lesión de Moerman.

Con las expectativas por las nubes, tras ver de lo que era capaz esta plantilla, afrontaban la temporada 2019-20 con un nuevo reto: dar el salto definitivo para conseguir el ansiado trofeo de campeón. Pero esta vez, ya no irían de tapados, esta vez toda Europa estaba advertida.

Pues bien, a pesar de que parecía imposible, nos han vuelto a sorprender a todos. No tanto por volver a ser un gran equipo. Si no por la manera tan dominante en la que lo están siendo. Durante toda la temporada, han mantenido un nivel altísimo, prácticamente sin altibajos, y se han ganado a pulso la etiqueta de mejor equipo de Europa. Porque lo son, al menos han sido el conjunto más en forma del continente durante los 4 meses de competición. Una regularidad asombrosa, incluso para los que eran más optimistas con ellos.

Para intentar comprender mejor el ritmo que han mantenido los turcos durante todo el torneo, es necesario echar un vistazo a las derrotas. De 28 partidos han perdido 4, de los cuales tan solo 1 ha sido por más de 10 puntos (contra Panathinaikos en octubre). Los otros 3, fueron encuentros igualados. Además, si no tenemos en cuenta su última derrota frente a Maccabi, habría que remontarse hasta el 20 de diciembre para encontrar otro partido perdido. Es de locos.

Por otro lado, atendiendo solo a las victorias, vencen a su oponente por una media de 12,5 puntos. Han ganado de 29 al Bayern, de 27 al Asvel, de 25 a Baskonia, de 16 al Madrid… También lo han hecho en las canchas más complicadas como la del propio Real Madrid, Barcelona y CSKA (2º, 3º y 4º, respectivamente). Son una apisonadora impresionante.

Todo esto, lo han conseguido desarrollando un juego muy atractivo para el espectador. Se caracterizan por tener un estilo de juego muy vertical y veloz. Además,aprovechan su agresividad en defensa para iniciar contraataques o transiciones rápidas. Son el tercer equipo que más balones por partido roba (7,21) y como consecuencia de sus ataques rápidos, son el equipo que más anota (87,25 puntos por partido).

También cuentan con jugadores de gran tiro exterior que permiten abrir mucho la pista en ataque, lo cual propicia que intenten más de 26 triples por partido, siendo, además, el equipo que mejor porcentaje tiene de la competición (42,10 %). También tienen una gran efectividad en tiros de 2 con un 57,10 %. La eficacia es una de las claves del éxito del Anadolu Efes y habla muy bien de su selección de tiro.

Por otro lado, y confirmando lo efectivos que son como equipo en ataque, es interesantísimo el dato de las pérdidas, ya que son el equipo que menos pierde el balón por partido (11,43 veces por partido). En este sentido, es conveniente remarcar el papel en la dirección de Vasilije Micic, así como el control de su principal estrella Shane Larkin. Todos los ataques pasan por alguna de sus manos.

  • La explosión de Shane Larkin

Shane Larkin, es el arma principal de Anadolu Efes. Empezó tímido la temporada pasada, pero fue creciendo a medida que avanzaba la competición y finalmente, acabó siendo clave para eliminar al Barça. Además, fue capaz de anotar 30 puntos vitales en la semifinal de la Final 4 de Vitoria. Pero todo esto, no era más que el principio.

Esta temporada, está siendo la de la explosión definitiva de Larkin. Tras varias etapas en la NBA, en las que no ha acabado de despuntar, por fin está reventando.Está dominando Europa a su antojo, promediando 22,2 puntos, 4,1 asistencias, 3,1 rebotes y 25,8 de valoración.

Shane Larkin celebra un triple con el banquillo | Foto: Getty Images
Shane Larkin celebra un triple con el banquillo | Foto: Getty Images

Es el máximo anotador y con los mejores porcentajes. Promedia más de 3,5 triples por partido con un impresionante 51 % de efectividad. Además, también son sensacionales sus porcentajes en tiros de 2 (55,6 %). Si lo comparamos con otros jugadores destacados de la Euroliga, es el que mejor relación puntos por tiro tiene.

Lo tiene todo para ser el mejor: amenaza letal desde fuera, control del cuerpo a la hora de penetrar, potencia, velocidad, visión de juego, manejo de balón… Es prácticamente imparable. Y claro, ha sido nombrado MVP de 6 jornadas (4 de ellas consecutivas) y también de 2 meses (noviembre y enero). Nadie había conseguido hasta ahora 3 MVP de la jornada consecutivos y él, ha conseguido 4.  

No es el único récord que ha batido esta temporada. El 29 de noviembre, en Estambul y frente al Bayern, logró establecer la mejor marca anotadora de la historia de la Euroliga con 49 puntos, además de igualar el récord de triples en un solo partido (10/12). Y lo hizo en 31 minutos y con 53 de valoración. Una exhibición memorable.

En el último partido frente a Olympiacos, volvió a llegar a los 40 puntos y 10 triples. Convirtiéndose así, en el único jugador en hacer 2 partidos de 40 puntos en una misma temporada. Y por si fuera poco, ha sobrepasado la barrera de los 20 puntos en 16 ocasiones. Es un anotador compulsivo cuyo talento le permite dominar los partidos con una facilidad asombrosa.

  • Una plantilla completa y bien dirigida

Para que un equipo sea considerado por todos el mejor de Europa, hace falta algo más que un súper talento como es Shane Larkin. Y es que Anadolu Efes lo tiene todo para triunfar. Lo constituye una plantilla perfectamente equilibrada y que además, está dirigida a las mil maravillas por Ergin Ataman.

Además de Larkin, el jugador más destacado es Vasilije Micic. Es el director de juego perfecto. Capaz de generar para los demás, de organizar y también de anotar y generarse sus propios tiros cuando la situación de partido lo requiera. Es la segunda espada por detrás de Larkin y promedia 14,5 puntos, 5,8 asistencias, 54 % en tiros de 2, 40 % en triples y 16 de valoración.

Ergin Ataman y Vasilije Micic
Ergin Ataman y Vasilije Micic | Foto: Getty Images

Estas dos estrellas, están muy bien rodeadas de complementos como son Chris Singleton y el veterano Krunoslav Simon. Ambos aportan puntos desde un segundo plano y tienen una gran efectividad desde el tiro exterior. También destaca el papel de los pívots como Tibor Pleiss, clave a la hora de bloquear tanto a Micic como a Larkin. Se está compenetrando a la perfección con ellos y además, tiene un ‘timing’ excelente para las continuaciones.

Por último, es importante destacar el gran papel de Ergin Ataman. Ha sabido dirigir un equipo nuevo hacia una reconstrucción muy difícil desde lo más bajo. Y lo ha hecho a la perfección, gestionando los egos de sus estrellas y dándole el valor que se merecen a los veteranos como Simon. Merece ser reconocido como uno de los mejores técnicos de Europa.

  • ¿Son el gran perjudicado?

En una situación tan difícil y extraña como es esta emergencia sanitaria, es imposible que haya un único perjudicado. Todos los equipos, así como la propia Euroliga, se van a ver damnificados de una manera u de otra. Eso sí, si atendemos a lo estrictamente deportivo, podría ser que sí que fueran uno de los grandes afectados por este parón.

Como ya hemos dicho anteriormente, el equipo estaba demostrando una regularidad impresionante, dominando la gran mayoría de sus partidos con facilidad y desarrollando un juego digno de los más grandes. Estaban lanzados y tenían todo a favor para plantarse en su segunda Final 4 consecutiva y esta vez, llegaban como gran favorito.

Sin embargo, este parón corta de golpe todo el ritmo de competición y es difícil imaginar cómo volverán los equipos a las pistas de reanudarse la competición. Tampoco se sabe cómo se podrá retomar: en una única sede, sin Playoffs, solo Final 4… Todo es una incógnita.

Lo que está claro es que si finalmente la Euroliga encuentra una forma de terminar la competición, no habrá que perder de vista al Anadolus Efes, que ha sido el mejor equipo de Europa desde el principio y que seguro, pelearán por alzarse, por fin, con el trofeo de campeón.

VAVEL Logo