Lo que bien empieza bien acaba

Los "Hombres de Negro" comenzaron arrollando a su rival y, pese al acercamiento blaugrana, aguantaron el tipo para sumar su cuarta victoria del curso. Carles Durán ha logrado meter de lleno a toda su plantilla en poco tiempo y la afición quiere que continúe la fiesta el miércoles con el arranque de la Eurocup.

Lo que bien empieza bien acaba
El Dominion Bilbao Basket venció al Barcelona Lassa. | Foto: A. Arrizabalaga. ACB.

El Dominion Bilbao Basket no para. Ni el mismísimo subcampeón de la Liga Endesa, y subcampeón de la Supercopa Endesa hace poco más de dos semanas, trunca la trayectoria de los "Hombres de Negro", que cuentan sus duelos por victorias desde que arrancó la competición. Cuatro de cuatro. Dos fuera y otras dos en Miribilla. Y en todas ellas mostrándose superior al final, dando la cara cuando más lo requiere la situación. El choque del domingo volvió a evidenciar que los pupilos de Carles Durán van muy en serio esta campaña y ya han puesto la directa para empezar a cumplir objetivos. El primero, estar presentes, como el año pasado, donde precisamente derrotaron a los culés, en la próxima edición de la Copa del Rey.

Si se suele decir que lo que mal empieza mal acaba, puede decirse que lo que bien empieza bien acaba también. Los vizcaínos arrancaron arrollando a su rival. Presión desde los primeros instantes para los visitantes, que llegaban con menos de 48 horas de descanso tras haber jugado el viernes Euroliga en Rusia. Los primeros minutos fueron un espectáculo por parte de los de casa. Y eso que el técnico varió el quinteto inicial: entraron Borg y Lapornik. Bamforth esperó turno en el banquillo, pero nada más salir ya anotó un triple desde la larga distancia. Todo salía a pedir de boca para los de casa. 

Sin embargo, estaba claro que los blaugrana iban a reaccionar. Un equipo de tanto nivel, por mal que empiece, siempre puede volver al partido, y así lo hicieron. Recortaron la diferencia hasta la mínima, pero lo que bien empieza, obviamente, bien acaba. Y no iba a ser diferente en este caso. El Bilbao Basket tiró de experiencia para no dejar que los de Bartzokas se pusieron por delante en un partido que llegó a ser muy trabado. Demasiadas faltas por parte de los dos equipos, antideportivas y técnicas, sobre todo para los visitantes. Todo ello hizo que los de negro lograran una nueva victoria, la cuarta del curso, para seguir liderando la Liga Endesa junto al Iberostar Tenerife.

El comienzo de temporada de los bilbaínos está siendo espectacular. Carles Durán ha logrado, en tiempo récord (apenas pudo contar con todos sus jugadores antes del primer partido), que todos sus jugadores produzcan desde el primer día. La plantilla ha asumido los nuevos automatismos del técnico y el resultado, por ahora, es inmejorable. Miribilla no quiere que pare la fiesta y el miércoles (20:30 horas, VAVEL) espera la primera victoria en Europa con el estreno de la Eurocup ante el Alba Berlin.

RETAbet Bilbao Basket