El debate: ¿por qué está tan bien Monbus Obradoiro?

Obradoiro está sorprendiendo a todos con un inicio de temporada fulgirante. Gracias a un balance de siete victorias y dos derrotas, los gallegos se encuentran en un cuádruple empate con Barcelona, Valencia y Fuenlabrada por la segunda plaza. ¿Qué los ha llevado hasta las alturas?

El debate: ¿por qué está tan bien Monbus Obradoiro?
Obradoiro no está dejando indiferente a nadie. | Fotografía: Santiago Arxé Carbona (VAVEL España)

Monbus Obradoiro está emergiendo como la gran sorpresa de la temporada en la Liga Endesa. Hoy por hoy, practica un baloncesto del que pueden presumir muy pocos equipos. En ACB lleva un magnífico balance de siete victorias y solo dos derrotas.

Se sienten cómodos, por lo que parece, empatados en la segunda posición de la tabla con el campeón Valencia Basket, con un antiguo campeón de la liga, como FC Barcelona Lassa, o con un gran proyecto como es el de Montakit Fuenlabrada. Para codearse con estos equipos, Monbus ha tenido que dejar por el camino al actual campeón de la BCL, Iberostar Tenerife, Herbalife Gran Canaria o Montakit Fuenlabrada.

Sorprende verles en la parte alta a estas alturas, pues hace justo medio año el reino de Moncho Fernández se tambaleaba. La pasada campaña, Obradoiro cayó hasta 13ª plaza, empatando con Divina Seguros Joventut, pero estuvo todo el año sufriendo e intentando no caer en el pozo del descenso. Por eso en VAVEL se busca respuesta a la siguiente pregunta: ¿cuáles son las claves detrás del 7-2 de Monbus Obradoiro?

Construyendo desde la defensa (Alvaro Ruiz Lopez – @AlvaroLopez001)

Este fin de semana llega la décima jornada de la temporada, con lo que ya han pasado jornadas suficientes para poder decir que el comienzo de campaña que están realizando tanto Monbus Obradorio como Montakit Fuenlabrada no es casualidad. El equipo gallego junto con el Montakit Fuenlabrada, liderado por Popovich y Eyenga, se han convertido en los equipos revelación de la temporada empatados a victorias, siete, y colocados cuarto y quinto en la clasificación, respectivamente.

Hace tres jornadas, en la sexta, ambos equipos se enfrentaron en el Fernando Martin con victoria para el equipo visitante, donde el conjunto de Moncho Fernández dejó claras las señas de identidad que han marcado el arranque de este equipo.

Con un resultado final de 65-73, supuso la primera victoria fuera de casa de los gallegos y la primera derrota del conjunto madrileño. El equipo dejó en 65 puntos a la escuadra local, con una gran defensa colectiva que es la seña de identidad de los equipos de Moncho Fernández.

El trabajo de los gallegos está siendo impresionante. | Fotografía: @OBRADOIROCAB
El trabajo de los gallegos está siendo impresionante. | Fotografía: @OBRADOIROCAB

El conjunto gallego es el primero en la clasificación de puntos recibidos, solo permite anotar al rival 71,68 puntos por encuentro, cifra que baja hasta los 68,00 puntos cuando el partido se disputa en el Multiusos Fontes do Sar. La baja anotación que permite el equipo gallego se debe también al bajo número de asistencias que permite, donde se encuentra segundo clasificado con 13,44 por partido. En valoración permitida por encuentro también lidera la clasificación con 72,33 por encuentro, descendiendo hasta unos increíbles 59,40 puntos en su propio pabellón.

Mientras sigan proponiendo esta defensa los de Moncho Fernández pueden seguir soñando, pero hay que decir que los números ofensivos del equipo no son muy positivos, siendo el 14º en valoración, tiros de tres anotados y asistencias. En anotación, el equipo es el antepenúltimo de la competición con 73,33 puntos por encuentro, únicamente dos puntos más de los que permite.

"El sacrificio colectivo clave en el éxito en el comienzo de temporada"

El juego ofensivo del equipo está basado en una gran equilibrio entre el ataque interior-exterior, liderado por un Big Three formado por Matt Thomas, Nemanja Radovic y Artem Pustovyi, que son los tres jugadores que más minutos juegan por encuentro. Los dos primeros recién llegados desde Iowa State y el UCAM Murcia, respectivamente. El joven alero promedia 16,1 puntos y un 54% desde la línea de tres puntos. Se encuentra en su primera temporada como profesional tras cuatro campañas en la universidad, donde creció desde los 5,5 puntos en su primera campaña hasta los 12,9 en la última. Nemanja Radovic, MVP de la última jornada, con 10,4 puntos y 6,4 rebotes por partido en su cuarta temporada en la Liga Endesa, está formando una gran pareja interior con Artem Pustovyi, que disputa su segunda temporada en la Liga Endesa, con 11 puntos y 7,1 rebotes por encuentro.

A tener en cuenta que estos tres jugadores y el resto del equipo están siendo guiados por Pepe Pozas, que está mostrando un gran baloncesto esta tercera temporada, y Albert Sàbat, que promedian entre ambos 8,8 de las 14 asistencias que reparte el equipo por encuentro.

En el gran momento de forma de los de Moncho Fernandez, el Fontes do Sar tiene mucho que decir. El equipo no ha perdido ningún encuentro en su pabellón en lo que va de temporada, y ya suma en total cinco victorias consecutivas. Las dos últimas victorias contra los equipos de las Islas Canarias, 79-65 al Herbalife y 75-64 al Tenerife, dos buenos triunfos contra equipos que aspiran a estar en Copa del Rey y playoffs.

Para mantener el ritmo en la liga el equipo gallego necesita mantener este nivel en su pabellón, y dar sorpresas a domicilio basadas en la defensa.

Obradoiro apuesta por el jugador nacional (Isidro Orte Vellé)

Difícil papeleta la de Moncho Fernández y José Luis Mateo (Director General de Obradoiro) al finalizar la temporada 2016/17 para planificar la plantilla del siguiente curso. Salían del equipo cuatro jugadores  clave -sus máximos anotadores McConnell, Dulkys, Whittington y Rosco Allen-, todo un reto teniendo en cuenta las limitaciones económicas de la mayor parte de los clubes en ACB respecto a otras ligas continentales.

En tal tesitura, una posibilidad (la más habitual en el baloncesto español) hubiese sido recurrir a una estrategia cortoplacista apostando por perfiles de experimentados jugadores foráneos capaces de aportar puntos y valoración desde el minuto uno. Nada que criticar. Solo que hay otras vías. Y esas son las que precisamente las que exploró la dirección deportiva santiaguesa.

Llovet, Pozas y Corbacho | Foto: Obradoirocab.com
Llovet, Pozas y Corbacho | Foto: Obradoirocab.com

Hace tan solo un año, en la jornada 9 de la Liga Endesa 2016/17, el equipo acumulaba un balance de 2-7 (a día de hoy son siete victorias y dos derrotas). El equipo finalizaría el campeonato con un balance negativo de 10-20, sufriendo lo indecible hasta el final por mantener la categoría. Apenas cuatro jugadores nacionales tuvieron presencia “notoria” en el equipo, y para rematar el negro panorama, Santiago Yusta (uno de los nacionales más destacados) era reclamado por el Real Madrid dando por finalizada la cesión en Monbus Obradoiro.

Tocaba “peinar” el mercado, pero manteniendo –que no era poco- el resto del bloque: Llovet, Corbacho, Pozas, Pechacek, Bendzius y Pustovyi. Y ese equilibrio se iba a mantener en las incorporaciones. Un valor seguro como Albert Sàbat llegaba para completar (junto al capitán Pepe Pozas) una dupla nacional de bases que aporta experiencia y capacidad de resolución. El rookie de Iowa State Matt Thomas iba a ser el cañonero del equipo, completando la rotación de escolta junto a otro veterano como David Navarro. Y Nemanja Radovic desde Murcia era la perla que completaba el juego interior.

"La dirección deportiva apostó por el producto nacional. Los resultados lo dicen todo"

La llamada de la selección a Nacho Llovet para la primera ventana FIBA era la guinda que culminaba este dulce inicio de temporada en Santiago. Moncho Fernández maneja con fluidez el reparto de minutos y responsabilidad de una plantilla con once jugadores entrando de forma habitual en las rotaciones. Combinando juventud (sólo Corbacho, Sábat y Navarro superan los 30 años) y experiencia (casi todos los integrantes tienen experiencia ACB), la dirección técnica ya comienza a pensar a medio plazo. Y para muestra, precisamente Llovet renovaba recientemente hasta Junio de 2020.

Toca disfrutar y aprovechar la velocidad de crucero para seguir afianzando esta estrategia. Probablemente sea imposible retener a todo el bloque el próximo verano, pero a buen seguro que no hará falta reconstruir de nuevo la mitad del roster. Tiempo al tiempo.