Greg Van Avermaet vence con la mirada puesta en Flandes
Van Avermaet enseña las garras pensando el Flandes | Fotografía: E3 Harelbeke

Harelbeke, una pequeña ciudad belga pero con una gran historia ciclista, acogía, como cada año, la disputa de la E3 Harelbeke, una carrera de preparación de cara a Flandes pero con espíritu propio. Greg Van Avermaet (BMC Racing Team) ha sido el encargado de marcar su nombre en la 60ª edición de la mítica prueba belga. El campeón olímpico se impuso a Philippe Gilbert (Quick-Step Floors) y Oliver Naesen (AG2R La Mondiale), segundo y tercero, respectivamente. Los tres ciclistas fueron los más fuertes y consiguieron que su movimiento llegara a buen puerto, dejando cortado a grandes favoritos como Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), Tom Bonnen (Quick-Step Floors) o Sep Vanmarcke (Cannondale-Drapac).

Comienzo algo tranquilo

Con 206 kilómetros entre los que se mezclaban cotas con tramos de pavés, los ciclistas comenzaron la E3 Harelbeke de forma muy sosegada y guardándose la carne en el asador para la exigente parte final. Esta calma provocó un primer corte de ciclistas que se lanzaron a una larga aventura en busca de conseguir llevarse el gato al agua.

Laurens De Vreese (Astana Pro Team), Alexis Gougeard (AG2R La Mondiale), Christophe Masson (WB Veranclassic Aqua Protect), David Per (Bahrain Merida Pro Cycling Team), Taco Van der Hoorn (Roompot-Nederlandse Loterij) y Gijs Van Hoecke (Team LottoNL-Jumbo) eran los seis hombres que formaron la primera fuga de la carrera. La escapada en ningún momento llegó a una diferencia suficiente como para pensar en la victoria, pero los cincos minutos que desde el pelotón les llegaron a conceder les daban alas para seguir intentándolo.

Las cotas avivaron la carrera

La llegada de los tramos de pavés y de las cotas terminaron por dinamitar la carrera. El ritmo comenzó a aumentar considerablemente y durante unos cuantos kilómetros la tensión se apoderó de los ciclistas, pues se produjeron un gran número de pinchazos y caídas. Este hecho frenó el ímpetu vivido momentos antes. Con la carrera más tranquila, los grandes favoritos decidieron mover ficha. El primer de ellos fue Tom Bonnen, que con un gran movimiento, puso a fila de uno al pelotón en Taaienberg. Peter Sagan y Van Avermaet estuvieron atentos y no se descolgaron de su rueda.

Fotografía: AFP
Fotografía: AFP

La aceleración sirvió para realizar una primera limpieza y romper la carrera. Philippe Gilbert dio continuidad al movimiento de su compañero y consiguió unos cuantos metros de ventaja. Junto a él, Van Avermaet y Oliver Naesen comenzaron un andadura que les llevaría hasta la meta. Poco a poco, ante la falta de organización en el grupo trasero, los tres ciclistas fueron haciendo camino y consiguieron llegar a la altura de la cabeza de carrera.

Una caída eliminó a Sagan

El corte delantero parecía el bueno y la carrera daba la sensación que había terminado para el pelotón, entre los que se encontraban Sagan, Bonnen y John Degenkolb (Trek-Segafredo). Para rematar la mala fortuna de Peter Sagan, incapaz de haber entrado con Van Avermaet, una caída le apartó por completo de poder batallar por la victoria. Esta situación frenó a un más el empuje del grupo trasero, dejando vía libre para que se disputaran el triunfo los hombres más adelantados.

Van Avermaet hizo bueno el corte

Fotografía: EFE
Fotografía: EFE

Conscientes de que eran los tres más fuertes , Gilbert, Van Avermaet y Naesen no desaprovecharon la oportunidad y aceleraron para irse en solitario. Los buenos relevos en la parte llana y plagada de rectas interminables les permitió jugarse la carrera entre ellos.

En la última cota, Gilbert buscó la sorpresa con un cambio de ritmo, pero su principal rival, Van Avermaet, respondió a la perfección. Oliver Naesen sudó la gota gorda para volver a entrar a rueda de sus compatriotas, pero finalmente lo logró y llegó a la línea de meta con todas las posibilidades de alzarse con el triunfo.

Un sprint agónico fue el que decidió el ganador, pues hasta que Naesen no se decidió a lanzarlo a falta de 200 metros los tres se miraban las caras unos a otros. Por un momento parecía que el ciclista de AG2R podía llevarse la victoria, pero Van Avermaet le cogió rueda y su mayor punta de velocidad le permitió superarle y mantener a raya a Gilbert, que llevaba una buena progresión. El triunfo supone un empujón anímico increíble de cara al gran objetivo de Van Avermaet, el Tour de Flandes.

Vídeo de los kilómetros finales

Clasificación E3 Harelbeke

Fuente: ProCyclingStats.com
Fuente: ProCyclingStats.com

VAVEL Logo