Peter Sagan lo vuelve a hacer, se viste de arcoíris

El ciclista eslovaco consiguió entrar en el grupo bueno y llevarse por segundo año consecutivo el Mundial de Ciclismo en Ruta con lo que vestirá durante un año más el tan preciado maillot arcoíris. A milésimas del eslovaco llegaron Mark Cavendish, medalla de plata y Tom Boonen, medalla de bronce. Ambos ya fueron campeones del mundo en pasadas ediciones, en 2011 y 2005 el respectivamente.

Peter Sagan lo vuelve a hacer, se viste de arcoíris
Sagan celebra su segundo Mundial, esta vez en Doha | Foto: UCI

Solo alguien tan grande como Peter Sagan (Eslovaquia) podía hacerlo. Sin una gran estructura tras de él y a sabiendas de ser el máximo favorito, el eslovaco hizo buenos los pronósticos y en un sprint final perfecto se corona de nuevo como campeón del mundo, revalidando así el obtenido en Richmond hace doce meses. El eslovaco entra así en el selecto club de los 'reeditores'.

El viento del desierto factor clave

El 'Mundial de los sprinters' con solo el sofocante calor, el viento del desierto y los 257 kilómetros eran  los máximos adversarios. 

La carrera comenzó como comienzan todos los mundiales, con la escapada de ciclistas de algunas selecciones menos importantes, que nada presagiaba que iban a estar al final en el grupo bueno, el del campeón del mundo.

Bélgica rompe la carrera

Los belgas eliminaron al selección alemana en el desierto

La verdadera batalla comenzó cuando seis ciclistas belgas se pusieron al frente del pelotón con la intención total de romperlo, consiguieron su  objetivo y en el primer grupo entraron gallos como Mark Cavendish, Greg Van Avermaet, Alexander Kristoff y Elia Viviani entre otros. Mientras que en el segundo grupo se quedaban corredores de la talla de Nacer Bouhanni, John Degenkolb, Marcel Kittel o Fernando Gaviria, quienes en una situación normal podrían aspirar a medalla. En un principio sus equipos trabajaron para intentar que la diferencia no fuera a más pero les resultó imposible. Había un gran bloque por delante con el objetivo del arcoíris bien claro, trabajando siempre belgas, italianos y noruegos, siendo los dos últimos quienes se quedaran sin ningún premio.

El viento rompió la carrera en mil pedazos | Foto: UCI
El viento rompió la carrera en mil pedazos | Foto: UCI

Por parte de la selección española solo contaba con Imanol Erviti quien se mantenía en el segundo grupo, aunque con intención de tirar hacia delante aunque él solo era difícil, en ese momento la selección española ya había perdido toda opción ya que al no tener ningún corredor en la fuga ni en el primer grupo era imposible sacar algo bueno  en el día de hoy.

El grupo cabecero fue el que se jugó el título

Tom Leezer fue cazado a escaso 200 metros de meta

La distancia fue aumentando entre los dos grupos y una vez dejó de tirar la selección alemana por detrás ya fue imposible la persecución. Por delante parece que empezaban a repartirse las medallas, aunque claramente unos sabían que tenían más opción que otros al sprint.

A priori Cavendish era el más rápido pero nunca se sabe, expectantes estaban Sagan y Kristoff mientras que hombres como Niki Terpstra o Greg Van Avermaet tuvieron que hacer la intentona de los ataques, el que más distancia cogió fue el holandés Tom Leezer, aunque no le duró ya que le cogieron la distancia y en los últimos metros le pasaron por delante.

En ese mismo instante Sagan consiguió moverse como solo él sabe y llegar hasta el primer cajón del podium gracias a su punta de velocidad y su agilidad mientras que Cavendish se quedó bloqueado al inicio del sprint. Boonen lo dió todo y consiguió un merecidísimo bronce. 

Tres campeones del mundo en el podium | Foto: Pauline Ballet (UCI)
Tres campeones del mundo en el podium | Foto: Pauline Ballet (UCI)

De la representación española solo terminó Imanol Erviti, quien fue el mejor de nuestra escuadra y entró en el segundo grupo junto a André Greipel y Nacer Bouhanni a mas de cinco minutos.

Vídeo de los kilómetros finales del Mundial de ruta

Clasificación Mundial de r uta élite masculina