David Robert Joseph Beckham
David Robert Joseph Beckham

David Robert Joseph Beckham

1975 Leytonstone, Londres, Inglaterra


El 2 de mayo de 1975, el barrio londinense de Leytonstone fue testigo del nacimiento del que se convertiría en uno de los futbolistas más reconocidos mundialmente. Nacio en el seno de una familia humilde, donde su padre era empleado de una fábrica de material de cocina y su madre era una peluquera. Fue el segundo hijo y el mediano de la familia Beckham, después de su hermana mayor Lynne y antes de la pequeña, Joanne. Fue de su progenitor quien heredó la pasión por el fútbol. 

Primeros años de David Beckham 

David Robert Joseph Beckham, heredando el nombre de su abuelo. Con unos padres aficionados a ‘Los Diablos Rojos’, el joven David pronto siguió sus pasos y se enamoró también del Manchester United y del fútbol. 

Beckham junto a su madre, Sandra | Foto: @davidbeckham
Beckham junto a su madre, Sandra | Foto: @davidbeckham

El parque Ridgeway era un lugar habitual en el que encontrar a David Beckham cuando era un niño, donde se pasaba las horas jugando al fútbol. Ya desde entonces sabía que a lo que quería dedicarse era a eso. Quería ser futbolista. 

Ante la pregunta de “¿Qué quieres hacer cuando seas mayor?” de sus profesores, Beckham siempre lo tuvo claro. “Quiero ser futbolista”, era su respuesta. Le tacharon de iluso, pero él nunca se rindió y luchó por ese sueño que, años después, se convertiría en una realidad. 

Manchester United, primeros pasos de un sueño

Fue tras el concurso de habilidades futbolísticas que organizaba sir Bobby Charlton en Old Trafford que el nombre de David Beckham empezó a sonar. Ganó el certamen, y tras ello, participó en diversas pruebas y entrenó con pequeños equipos, captando la atención de los más grandes. Los mismos ojeadores del Manchester United, a petición del por aquel entonces entrenador, Alex Ferguson, siguieron sus pasos. En verano de 1991, el mismo técnico le fichó para que comenzara a prepararse con las categorías inferiores del club. 

David Beckham durante su etapa en el Manchester United | Foto: @davidbeckham
David Beckham durante su etapa en el Manchester United | Foto: @davidbeckham

Paso a paso, el joven inglés fue demostrando su valía en el terreno de juego. De hecho, Ferguson no le hizo esperar más que un año para subir el último escalón. El 23 de septiembre de 1992, David Beckham era convocado con el primer equipo del Manchester United. Fue entonces cuando comenzó la carrera futbolística de Beckham. Formó parte de esa plantilla que ganó la FA Youth Cup, compartiendo césped con leyendas como Ryan Giggs o Gary Neville, entre otros. 

Para su debut en la liga tuvo que esperar un poco más, pero finalmente el día llegó. Lo hizo el 2 de abril de 1995, aprovechando el hueco que había dejado Andrei Kanchelskis. Desde el gol que marcó frente al Chelsea en la semifinal de la copa FA, Beckham comenzó a tener más responsabilidades dentro del equipo. 

David Beckham durante su etapa en el Manchester United | Foto: @davidbeckham
David Beckham durante su etapa en el Manchester United | Foto: @davidbeckham

La temporada 1998/99 fue una de las más destacadas. Marcó en el primer partido de la temporada contra el Leicester City, y a partir de ahi sus contribuciones fueron incrementando a medida que pasaban los partidos. La siguiente temporada trajo consigo la cuarta consecución de la Premier para Beckham y los diablos rojos. Además, el de Leytonstone fue nombrado el segundo mejor jugador de Europa, por detrás de Rivaldo, que por aquel entonces militaba en el Barcelona. 

Una importante lesión durante un partido de Champions League frente al Deportivo de la Coruña le tuvo alejado durante un tiempo del terreno de juego, pero el inglés se esforzó en la recuperación, y finalmente pudo llegar a una importante cita con la selección inglesa, de la que era capitán. 

El curso siguiente sería el último para Beckham en el Manchester United y en Inglaterra. Su carrera elegía un nuevo camino y se dirigió a la capital española, donde el Real Madrid le esperaba con los brazos abiertos. Beckham dijo adiós al equipo que le había impulsado a la fama consiguiendo su quinta Premier League y marcando un último gol de tiro libre, tan característico suyo, frente al Everton. Jugó 394 partidos con el equipo inglés y marcó 85 goles con la camiseta roja. Momento de reconducir su carrera. Próxima parada, Madrid. 

Cuatro años en la capital española

Había mucha expectación en este fichaje. Su paso por el Manchester United no pasó inadvertido y fue seguido por los clubes de todo el mundo, incluso por el Barcelona, que intentó acercar al inglés a la ciudad Condal. No obstante, Beckham no dudó a la hora de elegir al Real Madrid. Fue el cuarto fichaje de los que Florentino Pérez denominó “galácticos”. 

Tras conseguir la Supercopa de España en sus primeras semanas en el club blanco, Beckham era uno de los más vitoreados por la afición madridista. Sus calculados pases, esa elegancia a la hora de golpear el balón y su don de lanzar faltas hicieron que su llegada al Real Madrid fuera destacada.

En los tres primeros años en su paso por el equipo español hubo una sequía de títulos. Además de la consecución de la Supercopa, los madridistas realizaron participaciones más bien discretas en las competiciones, llegando a encontrarse a 12 puntos del Barcelona en la temporada 2005/06. 

David Beckham vistió la camiseta del Real Madrid durante cuatro años | Foto @davidbeckham
David Beckham vistió la camiseta del Real Madrid durante cuatro años | Foto @davidbeckham

La temporada 2006/07 fue la última para David Beckham en el Real Madrid. La retirada de Zinedine Zidane y la llegada de otros jugadores como Van Nistelrooy o Cannavaro hicieron que el papel de Beckham quedara relegada a un segundo plano. Pero el inglés, haciendo honor al esfuerzo que le acompañó durante toda su carrera futbolística, dio lo máximo de sí mismo y se convirtió en una pieza fundamental del juego blanco dirigido por Capello durante los últimos meses del curso. Tanto fue así, que la consecución de la ansiada Liga fue en gran parte mérito suyo. Con 159 partidos oficiales y 20 goles marcados a sus espaldas, David Beckham entonces ponía fin a su etapa blanca, la cual hoy en día sigue recordando con gran cariño. Sin embargo, lo hizo de la mejor manera posible, conservando un buen recuerdo y dispuesto a seguir sumando momentos en su carrera. 

Entre Los Angeles Galaxy y el AC Milan

Dejó Madrid y puso rumbo a Estados Unidos. Allí se unió a Los Ángeles Galaxy, convirtiéndose en un jugador de la MLS. Beckham ya había experimentado lo que era estar en lo más alto del fútbol mundial, y decidió probar suerte en el otro lado del charco. 

David Beckham estuvo cedido en el AC Milan mientras jugaba en Los Angeles Galaxy | Foto: @davidbeckham
David Beckham estuvo cedido en el AC Milan mientras jugaba en Los Angeles Galaxy | Foto: @davidbeckham

Alternó su estancia en Los Angeles con su cesión en dos ocasiones en el AC Milan, en 2009 y 2010. Allí jugó 33 partidos y marcó dos tantos. No obstante, a su regreso a Estados Unidos tras su experiencia en el cuadro italiano, ingresó en el selecto club de jugadores que habían ganado tres ligas en tres países diferentes (Inglaterra, España y Estados Unidos) cuando Los Angeles ganaron su tercer campeonato MLS. 

David Beckham cuelga las botas en el PSG

El 31 de enero de 2013 se hacía oficial el traspaso de David Beckham al Paris Saint-Germain. El contrato que le unía al club parisino caducaría a finales de esa misma temporada, cuando el inglés se retiraría del fútbol profesional. Debutó frente al Olympique Marsella, y el 2 de abril de 2013 jugó de inicio en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones en el Parque de los Príncipes frente al F.C Barcelona, un viejo conocido. 

El inglés se retiró del fútbol profesional tras vestir la camiseta del PSG | Foto: @davidbeckham
El inglés se retiró del fútbol profesional tras vestir la camiseta del PSG | Foto: @davidbeckham

16 de mayo de 2013. Un día marcado en el mundo del deporte. David Beckham, la leyenda del Manchester United que cumplió sus sueños de la niñez dedicando su vida entera al fútbol, anunciaba su retirada. 

Ya desde pequeño se vio que el niño inglés que se pasaba las horas jugando con un balón de fútbol sería alguien especial. No defraudó. Es considerado uno de los futbolistas con más tirada. Una vida entera dedicada al fútbol, una vida entera dedicada a cumplir sus sueños. David Beckham colgaba las botas profesionalmente, pero siempre ha estado ligado al deporte, de una manera o de otra. 

David Beckham y la selección inglesa

Además de los diversos clubes en los que militó Beckham, también dedicó una etapa de su carrera futbolística a la selección inglesa. Fue parte de esa plantilla que se clasificó para el Mundial de Francia en 1998. Su primera participación en un campeonato mundial comenzó con un gol de tiro libre, tan característico suyo, frente a Colombia; sin embargo, más tarde fue expulsado por una falta que cometió sobre Diego Pablo Simeone, de la selección argentina. 

A pesar de todo, el inglés capitaneó a su selección en la Eurocopa 2000 y también durante las eliminatorias que llevarían al Mundial 2002. Fue durante estas fases eliminatorias cuando Beckham demostró, una vez más, su compromiso para con su país y el fútbol. Un gol de tiro libre frente a Grecia en Old Trafford (qué mejor estadio que este) les dio el pase directo al Mundial para el que estaban luchando. Sin embargo, su participación en dicho campeonato solo llegó hasta los cuartos de final, donde cayeron derrotados frente a Brasil. 

Jugó todos los partido que disputó la selección inglesa en la Eurocopa 2004. De nuevo en cuartos terminó su trayectoria en el campeonato; esta vez el resultado se decidió en los penaltis, en los que el mismo Beckham mandó su tiro por encima del larguero, dándole el pase a la siguiente ronda a su rival, la anfitriona Portugal. 

En el Mundial 2006 él mismo consiguió el pase a cuartos tras un gol de tiro libre, pero de nuevo Inglaterra cayó eliminada en cuartos, otra vez contra Portugal. Tras esta derrota abandonó la capitanía de la selección. A partir de entonces, salvo para los partidos de clasificación para la Eurocopa 2008, Beckham no volvió a jugar de manera constante con la selección inglesa. 

David Beckham llegó a ser capitán de la selección inglesa | Foto: @davidbeckham
David Beckham llegó a ser capitán de la selección inglesa | Foto: @davidbeckham

De nuevo, Beckham dejó una huella, siendo el único jugador de la selección inglesa que ha marcado en tres copas mundiales diferentes. 

David Beckham, Victoria Beckham y su gran familia

David Beckham conoció a la que ahora es su mujer, Victoria Beckham, en 1997. Se casaron en 1999, y forman una familia de seis integrantes, con sus hijos Brooklyn, Romeo, Cruz y Harper Seven. 

//