Larry Joe Bird
Larry Joe Bird
Basketball Team
Basketball

Larry Joe Bird

1956 West Baden Springs, Indiana


Larry Joe Bird, mejor conocido como Larry Bird, es un ex jugador de baloncesto de origen norteamericano que jugó en la NBA desde 1979 hasta 1992, es decir, 13 temporadas y todas ellas en Boston Celtics, donde además el alero consiguió tres anillos (1981,1984,1986). Larry tenía cuatro hermanos y una hermana, todos procedentes del matrimonio entre Georgia Kens y Claude Joseph (“Joe”) Bird. Larry nació en West Baden Springs un pueblo perteneciente al condado de Orange,Indiana,pero el exbaloncestista pasó gran parte de su infancia en el pueblo vecino de French Flick, de ahí que sacase su apodo de “The Hick From French Lick” (El paleto de French Lick)

Una dura infancia

La familia Bird tuvo grandes problemas a nivel económico durante la niñez del que sería (es y será) para muchos el mejor alero de la historia de la NBA, pero más allá de afectarle él siguió adelante con su sueño de ser baloncestista profesional, pues como él mismo indicó en una entrevista para Sport Illustrated: “el ser pobre en la infancia, supone una motivación”.  Por si fuera poco, con la llegada de los momentos más difíciles de la familia a nivel económico, Larry tuvo que sufrir el alcoholismo de su padre que tuvo como consecuencia directa el divorcio de sus progenitores que provocó finalmente el suicidio de Joe Bird, padre de Larry.

Para Larry el baloncesto era algo más que un deporte o un elemento de ocio, ya que el deporte que le haría un nombre en la historia le servía como vía de escape ante tantos problemas familiares.

“BIRD´S HIGH SCHOOL”

Los duros momentos económicos por los que atravesaba la familia y la posterior muerte de su padre no afectaron deportivamente a Larry, pues durante su segundo (y último) año en la High School de Spring Valley sus números le aupaban como el mejor anotador de la historia del centro escolar propio de Indiana. Posteriormente, tras su conversión en leyenda NBA, la escuela pondría su nombre a la calle donde se sitúa (Larry Bird Boulevard).

Tras acabar con éxito el graduado escolar (1974)  y tras ser observado en uno de los partidos con Spring Valley por Bob Knight que dijo: ”Sé donde podemos colocar a este chico, para que sea un buen jugador para nosotros”. Dicho y hecho, el mayor de los Bird se encaminaba a la prestigiosa Universidad de Indiana (IU) donde coincidiría con el mítico entrenador Bob Knight y su prestigioso programa de baloncesto, pero Larry por un motivo u otro no acababa de ver clara la opción de recalar en el equipo de la Universidad más grande de Indiana, por lo que finalmente decidió volver a French Flick para buscar un trabajo. Dejar escapar a Larry Bird fue, según dijo el propio Bob Knight “uno de mis mayores ERRORES”.

Pero Larry nunca dejó de luchar por sus sueños, fruto de esto, al que fuera el “33” más importante en la historia céltica, le surgió poco después una oportunidad en el mundo del baloncesto de la mano de un hombre que sería vital en el porvenir de su futuro, estamos hablando de Bill Hodges (asistente de los Indiana State en aquel momento).

Hodges realizó un gran esfuerzo para reclutar a Bird en su vuelta al baloncesto universitario. Pues aquel “niño alto y rubio” que vagaba por las calles de French Flick era su chico, era su apuesta. Finalmente, tras varias conversaciones, pudo convencer a Larry para que fuera a jugar a los Sycamores (equipo de la Indiana State University).Posiblemente este haya sido uno de los momentos que han definido la vida, pero también la carrera del alero.

El paso de Larry por la Universidad de Indiana State (a nivel deportivo) fue uno de los más impresionantes jamás vistos en la historia de la NCAA, ya que hizo un rápido ascenso a la categoría sénior, promediando la brutal cifra de 30.3 puntos, 13.3 rebotes y 4.6 asistencias por partido, suponiendo así un “terremoto” en la historia del baloncesto universitario.

A pesar de su gran nivel, EEUU y el mundo entero no conoció realmente a Bird hasta que en 1977, el “33” concedió una entrevista a Sport Illustrated donde la gente comprendió que aquel chico rubio no era un jugador cualquiera. Y así fue, pues aquel chico sería una de las mayores leyendas de la NBA.

Tras una magnífica temporada en la que Larry lideró a unos Syacomes que no conocieron la derrota en todo el año y que por consiguiente, avanzaron hasta la final del Campeonato Nacional, Bird dejó de ser “el arma secreta“ de los de Indiana y pasó a ser la punta de lanza de dicho equipo. El tan esperado duelo de Larry Bird contra Earvin “Magic” Johnson y sus Michigan State Spartans que se produjo en aquella de la “National Championship” dio el pistoletazo de salida a una de las mayores rivalidades de la historia del deporte en todo su esplendor. Finalmente, aquella invatibilidad durante toda la temporada conseguida por los Sycamores de Bird, no tuvo valor tras la victoria de los Spartans en la final (75-64) que se llevaron el campeonato.

Más que una estrella

Todo el mundo sabe que Larry Bird fue uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, pues así lo demuestran sus tres anillos, sus innumerables premios individuales y la gran cantidad de homenajes que el alero ha recibido (y que aún tiene) en Boston, la ciudad que le vio hacerse grande en la NBA. Pero además de su rendimiento en el parqué, Bird aportó algo mucho más importante a la liga norteamericana, pues en el año 1978 cuando él fue drafteado en la sexta posición del Draft por los Celtics, la NBA aún no tenía (ni de cerca) la repercusión que ahora mismo tiene y fue precisamente aquella rivalidad Bird-Johnson (que en los años 80 sumaron 8 anillos entre ambos) la que levantó y recuperó a una NBA en busca de estrellas. Si bien es cierto que Michael Jordan dio un gran empujón, pero realmente “la primera piedra”,el inicio de todo lo puso aquella magnífica rivalidad,una rivalidad que fuera de la cancha se consumaría en una amistad.

Así junto con Johnson, Larry Bird fue la figura de la NBA de los 80’s, una NBA en la que un “chico común” como lo era Larry dominaba (junto a “Magic” Johnson) en esta nueva etapa del baloncesto estadounidense. En dicha etapa, el contraste entre estilos de juego era visible, ya que mientras los Celtics eran un equipo práctico y rocoso, los de Johnson practicaban un juego basado en el espectáculo, un juego conocido como el Showtime. 

A nivel individual, a pesar de sus pocas dotes atléticas, Larry se basó en el conocimiento que tenía sobre el juego para alcanzar unos impresionantes promedios de 24.3 puntos,10.0 rebotes, 6.3 asistencias y por supuesto, tres anillos de la NBA con Boston Celtics. De esta manera, Larry Bird se convirtió en uno de los jugadores más imparables e inteligentes de la historia de la NBA.

“Yo no era realmente rápido, y no era realmente fuerte. Así que los vencía (a los ruivales)  con mi mente y mis conocimientos". Larry Bird

Para reafirmar su gran importancia en la historia de la NBA están sus logros y sus registros tanto a nivel individual como colectivo. Por ejemplo, podemos decir que en las 13 temporadas que disputó en Boston Celtics, los de Massachusetts entraron en Playoffs en 12 ocasiones, y que en tres de ellas (1981,1984 y 1986) los “orgullosos verdes” consiguieron el anillo de campeones.

A nivel individual, destacar que “El paleto de French Flick”  ganó el “Rookie Of the Year” (ROY) en la temporada 79-80 por delante de su amigo-enemigo “Magic” Johnson, también fue llamado 12 veces para disputar el All-Star Game e incluso en el año 1992 ganó el MVP. Además, de forma consecutiva entre 1984 y 1986 (3 ocasiones) consiguió ser nombrado el MVP de la NBA

 

Bird vs “Magic”

La historia de la NBA no se entendería sin hacer mención a “la madre de todas las rivalidades”, esa que enfrentó a dos de los hombres más grandes que pasaron por la NBA. Esta disputa, que comenzó ya en la época universitaria (NCAA),más concretamente en la final del National Championship del año 1977 que finalizó con victoria para “Magic” Johnson y sus Spartans.

Centrándonos de nuevo en su disputa en la NBA, destacar que desde que llegaron a la NBA en la temporada 79-80 (a pesar de que Bird fue seleccionado en el Draft de 1978) ambos jugadores acumularon 8 anillos para sus respectivos equipos (5 para Johnson y “sus” Lakers y 3 para Bird y los Celtics).

En su temporada como “Rookies” (79-80) los registros de Bird (21.3 puntos,10.3 rebotes y 4.5 asistencias por juego) fueron más que suficientes para superar a Erving “Magic” Johnson y llevarse el premio al “Novato del Año”. A pesar de que el “ROY” acabó en manos del eterno alero de los Celtics, Magic también tuvo su recompensa por su gran temporada (18.0 puntos, 7.7 rebotes y 7.4 asistencias) ya que “sus” Lakers ganaron el anillo .

Bird-
Bird-"Magic" Johnson, la rivalidad que salvó la NBA

Será a partir de este momento (y a lo largo de la década de los 80) en el que Lakers y Celtics se repartirán los campeonatos de la NBA, prácticamente en exclusiva, pues solo los campeonatos del 83, 89 y del 90 se le escaparon a estas súper estrellas.

Frontcourt de lujo en Boston

Mientras los Lakers y Johnson se relamían de la reciente conquista, los Celtics que hasta la llegada de Larry venían de un récord negativo que traía unas malas expectativas para la franquicia de Massachusetts, entraban en un cambio vital para su época de mayor gloria, y es que la llegada del “chico rubio y alto”, y el posterior aterrizaje del pívot Robert Parish (1980-1981) y la elección en el tercer puesto del Draft de McHale, dio lugar a que los “orgullosos verdes” consiguiesen formar uno de los mejores frontcourts del momento. Un frontcourt sirvió de base para unos Celtics, que en ese mismo año (1981) conseguiría el anillo tras vencer en la final a los Houston Rockets. Así pues, a partir de este momento.... Empezaría la disputa Lakers-Celtics, o lo que es lo mismo, “Magic” Johnson vs Larry Bird.

Así pues, ante esto los Lakers supieron reaccionar y ya en la temporada siguiente (1982) ,se hicieron con el anillo tras vencer en la final a los Philadelphia 76ers por 4-2. Unos 76ers que serían los verdugos de los angelinos en la final del año siguiente, en la que los de Philly se llevaron el anillo tras vencerles por 4-0.

Ya en el año 1984, los Boston Celtics llevaron de nuevo el anillo de campeones al estado de Massachusetts tras realizar una gran temporada en la que tuvieron que superar, precisamente en la final a los Lakers de Johnson por un resultado final de 4-3, una victoria en la que Larry Bird (27 puntos y 14 rebotes) que además se llevó el MVP tanto de las finales como de la temporada regular, tuvo gran parte de “culpa”.

He aquí el mejor resumen para entender lo que era Larry Bird:

 

En la temporada siguiente los finalistas eran los mismos, pero esta vez Johnson y los Lakers se llevaron el campeonato para California tras una serie (4-2) en la que los angelinos como equipo fueron mejor, pero individualmente destacó de nuevo el “número 33” de los Celtics que se volvió a llevar el MVP de la liga regular.

1986: Temporada perfecta de Larry Bird

La temporada de 1986 sirvió para que Bird volviera a saborear la victoria, tanto a nivel colectivo como individual, y es que el de Indiana consiguió llevar a “los verdes” a la tan ansiosa final de NBA, en la que en dicha ocasión se enfrentaría a los Rockets de Akeem Olajuwon, y no a los Lakers (como venía siendo habitual). Finalmente, el talento de Bird (24 puntos,10 rebotes y 10 asistencias) fueron suficientes para superar a los de Texas en la serie por 4-2. Así pues, Larry Bird con sus números conseguía su tercer (y último) anillo, así como su tercer MVP de la temporada de forma consecutiva. 

Últimos años de decadencia

La temporada de 1987 será recordada como la última final de la NBA que disputó Larry Bird como jugador, pero finalmente el triunfo no cayó del lado del bueno de Larry, ya que los Lakers de Abdul-Jabbar, “Magic” Johnson y compañía fueron muy superiores en la final, venciendo a los “verdes” por 4-2, sumando así su 10º anillo en la historia de los de púrpura y dorado.

Por último destacar la temporada de 1988 porque fue la mejor temporada a nivel estadístico de Larry Bird que promedió 29,9 puntos, 9,3 rebotes y 6,7 asistencias por partido, pero que a nivel colectivo no consiguió la gloria, pues los Celtics fueron eliminados en la final de la Conferencia Este por los Detroit Pistons (4-2). A partir de ese año, el envejecimiento y las lesiones evitaron cualquier atisbo de reacción por parte de los Celtics y su estrella, hasta que finalmente en 1992 anunció su retirada.

Larry “Legend” Bird

A pesar de sus problemas físicos, en el año 1990, Bird consiguió un hito de puntuación: alcanzó los 20,000 puntos anotados a lo largo de su carrera. A pesar de todo esto, todavía hay gente que tiene el descaro de decir que Larry Bird no hubiese triunfado en la NBA actual. Pero realmente estas hipótesis no son únicamente peligrosas,sino que también innecesarias. Pues... ¿Qué necesidad existe de intentar difamar o empequeñecer la carrera de un jugador que realizó una de las mejores carreras en la élite baloncestística? Pues sin duda, el “33” ha sido y siempre será uno de los mejores jugadores de la historia de la liga norteamericana.

Un carácter especial

Bird era un jugador indudablemente extraordinario, pero de él también se recordará su forma particular de entender el juego, el uso del llamado “lenguaje basura”, del humor y de todas sus variantes, pues era un jugador al que le gustaba desconcentrar a su rival en busca de cualquier debilidad. Un ejemplo bastante recordado es la frase que Bird soltó antes de un concurso de triples (que ganó): “¿Quién de vosotros va a quedar segundo?” 

 

“Siempre que he jugado no me ha importado quién me defendía. Lo único que no quería era un jugador blanco defendiéndome, porque me parecía un desprecio a mi juego.” Larry Bird

 

Otro de los grandes ejemplos de su continúa búsqueda de desesperación del rival fue aquella ocasión en la que Bird que se enfrentaba al los Indiana Pacers (franquicia de su estado natal) y viendo su superioridad, en un lance del juego se acercó al entrenador de los Pacers y le esbozó: ” Cambia a Chuck Person, porque si sigue en pista, os juro que os destrozo”.

“Cambia a Chuck Person, porque si sigue en pista, os juro que os destrozo” Larry Bird.

Además, tampoco era un jugador de la NBA al uso, pues además de sus grandes diferencias físicas con la mayoría de jugadores de la liga, también destacó por su desapego al mundo material: “Realmente no me gusta hablar de dinero. Todo lo que puedo decir, es que el Señor debe haber querido que yo tenga tanto.” -Larry Bird.

El día que Larry decidió jugar con la mano izquierda

Una de las anécdotas más sonadas de Bird, hace referencia al día en el que Larry decidió tirar con la mano zurda (siendo diestro) en un partido del año 1986  que se disputó en Portland contra los Blazers y en el que Bird quiso probar un nuevo reto... ¡Lanzar con la zurda! Larry intentó 21 tiros de campo con la zurda. Anotó 10, o lo que es lo mismo, Bird metió 20 puntos con la mano izquierda aquel encuentro. Pero es que además, Bird  alcanzó los 47 en total, también recogió 14 rebotes y repartió 11 asistencias, metió la canasta que forzó la prórroga… y en la prórroga anotó la canasta ganadora. ¡Increíble! Por esta araña, aquel duelo pasaría a ser conocido como: ‘The left handed game’ (El partido de la mano zurda).

Para darle más “morbo”, Larry Bird llegó a confesar que la mano derecha se la reservaba para el duelo ante los Lakers, sus próximos rivales dos días más tarde.

Un último servicio a los EEUU

Antes de su retirada, Larry Bird formó parte de la delegación americana de baloncesto que participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona en el año 1992, a ese equipo se le conoció como el Dream Team  y estuvo formado por leyendas de la NBA como Michael Jordan, Magic Johnson, Charles Barkley o Karl Malone. Además esta fue la primera vez en la que EEUU mandaba a un equipo formado por jugadores profesionales que (como se suponía) se llevó el oro en aquellos JJ.OO. En los que Bird destacó con su aportación (24 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias por encuentro).

Como último homenaje a "The Great White Hope" en la selección americana se retiró el “33” como símbolo de lo que fue.... Una leyenda.

Retirada con todos los honores

Larry Bird se fue con todo el cariño que había ido ganándose en su carrera como jugador de los Celtics, en un Garden abarrotado en el que no faltó su mayor rival dentro de la cancha, pero un gran amigo fuera de ella como lo fue Erving “Magic” Johnson, pues a pesar de sus muchas disputas en el campo de juego ambos habían reconocido públicamente su admiración y amistad mutua. Pues en el día de la retirada de Bird quedó constancia de ello, pues se “lanzaron flores” mutuamente.

"Larry. sólo me has mentido en una ocasión. Me dijiste que habría otro Larry Bird. Larry, nunca volverá a haber otro Larry Bird"- Erving “Magic” Johnson

Pero Bird, también reconoció su gran admiración por su amigo “Magic” Johnson, cuando reconoció que “haber podido jugar con gente como Magic Johnson o contra Los Lakers, ha sido un honor. Cada partido era una batalla y sabías que si no jugabas bien, tu equipo no tenía posibilidades de ganar”. Así pues, su despedida fue por todo lo alto y quedó constatado con su camiseta con el “33” colgando en el Boston Garden (ahora TD Garden ).

Larry Bird desde su retirada hasta hoy

En el año 1992 llegaba el fin de la carrera de Larry Bird, y con él el Garden se llenaba de lágrimas y recuerdos, pero los caminos de Bird y de los Celtics no iban a desligarse, pues ese mismo año fue contratado como asistente del club de Massachusetts, y así lo fue hasta 1977, año en el que sin experiencia ninguna firmó como entrenador de los Pacers donde entrenó hasta el año 2000. Su carrera como entrenador no fue nada mala, pero sí muy breve, pues a pesar de que en su primer año consiguió el premio al mejor entrenador de la NBA. Bird prefirió dejar el banquillo de Indianápolis en el año 2000 tras llevar a su equipo a las finales de la NBA, donde perdió por 4-2 contra el equipo que fue su mayor pesadilla como jugador, Los Ángeles Lakers

Sin embargo, Bird volvió a los Indiana Pacers en el año 2003, pero en esa ocasión para ocupar el puesto de director deportivo (fichajes,draft...) siendo elegido en la temporada 2011-2012 como el Ejecutivo del Año.

Larry, “el chico común” que no era ni rápido ni fuerte, pero que supo aprovechar sus armas: la inteligencia y su conocimiento, pues siendo un chico bastante peculiar dejó un gran legado en la NBA, convirtiéndose en una leyenda. Magic Johnson no mentía cuando decía, “Nunca habrá otro Larry Bird”.

//