Portland Trail Blazers
Portland Trail Blazers
Basketball Team
Basketball

Portland Trail Blazers

1970 Portland


Los Portland Trail Blazers, conocidos por la mayoría como simplemente Blazers, son un equipo profesional de baloncesto que compite actualmente en la National Basketball Association (NBA), concretamente en la División Noroeste, dentro de la conferencia oeste. Tiene su sede en Portland, Oregon y juega sus partidos como local en el Rose Garden (Moda Center a partir de 2013) desde 1995.

Los Blazers entraron en la liga en 1970 como un equipo de expansión junto con Cleveland Cavaliers y Buffalo Braves. A pesar de ser un equipo nuevo, se proclamaron campeones de la NBA en tan solo su 7º temporada. Además, desde 1977 hasta 1995 llenaron el pabellón en 814 partidos consecutivos, batiendo un récord por aquel entonces. El nombre de la franquicia se debe a las marcas que se dejaban al  explorar nuevas regiones, una práctica habitual de los pioneros que colonizaron la zona.

Damian Lillard es autor de dos de los tiros más famosos de la franquicia | Foto: @trailblazers
Damian Lillard es autor de dos de los tiros más famosos de la franquicia | Foto: @trailblazers

Hoy en día, es el único equipo que se ubica en la región del Noroeste de américa que es bañada por el océano pacífico. Antes, también lo eran los Vancouver Grizzlies y los Seattle Supersonics pero ambas fueron recolocadas (Memphis y Oklahoma City respectivamente).

A lo largo de su historia, los Portland Trail Blazers han conseguido ganar un campeonato de la NBA (1977), 3 títulos de conferencia y 6 títulos de división, habiendo contado en su plantilla con jugadores históricos como Lenny Wilkens, Bill Walton, Clyde Drexler, Drazen Petrovic, Arvydas Sabonis o Scottie Pippen, todos ellos miembros del Salón de la Fama.

Entrada en la liga

Los Portland Trail Blazers entraron en la NBA en 1970, pero la idea de que hubiera una franquicia en Portland surgió en 1955. Además, con la apertura del Memorial Coliseum en 1960 la propuesta fue ganando adeptos, aunque aún tendrían que esperar una década más. 

En febrero de 1970 la ciudad de Portland consiguió tener un equipo en la NBA por un precio de 3,7 millones de dólares y ese mismo año se unieron a la liga, fruto de su política de expansión, junto con otros dos equipos: Cleveland Cavaliers y Buffalo Braves (Los Angeles Clippers). 

Sidney Wicks fue la primera gran estrella de los Blazers | Foto: Getty Images
Sidney Wicks fue la primera gran estrella de los Blazers | Foto: Getty Images

Para decidir el nombre del equipo, se realizó un concurso del cual salió ganador ‘Pioneros’. Sin embargo, la propuesta fue rechazada porque el nombre ya estaba en uso por un equipo universitario. Finalmente se decantaron por ‘Trail Blazers’, lo cual hace referencia a las marcas que iban dejando los mismos pioneros cuando iban explorando nuevas regiones. De tal forma se mantenía la esencia inicial. 

Los Blazers, como es normal en los equipos recién llegados a la liga, no tuvieron demasiado éxito en sus primeros años, quedando últimos de su división en 5 de sus primeros 6 y por tanto, quedando fuera de los Playoffs. Sidney Wicks fue lo más destacado de aquella época, llegando a ser All-Star en sus primeras 4 temporadas.

Campeones de la NBA

En 1974, los Portland Trail Blazers seleccionaron en el Draft a Bill Walton, de UCLA. Más tarde, con la disolución de la ABA, muchos jugadores quedaron disponibles de modo que los Blazers se hicieron con Maurice Lucas y Jack Ramsay como entrenador. Los tres serían fundamentales en los próximos años. 

Después de dos temporadas de crecimiento constante, en la 1976-77 los Blazers explotaron, demostrando un juego muy atractivo que sorprendió a toda la NBA. Walton y Lucas representaron a la franquicia en el All-Star de 1977 y el 5 de abril de ese mismo año empezarían una racha de 814 partidos consecutivos vendiendo todas las entradas en sus partidos como locales. Una racha que se prolongará hasta 1995.

Bill Walton ayudando a Maurice Lucas a levantarse | Foto: Getty Images
Bill Walton ayudando a Maurice Lucas a levantarse | Foto: Getty Images

Por primera vez en su historia, los Blazers acabaron la temporada con un récord positivo de victorias (49-33), lo que les daba derecho a debutar en los Playoffs. Tras deshacerse de los Chicago Bulls y los Denver Nuggets, se enfrentaban en la final de conferencia a los Lakers de Kareem Abdul-Jabbar. Y para sorpresa de todos, los de Oregon barrieron a los angelinos plantandose en su primera final de la NBA. 

Allí esperaban los Philadelphia 76ers de Julius Erving y compañía, quienes ganaron los dos primeros partidos de la final. No obstante, los Blazers se repusieron y ganaron los 4 partidos siguientes, proclamándose por primera vez campeones de la NBA.

En el partido definitivo, superaron a los Sixers a pesar de los 40 puntos de Erving gracias a la gran labor de Bill Walton, quien acabó con 20 puntos, 23 rebotes, 7 asistencias y 8 tapones. Walton fue nombrado MVP de aquellas finales y era la estrella que más sobresalía dentro de un conjunto muy equilibrado.

Bill Walton durante la celebración del campeonato conseguido en 1977 | Foto: Getty Images
Bill Walton durante la celebración del campeonato conseguido en 1977 | Foto: Getty Images

Al año siguiente, el estilo de juego de los Blazers y el gran rendimiento de sus estrellas, sumado a un fantástico inicio de temporada (50-10), hacía pensar que la NBA estaba ante una gran dinastía. Por desgracia, Walton cayó lesionado, y los Blazers no podrían con los Seattle Supersonics en semifinales de conferencia. 

El que había sido MVP de las finales se mostró descontento con el trato médico del equipo y acabó pidiendo el traspaso, marchándose como agente libre un año después. 

A pesar de esta situación, la franquicia se clasificó para Playoffs los 4 años siguientes al anillo, pero no fueron capaces de superar la primera ronda en ninguno de ellos.

Comienzo de una racha histórica

Después de una temporada de ausencia en los Playoffs (1981-82), los Portland Trail Blazers iniciaron al año siguiente una racha de 21 temporadas consecutivas clasificándose para las eliminatorias por el título (1983-2004).

En el Draft de 1983, los Blazers eligieron en el puesto 14 a Clyde Drexler, el cual se convertiría en la cara de la franquicia durante los próximos 12 años y también en uno de los jugadores más importantes de su historia. Máximo anotador y reboteador, miembro del Salón de la fama, 10 veces All-Star (8 con los Blazers) y 5 veces en los mejores quintetos. Una auténtica leyenda. 

La elección de Drexler le convertía en el escolta principal del equipo, y por ello, en el Draft del año siguiente, los Blazers seleccionaron en la segunda posición a Sam Bowie por delante de Michael Jordan. Esta decisión es una de las más criticadas de toda la historia de los Drafts, ya que la carrera de Bowie estuvo marcada por sus innumerables lesiones, mientras que la de Jordan no hace falta recordarla. 

Clyde Drexler defendido por Michael Jordan | Foto: Getty Images
Clyde Drexler defendido por Michael Jordan | Foto: Getty Images

Drexler y sus Blazers fueron creciendo juntos poco a poco y en la temporada 1987-88 los Blazers ya eran un candidato serio al anillo. Aunque luego caerían en primera ronda, Drexler ya se había instalado entre los mejores jugadores de la liga promediando 27 puntos por partido. Fue la primera de las 5 temporadas en las que lideró al equipo en anotación. 

La temporada 1988-89 fue una decepción a nivel colectivo, sin embargo Drexler siguió destacando en lo individual (escolta más anotador de la temporada). Además, al final de la campaña, Larry Weinberg vendió la franquicia al cofundador de Microsoft Paul Allen, quien ha sido el dueño hasta fallecer en 2018.

Los mejores Blazers de Clyde Drexler

Los primeros años de la década de los 90 son los más recordados de la historia del club (a excepción del campeonato). Liderados por Clyde Drexler, Terry Porter y Jerome Kersey, y con un estilo basado en una dura defensa, los Blazers se alzaron con el título de su conferencia tras superar a sus tres primeros rivales en los Playoffs. 

En la final se toparon con los ‘Bad Boys’ de Detroit, pero aún así, la ciudad se llenó de optimismo al ver que su equipo volvía a competir por el campeonato. 

Al año siguiente los Blazers acabarían con el mejor récord de la liga con un balance de 63 victorias y 19 derrotas, lo que les permitía tener ventaja de campo en las eliminatorias. Sin embargo, fueron derrotados en la final de conferencia por los Lakers de Magic Johnson y compañía. 

Clyde Drexler y Michael Jordan en las finales de 1992
Clyde Drexler y Michael Jordan en las finales de 1992 | Foto: Getty Images​​​​​

En la temporada 1991-92 los Blazers volvieron a clasificarse como primeros de la conferencia oeste, con un balance de 57 victorias y 25 derrotas. Tras deshacerse sin demasiados problemas de sus tres primeros rivales, se encontraron en la final con Michael Jordan y los Chicago Bulls, quienes se llevarían la serie por 4-2. Aquel enfrentamiento fue el pico de la rivalidad Jordan-Drexler, muy marcada por la polémica elección en el Draft de 1984.

Las siguientes temporadas estuvieron condicionadas por las lesiones y el envejecimiento de la plantilla, cayendo en primera ronda de Playoffs durante 6 años consecutivos (1993-1998). Además, en 1995 tendría lugar el fin de la era Drexler, quien fue traspasado a Houston en busca de un anillo que finalmente consiguió. Y la franquicia se mudó al Rose Garden Arena (con capacidad para casi 20.000 espectadores) donde terminó la racha de 814 llenos consecutivos. 

Portland ‘Jail’ Blazers

En la temporada 1998-99, unos equilibrados Blazers que hacían gala de un gran juego colectivo, volvieron a llevar a la franquicia a las finales de conferencia, aunque fueron barridos por los San Antonio Spurs. Aquellos Blazers estaban liderados por hombres como Isaiah Rider, Rasheed Wallace, Damon Stoudamire, Arvydas Sabonis y Brian Griant.

Sabonis intentando anotar una bandeja | Foto: Getty Images
Sabonis intentando anotar una bandeja | Foto: Getty Images

En la temporada 1999-00 rozaron las 60 victorias (59) y se volvieron a plantar en unas finales de conferencia, esta vez ante los Lakers. Aunque llevarían a los angelinos hasta el 7º partido, desperdiciaron una ventaja de 15 puntos en el último cuarto quedándose, una vez más, a las puertas de una nueva final. 

Con la llegada del nuevo milenio, los Blazers se ganaron el apodo de ‘Jail Blazers’ lo cual hacía referencia a la gran cantidad de problemas extradeportivos que tenían muchos de sus jugadores. Problemas de química, despidos, escándalos sexuales, peleas, detenciones, sanciones… y la lista sigue y sigue. 

Estos problemas, sumados a las muchas lesiones de la plantilla, provocaron que en 2004 terminase la racha de 21 años seguidos clasificándose para Playoffs. Además, el interés por el equipo empezó a bajar, y como consecuencia también la venta de entradas.

Brandon Roy coincidió en los Blazers con Rudy Fernández | Foto: Getty Images
Brandon Roy coincidió en los Blazers con Rudy Fernández | Foto: Getty Images

La única buena noticia de aquellos Blazers fue el nivel demostrado por Zach Randolph, quien en su tercer año promedió 20.1 puntos, 10.5 rebotes y 2 asistencias, consiguiendo 43 dobles-dobles y siendo nombrado jugador más mejorado. También la aparición de Brandon Roy, seleccionado en el puesto número 6 del Draft de 2006 por los Timberwolves, pero traspasado de inmediato a los Blazers. Roy fue nombrado Rookie del año inyectando cierto aire de optimismo en la franquicia. 

Años de mala suerte 

Los Blazers ganaron la lotería del Draft y en 2007 eligieron en primera posición a Greg Oden, por delante de Kevin Durant. Una decisión que también se recordará por siempre. Oden estaba llamado a dominar la liga, pero las lesiones se cebaron con él, quien por culpa de su rodilla se perdió toda su primera temporada.

Aún así, liderados por Brandon Roy, que ya era All-Star de la NBA, y con el talento de LaMarcus Aldrige, los Blazers se clasificaron para Playoffs durante 3 años consecutivos, aunque sin demasiado éxito en la postemporada. Pero la ilusión reinaba de nuevo en la ciudad.

Las lesiones forzaron a Brandon Roy a una súper temprana retirada en 2011 y los Blazers también cortaron a Oden, lastrado por sus problemas físicos, por lo que se vieron forzados a una reconstrucción. 

La hora de Damian Lillard 

En el Draft de 2012 los Blazers eligen en la sexta posición a Damian Lillard y este rápidamente le daría aire fresco al equipo, siendo nombrado de forma unánime Rookie del año tras promediar 19 puntos y 6,5 asistencias. 

Un año después, seleccionaron en el Draft a CJ McCollum, y los Blazers consiguieron 21 victorias más que la temporada anterior gracias a un grupo muy sólido y al talento de su dúo Lillard-Aldrige, el cual hacía presagiar muy buenos tiempos en Portland. 

Los dos representaron a la franquicia en el All-Star Game y en Playoffs superaron a los Houston Rockets en una serie muy igualada que se decidió gracias a un triple de Lillard sobre la bocina del 6º partido. Era la primera vez que pasaban de primera ronda en 14 años. Luego, no podrían con los futuros campeones, San Antonio Spurs. En la temporada siguiente, y a pesar de tener que lidiar con un sinfín de lesiones, los Blazers consiguieron el primer título de División desde 1999, pero cayeron en primera ronda frente a los Memphis Grizzlies. 

Foto icónica de Damian Lillard tras eliminar a los Thunder | Foto: Getty Images
Foto icónica de Damian Lillard tras eliminar a los Thunder | Foto: Getty Images

Con un equipo totalmente renovado y del que Lillard era ya el líder absoluto, los Blazers se clasificaron para semifinales de conferencia en la temporada 2015-16, donde caerían ante los Warriors de Curry y compañía. Y no sería la última vez, ya que al año siguiente serían barridos por los mismos en primera ronda. 

Tras unos decepcionantes Playoffs en la 2017-18, los Blazers se repusieron consiguiendo llegar a la final de conferencia al año siguiente por primera vez en casi 20 años. Todo gracias a actuaciones estelares de Lillard y McCollum, las dos grandes estrellas de la plantilla. 

//