Rafinha Alcántara
Rafinha Alcántara
Football Player
Soccer

Rafinha Alcántara

1993 Sao Paulo


Rafael Alcántara do Nascimento, conocido como Rafinha, es un futbolista hispano-brasileño, que nació en Sao Paulo, Brasil, el 12 de febrero de 1993. Se desempeña en la posición de centrocampista y en la actualidad, pertenece al FC Barcelona. Además, ha pasado por el FC Barcelona B, RC Celta de Vigo e Inter de Milán. También, es internacional absoluto con la selección brasileña.

El centrocampista, procede de una familia de futbolistas. Es hijo de Mazinho, ex-futbolista de AC Fiorentina, Valencia CF y RC Celta, entre otros, y hermano de Thiago Alcántara, actual futbolista del Bayern de Munich. Rafinha cuenta con un palmarés envidiable: 3 Ligas Españolas, 2 Copas del Rey, 2 Supercopas de España, 1 Champions League, 1 Mundial de Clubes, 1 Supercopa de Europa y 1 Oro Olímpico.

Sus inicios y llegada a La Masía

Rafinha comenzó a dar sus primeros pasos futbolísticos en la cantera del Ureca, club de las afueras de Vigo, y a los trece años, llegó al FC Barcelona junto a su hermano Thiago. En La Masía, pasó por todos los equipos, hasta llegar al Juvenil A, donde destacó y dio un gran rendimiento, destapándose como goleador. Estas buenas actuaciones de Rafinha, le hicieron debutar con el FC Barcelona B, que militaba en Segunda División, en enero de 2011, debutando así en el fútbol profesional. Una semana más tarde de su debut, consiguió anotar su primer gol como profesional, ante la UD Salamanca. Su crecimiento fue notable, y con el paso del tiempo se convirtió en una de las piezas fundamentales del filial barcelonista.

Foto: FC Barcelona
Foto: FC Barcelona

Debut en el primer equipo del FC Barcelona

Las continuas buenas actuaciones de Rafinha en el filial azulgrana, propiciaron su debut en el primer equipo. Este debut, llegó el 9 de noviembre de 2011 en la Copa del Rey, frente al CE L’Hospitalet, sustituyendo a Cesc Fábregas. Un mes después, también jugó un encuentro de la fase de grupos de la Champions League, ante el Bate Borisov, siendo titular.

Tuvo que pasar un año, para ver nuevamente a Rafinha con el primer equipo, el 5 de diciembre de 2012, en un nuevo partido de la Champions League, frente al Benfica portugués. El hispano-brasileño, fue sustituido por Leo Messi en el tramo final. Al término de esta campaña, el 4 de julio de 2013, firmó la renovación de su contrato, siendo futbolista del primer equipo a todos los efectos, aunque no entró en los planes del entrenador, Gerardo Tata Martino, y se marchó cedido al RC Celta de Vigo.

Una gran temporada en Vigo

Rafinha llegó a Vigo, lugar donde su padre había hecho historia, y se puso a las órdenes de Luis Enrique, debutando en Primera División, en la primera jornada frente al RCD Espanyol. Poco a poco, el centrocampista se fue afianzando en el once inicial, hasta convertirse en una pieza básica en los esquemas del entrenador, y en uno de los mejores jugadores del equipo. Muchas de las jugadas de ataque pasaban por sus botas, aportando asistencias y goles al conjunto olívico. Estas buenas actuaciones, le hicieron ganar varios galardones destacados, siendo incluido en el Equipo Revelación de la temporada por parte de la UEFA y siendo premiado como el Jugador Revelación de la temporada 2013-2014. Tras 33 partidos oficiales y 4 goles, volvió al FC Barcelona.

Foto: RC Celta de Vigo
Foto: RC Celta de Vigo

Títulos en el FC Barcelona, con un triplete incluido

El conjunto culé, confirmó la vuelta de Rafinha, para desempeñarse en el primer equipo, en la temporada 2014-2015, donde se reecontró con Luis Enrique, su técnico la campaña anterior en Vigo. Durante su primera campaña, el futbolista muestra un gran rendimiento, teniendo mucho protagonismo y siendo titular en la mayoría de encuentro. Su debut como culé, en LaLiga, se produjo el 24 de agosto de 2014, siendo titular frente al Elche CF en el Camp Nou. Rafinha vivió una temporada histórica, en lo individual y colectivo, donde consiguió sus primeros títulos como profesional y el FC Barcelona logró el segundo triplete de su historia, consiguiendo LaLiga, la Copa del Rey y la Champions League. Su primera campaña en el primer equipo, se saldó con 36 partidos oficiales, 2 goles y 3 títulos.

Foto: FC Barcelona
Foto: FC Barcelona

Tras una fructífera primera temporada, Rafinha comenzó el curso 2015-2016, como titular en la final de la Supercopa de Europa ante el Sevilla FC, anotando un gol, que resultó importante para que el título europeo acabara en las vitrinas azulgranas. Pero cuando mejor pintaban las cosas para el hispano-brasileño, comenzó su calvario con las lesiones. Una dura entrada de Nainggolan en un partido de la fase de grupos de la Champions League, obligó al centrocampista a estar en el dique seco durante seis meses, tras sufrir una rotura del ligamento cruzado.

Rafinha se recuperó, para el comienzo de la campaña 2016-2017, en la que fue ganando protagonismo poco a poco, hasta que una nueva lesión, esta vez de menisco, en marzo de 2017, le volvió a alejar de los terrenos de juego hasta enero de 2018, mes en el que se marchó cedido al Inter de Milán, en búsqueda de minutos.

Foto: El País
Foto: El País

Media temporada en el Inter de Milán

Una vez recuperado, y tras pasar toda la primera vuelta sin poder jugar, el FC Barcelona cedió a Rafinha al Inter de Milán, con una opción de compra cercana a los 38 millones de euros. El centrocampista hispano-brasileño, se convirtió en un futbolista importante en el equipo italiano, pero el cuadro transalpino no ejecutó la opción de compra al término de la campaña, y tras seis meses en el club, regresó al FC Barcelona en julio de 2018. Su etapa en el fútbol italiano, se saldó con 17 partidos oficiales y 2 goles a las órdenes de Luciano Spalletti.

Foto: Sport
Foto: Sport

Nueva lesión de gravedad y otra cesión al RC Celta de Vigo

Después de no ejecutarse la opción de compra, el futbolista volvió al FC Barcelona, para comenzar la temporada 2018-2019 a las órdenes de Ernesto Valverde, quien comenzó confiando en el hispano-brasileño, pero nuevamente el calvario de las lesiones, frustró una vez más su temporada. Rafinha volvió a romperse el ligamento cruzado, en noviembre, frente al Atlético de Madrid en el estadio Wanda Metropolitano y puso fin a la temporada.

Tras recuperarse, el FC Barcelona, cedió al futbolista al RC Celta de Vigo, donde tan buen sabor de boca dejó en su anterior etapa y Rafinha se incorporó al conjunto celeste de cara a la campaña 2019-2020. Desde su llegada, se convirtió en un jugador importante en los esquemas gallegos, por fin sin lesiones de gravedad, a pesar de ser una temporada complicada en lo deportivo. Su segunda etapa en Vigo dejó 30 partidos oficiales y 4 goles, antes de regresar a la disciplina del conjunto culé.

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Selección nacional

Rafinha, fue convocado con frecuencia con las categorías inferiores de la Selección Española, pero a diferencia de su hermano Thiago, que eligió España, Rafinha decidió ser internacional absoluto con Brasil. El 5 de septiembre de 2015, debutó con la canarinha, en un amistoso frente a Costa Rica y tres días después, marcó su primer gol con la selección frente a Estados Unidos. Han sido sus dos únicos partidos hasta el momento como internacional absoluto. En 2016, participó en los Juegos Olímpicos de Río y logró la medalla de oro con su selección.

Foto: FC Barcelona
Foto: FC Barcelona

Biografía redactada por Jonathan Hernández Torrejón.

//