eSports, ¿el futuro rey del
entretenimiento?
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

A veces sería tan útil tener una máquina del tiempo, algo así como el DeLorean de Regreso al Futuro. Imagina poder ver esos acontecimientos que en el presente se conocen como históricos, pero en primera persona: el primer triple, la creación de la primera raqueta, la primera persona pateando un balón, el primer videojuego...

No podemos estar presentes en esos momentos, sin embargo, si sabemos como ocurrieron: Chris Ford anotó el primer triple oficial de la historia en 1974, en el siglo XV nació la primera raqueta de tenis, los egipcios fueron los pioneros en el deporte rey y OXO en el 1952 abrió el inmenso mundo de los videojuegos.

Todos esos acontecimientos han traído una larguísima historia hasta la actualidad: quién no ha echado un partido de baloncesto con sus amigos, o ha visto un partido de Tenis por la televisión, o es fanático de algún equipo de fútbol, pero, por el contrario, no todo el mundo ha jugado un videojuego —aunque cada vez son menos— alguna vez y mucho menos ha visto una competición de esta forma de entretenimiento, que para muchos aún son "las maquinitas".

El niño nuevo en el parque

La realidad es que los videojuegos y, por lo tanto, los eSports son cuanto menos, nuevos en nuestra sociedad. Si ya hemos mencionado que los egipcios fueron los pioneros en el fútbol, el primer videojuego llegó hace menos de setenta años, por lo que se podría decir que los deportes electrónicos son polluelos recién salidos de los huevos que aún ni pueden volar.

Pero, estos polluelos crecen muy rápido, a pasos agigantados. OXO fue el primer videojuego en el 1952, pero no fue hasta veinte años después cuando se llevó a cabo la primera competición de videojuegos oficial. Spacewar! Se había hecho un hueco en la sociedad americana, sobre todo en la juventud, que estaba loca por los avances que se estaban consiguiendo con las tecnologías, por ello un grupo de estudiantes de la Universidad de Stanford organizó lo que se convertiría en la primera competición de eSports, aunque obviamente no tuvo nada que ver con los macro eventos que se organizan hoy en día. Para ponerlo un poco en contexto, el ganador de dicho torneo obtuvo una suscripción de un año a la revista Rolling Stones, mientras que el ganador de la edición de este año del mundial de League of Legends se embolsó casi quinientos mil dólares. 

La evolución tanto de los eSports como de los videojuegos en tan poco tiempo es abismal y plantea muchísimas dudas hacia el futuro, pero sobre todas hay una que destaca: ¿dónde está su techo?

Es muy pronto aún para dar una respuesta a esa pregunta, sin embargo, lo que si se puede afirmar es que el límite del crecimiento de este entretenimiento está a mucha altura y que más pronto que tarde descubriremos dónde.

Los datos hablan por sí solos

Con los datos de las audiencias de los últimos eventos sobre la mesa, podemos ver que los eSports no son una moda y que cada vez son más los que lo eligen como su entretenimiento o incluso deporte favorito. 

Por ejemplo, la final del Valorant Champions 2021 celebrada el 12 de diciembre entre Gambit y Ascend reunió a más de un millón de personas de pico de audiencia en la plataforma de streaming Twitch en su primer año de existencia; y si nos vamos al terreno nacional, la final de la LVP Rising Series Finale reunió a catorce mil personas.

Quinteto del equipo de Valorant Gambit | Foto: Gambit eSports
Quinteto del equipo de Valorant Gambit | Foto: Gambit eSports      

Por otro lado, el League of Legends —considerado el videojuego rey dentro de los eSports— consiguió un pico de audiencia en la final del mundo entre Damwon Kia y Edward Gaming de poco más de cuatro millones de personas —casi doscientas mil más que la edición anterior—, además de llegar al millón de visualizaciones de media en la competición.

En nuestro país, la máxima competición es la Superliga, la cual se divide en dos partes, la temporada de verano y la de primavera. La última disputada dejó un máximo de 73 mil espectadores en la final disputada entre Vodafone Giants y UCAM, pero lo más destacable es que duplicó al máximo de audiencia de la edición del pasado año, lo que remarca aún más el crecimiento tan grande que tienen los deportes electrónicos a cada año que pasa, sobre todo en España.

Giants levantando la copa de la Superliga | Foto: LVP
Giants levantando la copa de la Superliga | Foto: LVP     

Para finalizar con el repaso de audiencias de eSports no se puede dejar pasar al CS:GO, otro de los videojuegos más seguidos dentro de la escena de los deportes electrónicos. En el mes de noviembre se batió un récord de audiencia tras alcanzar los casi tres millones de espectadores de máxima en la final del mundo entre G2 NAVI convirtiéndose en el décimo evento de eSports más visto de la historia. El CS:GO se creía muerto con el ascenso de Valorant y la poca actividad de competiciones que se estaba teniendo en los últimos meses, pero nada más lejos de la realidad, el Counter Strike está más vivo que nunca. 

NAVI levantando la copa del Major en Estocolmo | Foto: NAVI
NAVI levantando la copa del Major en Estocolmo | Foto: NAVI      

Las audiencias no son lo único importante en los deportes, también hay que tener en cuenta las aficiones y los seguidores, y los eSports tampoco se quedan atrás.

Desde hace algunos años hay diferentes eventos que se hacen de forma presencial y son inigualables, aunque hay que mencionar que por culpa de la COVID-19 han bajado sus apariciones. Los aficionados a los eSports son muy fanáticos de esta forma de entretenimiento, de manera muy diferente a lo que podrían ser los aficionados de cualquier otro deporte. Al ser una pasión tan nueva no existen rivalidades: cada uno siente más cercanía por un equipo u otro, pero todos quieren disfrutar de una buena competición, sean cuales sean los equipos que se enfrentan, lo que deja unos eventos increíbles con unos ambientes que no tienen nada que envidiar a los deportes más populares.

En el 2019 —último año en el que había normalidad de eventos en cuanto a lo que la pandemia se refiere— se celebraron en España los cuartos de final y las semifinales de los Worlds de League Of Legendsque llenaron el Palacio de Vistalegre—, la final del Summer Split de la Superliga —que vendió las mil quinientas localidades que ofreció el Pabellón Quico Cabrera— entre otros, sin contar eventos como Gamergy, Dreamhack o Gamelab que suelen reunir grandes cantidades de personas aficionadas a los videojuegos y los eSports.

Poco a poco se ha podido ir volviendo a la organización de eventos presenciales, el último y de los más destacados ha sido la presentación del nuevo proyecto de Ibai en conjunto con Gerard Piqué, jugador del FC Barcelona, que ha creado un equipo de eSports para competir en las competiciones nacionales de League of Legends y Valorant. KOI eSports organizó una presentación multitudinaria que llenó el Palau Sant Jordi de Barcelona, además de preparar un amistoso contra uno de los mejores equipos franceses del momento.

Presentación de KOI eSports en Barcelona | Foto: Marca
Presentación de KOI eSports en Barcelona | Foto: Marca      

Los eventos presenciales son una de las partes más importantes y bonitas de los eSports, además, son la mayor demostración de la pasión que generan un grupo de jóvenes jugando videojuegos desde sus casas.

Nadie sabe que será de la sociedad en cinco años, mucho menos en diez, pero la certeza que tiene el futuro es que los eSports han llegado para quedarse y no pasar desapercibido precisamente. El crecimiento que han tenido los deportes electrónicos en el mundo ha sido algo increíble, en España ha sido aún mayor, lo que deja la puerta abierta de par en par al futuro de esta nueva forma de entretenimiento —que incluso se plantea incluir en los Juegos Olímpicos—. Si aún no conoces los eSports has llegado en el mejor momento.

VAVEL Logo