Resumen temporada 2016/17 Juventus: a las puertas de la perfección
Resumen temporada 2016/17 Juventus: a las puertas de la perfección | Fotomontaje: VAVEL

Otra vez al filo de la matrícula de honor. Los de Allegri, como ya sucediese hace dos temporadas, han ganado el doblete nacional, quedándose a noventa minutos de ser el mejor equipo del continente europeo. De nuevo no hubo demasiada competencia en el campeonato regular, aunque el último sprint de Roma y Napoli obligó al conjunto juventino a no dormirse en los laureles. 91 puntos, cuatro más que los romanos. En la Coppa los de Allegri tuvieron su escollo más importante en semifinales ante el Napoli, ganando cómodamente 2-0 a la Lazio en la final. No obstante, no hubo pleno de competiciones nacionales, ya que el Milan consiguió arrebatarle en los penaltis la Supercoppa al equipo transalpino.

Pero de nuevo el factor diferencial fue la Liga de Campeones. La Juventus desarrolló una competición inmaculada, venciendo en la fase de grupos, y eliminando a Porto, FC Barcelona y AS Mónaco en el camino a la final de Cardiff, recibiendo tan solo dos goles en doce partidos. Pero el equipo se descompuso en la final ante un Real Madrid que estuvo a merced de los italianos durante el primer tiempo, pero que destrozó el muro defensivo bianconero en cuarenta y cinco minutos para olvidar. Otra vez a un paso de un título que hubiera consolidado a la Juventus como el mejor equipo del continente.

La llegada de Higuaín para romper el mercado

Tras una temporada 2015/16 cerca del sobresaliente, desde la cúpula juventina se buscó en el mercado estival un salto de calidad para aspirar a todo. Higuaín fue la pieza clave, que desató el odio por parte de un Napoli que recibió 94 millones de euros por él, el pago de la cláusula de rescisión. Un delantero que garantizase los goles que habían faltado en los momentos decisivos. Además de ello y tras la salida de Pogba, hacía falta un mediocentro de calidad que llenase el vacío del francés. Pjanic fue el elegido.

Higuaín rompió el mercado en Italia | Foto: Juventus
Higuaín rompió el mercado en Italia | Foto: Juventus

Las llegadas de Gonzalo y Miralem no solo reforzaban la plantilla y el once inicial juventino, sino que arrebataban dos pesos pesados a sus máximos rivales por el Scudetto. Además, también llegaron hombres como Dani Alves y Pjaca para acabar de apuntalar una plantilla que parecía muy compensada en todos los aspectos.

Ilusionante inicio de temporada

La Juventus comenzó la temporada con el paso muy firme. Nueve victorias en los primeros once encuentros de la temporada que dejaban patente el buen inicio de campeonato de los de Allegri. Solo un tropiezo en la competición doméstica ante el Inter de Milán en el Giusseppe Meazza, cayendo derrotada por 2-1 y un empate, ante el Sevilla FC en el Juventus Stadium en la fase de grupos de la Uefa Champions League, tras un partido en el que los bianconeros lo intentaron todo, pero en el que no fueron capaces de perforar la portería de Sergio Rico. Entre las victorias del inicio de año, destacó el triunfo ante la Fiorentina en casa o la victoria por la mínima en el Olímpico de Roma ante la Lazio gracias al gol de un Sami Khedira que estaba empezando como un tiro la temporada.

Los resultados con el paso de los encuentros seguían siendo satisfactorios. Higuaín comenzaba a ver portería tras las primeras críticas por su estado de forma, Pjanic se adaptaba al juego juventino y hombres como Rugani entraban con fuerza en el equipo. Pese a ello, la Juve tuvo malos días. Derrota por la mínima en Milán, y empate en Liga de Campeones en casa ante el Lyon, donde aún no había podido conseguir el triunfo en la competición. Pese a ello, la victoria en el Sánchez - Pizjuán dejaba el liderato de la fase de grupos en el bolsillo de los turineses.

Abriendo brecha en Serie A y patinando en la 'Supercoppa'

Pese a la contundente derrota en el Luigi Ferraris ante el Genoa por 3-1, los hombres de Allegri comenzaron a distanciarse de sus perseguidores en la liga regular. Victoria clave ante la Roma por la mínima gracias al tempranero gol de Gonzalo Higuaín. Siete puntos de ventaja para marcharse al parón invernal con la certeza de estar siendo el equipo más fiable de la Serie A. En Europa la victoria en casa ante el desahuciado Dinamo de Zagreb dejaba definitivamente a la Juventus clasificada como primera de grupo para los octavos de final de la Liga de Campeones.

Marchisio controla el esférico durante la final de la Supercoppa | Foto: Juventus
Marchisio controla el esférico durante la final de la Supercoppa | Foto: Juventus

Acababa 2016 y los juventinos se medían al AC Milan por el último título de la temporada, que, no obstante, correspondía a la Supercoppa de Italia, que por motivos de patrocinio se viene disputando en las últimas temporadas en diciembre. El partido estuvo muy equilibrado en el tiempo reglamentario. Chiellini puso por delante a la Juventus y Bonaventura equilibraba la contienda antes del descanso. Se tuvo que llegar a los penaltis donde Donnarumma fue el héroe. Dos penaltis detenidos a Mandzukic y Dybala que devolvían la gloría a los rossoneros en detrimento de una Juve que hacía mucho tiempo que no perdía un título nacional.

El año comienza con el pie en el acelerador

Tras la derrota en la Supercoppa los de Allegri parecieron comenzar el año dolidos y con ganas de reivindicarse. Llegaban partidos complicados, y la mayoría los pasaría con nota el equipo de Turín. Solo la Fiorentina consiguió la victoria gracias a los goles de Kalinic y Badelj en un encuentro en el que los viola fueron muy superiores. Pese a este tropiezo llegaron triunfos de mérito en casa ante Lazio, Milan e Inter, además de solventar salidas complicadas ante Cagliari o Sassuolo.

Entre medias los italianos superaron la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones ante un Porto que no opuso demasiada resistencia. 0-2 en Portugal y la sentencia en el Juventus Stadium gracias al gol de Dybala desde los once metros. También comenzaba la andadura turinesa en la Coppa de Italia, solventando las dos primeras eliminatorias ante Atalanta, 3-2 y contra el AC Milan, 3-1, devolviéndole al equipo de Montella el triunfo de la Supercoppa.

El camino hacia las finales

Comenzaba la fase decisiva de la temporada para al Juventus. Llegaba el encuentro de ida ante el Napoli de las semifinales de Coppa y los de Allegri tomaban ventaja en el camino al título. Polémica ventaja ya que dos de los tres goles fueron de penaltis más que dudosos. En Serie A los triunfos seguían llegando y la ventaja permitía centrar al equipo en las competiciones del KO. Tras una dura salida a San Paolo y pese a la derrota por 3-2, gracias al doblete de Higuaín, la primera final de la temporada se había certificado.

Dybala vio puerta por partida doble ante el FC Barcelona | Foto: Juventus
Dybala vio puerta por partida doble ante el FC Barcelona | Foto: Juventus

Llegaba entonces la eliminatoria más complicada de la temporada. Los cuartos de final de la Champions ante el FC Barcelona. Los azulgranas venían crecidos tras la histórica remontada ante el PSG y la Juventus realizó el mejor partido de la temporada, 3-0 con un excelso Dybala con un equipo que logró frenar el ataque blaugrana. La vuelta fue una oda a como parar al equipo con mayor potencial goleador del planeta. 0-0 y tras dos temporadas la Juve volvía a estar entre los cuatro mejores de la Liga de Campeones.

Turno después para el último paso antes de la final de Cardiff. El rival era la revelación de la competición, el AS Mónaco. Los de Allegri volvieron a resolver la eliminatoria en el partido de ida. Dos goles de Higuaín que dejaban la final de la Champions a solo noventa minutos. La vuelta fue relativamente cómoda. Mandzukic y Alves sentenciaron la eliminatoria en el primer tiempo con dos nuevos goles. Mbappé acortó distancias en el segundo acto, pero la final ya tenía color bianconero.

La semana fantástica: doblete nacional

El premio a una trabajada temporada iba a llegar la última semana de mayo. El Olímpico de Roma dictaría sentencia entre Lazio y Juventus en la final de Coppa. La final no tuvo demasiada historia. Los juventinos se adelantaron muy pronto en el electrónico gracias al gol de Dani Alves a pase de Álex Sandro. Bonucci en un saque de esquina iba a poner el segundo y definitivo gol tras un buen toque de cabeza de nuevo del lateral zurdo. La Lazio lo intentó en el segundo acto pero fue incapaz de meterse en la final. Tercer título de Coppa consecutivo para la Vecchia Signora.

Higuaín y Dybala celebran el título de Serie A | Foto: Juventus
Higuaín y Dybala celebran el título de Serie A | Foto: Juventus

Tras tres tropiezos consecutivos en Serie A, fruto del desgaste en Europa, la Juve iba a conquistar el doblete nacional. El triunfo por 3-0 ante el Crotone en la penúltima jornada del campeonato hizo oficial el trigésimo tercer título para los bianconeri, trigésimo quinto para parte de la hinchada de Turín. 

Cruel final de temporada en Cardiff

Era el momento esperado desde aquella final perdida en Berlín ante el FC Barcelona en 2015. Dos duros años de cambios en la plantilla y de trabajo para poder alcanzar este día. Pero las cosas no iban a salir bien. Enfrente, el peor rival para una final de Champions, el Real Madrid. El encuentro no obstante comenzó con la Juventus como un tiro en busca del título. Tres disparos a portería en los primeros seis minutos que dejaban patente el hambre de victoria bianconera.

Pese a ello, el Real golpeó primero. Y es que si algo tiene el conjunto blanco es pegada. Un único disparo en todo el primer tiempo que acabaría en gol de Cristiano Ronaldo. La réplica fue inmediata, por medio de uno de los goles del año, obra de Mario Mandzukic. Los de Allegri siguieron maniatando durante todo el primer tiempo al equipo español, llegando al descanso con la sensación de estar haciendo lo correcto.

Buffón abatido tras perder la final de la Champions por tercera vez en su carrera | Foto: Juventus
Buffón abatido tras perder la final de la Champions por tercera vez en su carrera | Foto: Juventus

Pero el segundo tiempo fue distinto. El Real Madrid se soltó la melena y arrolló a una Juve incapaz de llegar a la meta de Keylor Navas. Casemiro, con bastante fortuna y Cristiano de nuevo ponían tierra de por medio en la final. Cuadrado se autoexpulsaba apenas diez minutos después de haber entrado al campo. Asensio sentenciaba en los últimos minutos con la Juve volcada hacia revertir una situación casi imposible. El Real Madrid se llevaba el partido y el título por un 1-4 definitivo. Los aficionados juventinos lloraban, de nuevo una oportunidad pérdida. Y ya van cinco seguidas. La Champions le debe varias al conjunto italiano.

Continuidad y fondo de armario para la próxima temporada

Terminado el curso, la Juventus ha estado cerca de conseguir el triplete. Una derrota en un encuentro no puede marcar una desmantelación similar a la de hace dos temporadas. Tras perder la final ante el FC Barcelona, hombres como Vidal, Pirlo o Tévez decían adiós al equipo juventino. Ahora, la Juve debe mantener el bloque de la plantilla que le ha llevado al éxito esta temporada.

Evitar la salida de pesos pesados del equipo y poder reforzar posiciones clave. La plantilla bianconera era larga, eso no se puede negar, pero quizás descompensada tras el cambio de sistema y la acumulación de jugadores arriba. Al inicio de temporada y con el 3-5-2 al equipo de Allegri le quedaba pólvora en el banquillo con hombres como Mandzukic y Cuadrado. El paso al 4-2-3-1 con el croata en una banda y el colombiano en la otra, hasta la irrupción de Alves en los últimos partidos como interior, dejó solo a Pjaca como hombre de ataque para las segundas partes. Y encima cayó lesionado. A continuación se puede observar el primer (arriba) y el último (abajo) once de la temporada.

Once inicial Juventus 2-1 Fiorentina. 20/08/2016

Once inicial Juventus 1-4 Real Madrid. 03/06/2017

Si Allegri vuelve a apostar la próxima temporada por varios hombres de ataque y solo dos mediocentros posicionales, es probable que la plantilla se deba compensar, con más jugadores de ataque y menos en el medio del campo. Porqué si algo le ha fallado a esta Juventus ha sido reacción en los encuentros que han comenzado con mal pie. El resto, se debe tocar lo menos posible para un equipo que a nivel de conjunto ha sido el más fiable de esta temporada. La Juve y Allegri deben seguir caminando de la mano.

VAVEL Logo