El West Ham se aleja del descenso y hunde al West Brom
Fuente: West Ham

Las pompas fueron interminables en el London Stadium cuando en el minuto 94, Andy Carroll anotó el gol de la victoria para los suyos. El West Ham podrá respirar durante unos días tras lograr dramáticamente la victoria frente a su rival por el descenso, el West Brom. El equipo de David Moyes se vio obligado a remontar y así lo hizo, en el último suspiro, para hundir más a su rival en los puestos de peligro y tomar así una distancia que puede acabar resultando clave a final de temporada.

Efectividad máxima

La situación clasificatoria de ambos provocó un arranque de partido muy pausado, con un gran respeto y pocas acciones ofensivas. No obstante, fueron los Hammers quienes dieron un paso adelante y tomaron la iniciativa. En el ecuador de la primera parte llegó la primera ocasión real de peligro, con un disparo de Manuel Lanzini desde la frontal del área que atrapó el guardameta visitante sin mayores apuros. Alcanzada la media hora de juego, el encuentro dio un giro inesperado con el tanto de James McClean, quien agarró la pelota en el costado derecho y regateó hasta plantarse en la medialuna del área, donde disparó y anotó gracias al rebote en un defensor del West Ham que despistó a Adrián. 

El tanto inicial no desconcentró a los locales, que lo siguieron intentando una y otra vez. Lanzini primero y Kouyaté después, tuvieron el empate en sus botas pero no pudieron materializar sus oportunidades. Además, ya sobre la hora, Jonny Evans pudo poner más tierra de por medio para los suyos aunque su disparo se topó con el arquero del West Ham.

Fuente: West Ham

Remontada con fundamento

La segunda parte se inició tal cual había concluido la primera, con los Hammers amenazando la portería contraria. Andy Carroll se echó el equipo a la espalda y comenzó a remar para liderar la remontada de los suyos. Un cuarto de hora tardó el delantero en poner las tablas, aprovechando un gran centro de Aaron Cresswell y elevándose con categoría sobre los dos centrales del West Brom. La hinchada comenzó a creer en la remontada y así lo hicieron los jugadores, que siguieron atacando sin cesar. El juego de los Baggies estaba sin ideas, al contrario que el West Ham, quien por medio de Arnautovic estuvo a punto de ponerse por delante, aunque la intervención de Foster lo evitó.

El partido bajó de intensidad a falta de un cuarto de hora, cuando ambos apuntaban al empate sin dejar de buscar un espacio o provocar un error para llevarse los tres puntos. El balón parado no resultó efectivo ni tampoco los centros laterales. Sin embargo, cuando ya algún espectador se había levantado y abandonado el London Stadium, el West Ham salió a la contra, Marko Arnautovic se desmarcó hacia el pico izquierdo del área, centró raso el balón y en el segundo palo apareció, de nuevo, Andy Carroll, quien anotó desde un ángulo casi imposible y puso el delirio en toda la cancha.

Fuente: West Ham

Ahora, con la FA Cup y la Carabao Cup de por medio, la Premier League se da un respiro aunque para los Hammers aún queda un asalto más antes de las diferentes competiciones domésticas. Con estos tres puntos, el West Ham abandona los puestos de Championship para situarse decimosexto con 21 puntos, dos más que el Stoke City, el primer descendido a día de hoy. Por su parte, el West Brom no sale a flote y se mantiene penúltimo con 16 puntos, empatado con el Swansea y a cuatro de la salvación, marcada por el Southampton.

Mañana, el West Ham viajará a White Hart Lane para enfrentarse al Tottenham, mientras que su rival el domingo en la FA Cup será el Shrewsbury, fuera de casa. Además, su siguiente compromiso en la Premier League tampoco será en su feudo, si no que tendrá que viajar a casa del Huddersfield. Por su lado, el West Brom no disputará torneo liguero hasta el 13 de enero, cuando recibirá al Brighton en The Hawthorns. Antes, viajará a Exeter para el partido copero frente al conjunto de la League Two, la cuarta división inglesa. 

VAVEL Logo