Quedaron a mano
Los jugadores del Everton festejan la igualdad. Foto: twitter.com/Everton

El capítulo número 24 de las 38 del libro de la Premier League, se escribió este sábado en Inglaterra. A pesar de que no fue por completo, varias páginas de los encuentros disputados este día ya están completos.

Uno de ellos, fue el enfrentamiento que se dio en Goodison Park entre el local, Everton, ante el West Bromwich Albion que, en la previa, era un partido mucho más que interesante ya que contaba con uno de los atractivos, en cuanto a los fichajes, de la nueva cara en el conjunto "Tofee" , Theo Walcott que llegó procedente del Arsenal. 

Un Everton que comenzó muy mal esta liga pareciendo que iba a luchar por los puestos que ninguno quiere estar, lo que le podía significar jugar en la segunda división. Pero, desde la llegada de Sam Allardyce, la historia cambió y hasta podría llegar a soñar con los puestos de Europa League, si ganaba este encuentro.

Por el lado de West Bromwich Albion, que está luchando sin otra opción por mantener su categoría de Premier League ya que, solamente, había sumado 19 unidades, lo que hacía que se encuentre en la décimonovena posición con la cabeza en evitar llegar al Championship. 

Por eso, en la previa, este partido se volvía fundamental para ambos. En caso de querer soñar con un puesto en competiciones europeas, Everton estaba obligado a sumar de a tres. Lo mismo para los "Baggies", que se si conseguía un triunfo el que quedaba en zona descenso era el Southampton que le tocará recibir a un rival más que complicado como lo es el Tottenham Hotspur. 

Jay de la ventaja

Desde las 15 horas de Inglaterra, era el momento que Stuart Attwell, árbitro de este encuentro, daba la orden para que el partido se pusiera en marcha. En los primeros minutos, se vio un equipo visitante más decidido y sorprendiendo a un Everton que lo lastimaba con un remate de Salomón Rondón que terminó en las manos de Jordan Pickford.

Lejos de quedarse, los Alan Pardew siguieron en busca de abrir el marcador. El próximo intento llegaba con una buena jugada en la que, Rondón de espaldas al arco, habilitó a Grzegorz Krychowiak que recibió y antes de llegar al área disparó, pero la pelota se fue muy por arriba. 

Por eso, era saque de arco para Everton. El portero sacó la pelota muy lejos, le quedó a los mediocampistas del West Bromwich, que la pasaron a Rondón y, el futbolista venezolano le metió una pelota sensacional a Jay Rodríguez que lo dejó mano a mano con Pickford que, ante su salida, definió abajo y cruzado para marcar el cero uno a favor de la visita. 

Dawson, Rondón y Rodríguez celebran la apertura del marcador. Foto: twitter.com/WBA
Dawson, Rondón y Rodríguez celebran la apertura del marcador. Foto: twitter.com/WBA

Luego de la ráfaga de los "Baggies", era el momento de proteger esa ventaja. Para encontrar la primera aproximación del local, hay que ir hasta el minuto 19, cuando Sigurdsson, en una falta a favor, lanzó el centro para Schneiderlin que, finalmente, cabeceó afuera. 

El partido se le complicaba cada vez más al Everton que no lograba la forma de generar peligro en el arco rival. La más clara pasó por Kenny que, con una buena jugada individual, buscó su lugar para disparar, y sacó el zurdazo que terminó en las manos de Foster.

La última chance pasaba por Roldon que cabeceó un centro de Brunt en un tiro de esquina. Des esta forma, West Bromwich se iba al descanso con la ventaja mínima. 

Igualdad

Los primeros minutos de la segunda parte, no cambiaron mucho de lo que fue la primera mitad. Los de Pardew recargaron las energías y pudieron aumentar su ventaja. Esto era por medio de, una vez más, Rondón, se dio media vuelta y disparó, pero Pickford logró desviar la pelota. 

Al minuto 58 de juego, llegó una jugada desafortunada para el delantero venezolano. Esto fue porque al momento que iba a quedar mano a mano con el portero local, James McCarthy logró llegar justo para marcar, Rondón intentó rematar pero en vez de la pelota se llevó puesta la pierna del mediocampista que tuvo que salir y Rondón terminó con lágrimas en sus ojos al darse cuenta de la gravedad de la lesión.

Rondón preocupado por la lesión de su colega James McCarthy. Foto: twitter.com/Everton
Rondón preocupado por la lesión de su colega James McCarthy. Foto: twitter.com/Everton

El partido entró en un bache. Los cambios, las infracciones no lograban mostrar la mejor versión momento hasta, pero, a veinte minutos del final, Oumar Niasse ingresa al campo de juego, y luego de recibir una asistencia de su nuevo compañero, Walcott, quedó sólo para definir abajo del arco y anotar la igualdad. 

Oumar Niasse celebra la igualdad. Foto: twitter.com/Everton
Oumar Niasse celebra la igualdad. Foto: twitter.com/Everton

Desde ese momento, fue el cambio del partido que se volvió de ida y vuelta. Primero, fue la visita que avisaba con un tiro de Grzegorz Krychowiak desde fuera del área que Pickford logró desviar y, en el rebote, Jay Rodríguez envía la pelota a las gradas. Luego, respondió el Everton con un gran disparo del ex Arsenal que Foster sacaba bien. 

Los arqueros se volvían las estrellas del encuentro. Nuevamente, el portero del Everton le sacaba un gran remate Matt Phillips que, en el rebote, lanzó el centro para Rondón que cabeceó afuera. Lo mismo para el ex Manchester United que le evitó la anotación Yannick Bolasie.

Las últimas oportunidades fueron todas para la visita. Salmón Rondón pudo marcar en tres oportunidades, primero, Pickford le desvió la pelota, luego con un cabezazo que se marchó ligeramente desviado y la última que pegó el palo y le negó el triunfo al los "Baggies".

De esta forma, Everton y West Bromwich Albion quedaron a mano y poco les sirve este resultado. Los de Pardew siguen en la ubicación número 19, en zona de descenso, mientras que Everton se ubica noveno y a 16 unidades del ingreso a Europa League.

VAVEL Logo