El debate: ¿compartirá Harry Kane la delantera de Inglaterra con Jamie Vardy?
Fotomontaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL)

El debate: ¿compartirá Harry Kane la delantera de Inglaterra con Jamie Vardy?

El delantero del Tottenham es dueño y señor del ataque inglés. Sin embargo, tras la última temporada de Premier League, le ha salido, más que un competidor, un posible socio. Vardy presenta los 20 goles anotados esta campaña como sus principales credenciales para así poder optar a un puesto en el once de Southgate.

debate-vavel
Debate VAVEL

¿Por qué no iba a disponer el cuarto máximo goleador de la Premier League de oportunidades para ser titular en el Mundial de Rusia? La gran campaña del ariete del Leicester en cuanto a goles se refiere no le servirá para desbancar (ni mucho menos) de la delantera a Harry Kane, pero sí que le permitirá soñar con una posible titularidad. 

Aunque el jugador de los Spurs ha demostrado que sabe apañárselas él solo, nunca está de más un socio que te complemente y te haga mejorar. Y qué socio. El que fuera campeón de Inglaterra hace ya tres temporadas ha vuelto a cosechar un gran cifra anotadora: 20 goles. Que sumados a los 30 de Kane hacen de la delantera inglesa una de las más temidas del campeonato mundialista.

En manos del seleccionador Gareth Southgate está la posibilidad de que Jamie Vardy tenga la posibilidad de acompañar al capitán de Inglaterra como punta de lanza. Estilos diferentes de delanteros que, si bien no han terminado de rendir en sus respectivos clubes cuando los han acompañado otros '9', en la selección puede ser diferente.

 

Caballo y jinete, condenados a entenderse (Kiko Arrieta@kikoaa98)

Dos delanteros con habilidades tan diferentes como complementarias. Analizando las características de cada uno, podría parecer que están destinados a solaparse en el campo, llegando incluso a estorbarse. Pero esto no tiene por qué ser una realidad, analizando detalladamente su condiciones y cualidades.

Pero en un Mundial, la calidad se impone por encima de todo y, estos dos arietes, bien organizados, tienen la oportunidad de convertirse en la sensación de Rusia este verano debido a su amplia gama de recursos ofensivos.

El delantero del Leicester, calificado por su ex-técnico Ranieri como un “caballo fantástico” tras una temporada en la que ambos consiguieron uno de los mayores hitos de la historia del fútbol, representa las características de un bagual (denominación de caballo salvaje en Argentina), siendo un atacante rápido, feroz, intenso en la presión al rival, certero de cara a puerta y que requiere de espacios y ser referencia en ataque para explotar sus virtudes.

Por otra parte, se encuentra el que sería el jinete encargado de domar al caballo, Harry Kane, la escenificación de la elegancia inglesa, delantero de mayores aptitudes técnicas y dominio del balón, pero no por ello menos olfato de gol que su compatriota, pondría la pausa y el dinamismo como complemento a las galopadas del que fuera jugador del Fleetwood Town. Capaz de alejarse más del área que su compatriota, acostumbra a caer al costado izquierdo para recibir en banda y adentrarse en el área mediante diagonales y asociaciones con compañeros, al igual que bajar a la zona de mediapunta para lanzar en la frontal del área debido a su buen golpeo de balón.

Kane y Vardy cargarán con las esperanzas inglesas | FOTO: Getty Images
Kane y Vardy cargarán con las esperanzas inglesas | FOTO: Getty Images

on estas características, a Inglaterra se le abre la posibilidad de sorprender, apostando por este novedoso estilo: Vardy como referencia en punta y, el delantero londinense del Tottenham, recibiendo en la frontal del área actuando de nueve creativo por detrás del “punta”, intercambiando su posición con un Dele Alli tirado al costado izquierdo, al tiempo que se alterna con Kane constantemente para causar estragos en las defensas rivales, con un Raheem Sterling abriendo más el campo en el otro extremo del campo.

Un ataque novedoso, imprevisible y letal, con dos referencias que explotarían dos tipos de virtudes que pueden sembrar el caos en las defensas rivales y, una organización defensiva, que se basaría en la presión intensa de los dos “puntas” para que el rival tenga problemas sacando el balón jugado y pueda verse obligado a sortear el esférico, teniendo los ingleses poderío aéreo con Dier, Alli, Cahill, Stones o Maguire para ganar esos duelos.

Harry Kane ha declarado en varias ocasiones que le gusta caer a la banda a recibir y, desde ahí, poder asociarse con los centrocampistas o, en este caso, con el delantero de referencia. Su buena relación con el juego de toque, debido al sistema de su club, el Tottenham, le permite convertirse, a buen seguro, en un socio de garantías para los constantes desmarques que le ofrecerá el delantero del Leicester, estableciendo así un estilo de constante movimiento en el campo de rival que desorientaría por la movilidad de ambos a cualquier selección.

Asimismo, Vardy es un jugador que necesita espacios y que se ve perjudicado con un marcaje al hombre, o teniendo unos centrales pendientes únicamente de frenarle, siendo este un planteamiento que podría ser habitual en caso de jugar únicamente con el killer de Sheffield, limitándole su capacidad de sorpresa. De la misma manera le ocurre a “the HurriKane”, quién se ha visto obligado a caer a banda ante el cerrojo presentado por los equipos contrarios para tener influencia en el juego.

"La juventud del plantel obliga desde este verano a arriesgar en Inglaterra, requiriendo un cambio radical de sistema, con jugadores que aporten experiencia y calidad"

Para romper esta dinámica, jugando juntos, las defensas deberían estar pendientes de los dos jugadores del ataque inglés, así como de las subidas de Sterling por banda derecha, pudiendo desajustar los planteamientos defensivos con los intercambios de posición entre Alli y Kane cayendo al costado, abriendo huecos para el jugador del Leicester y su velocidad, llegadas de segunda línea de Henderson o incorporaciones de los laterales de Inglaterra que no pecan especialmente de falta de vocación ofensiva.

La calidad de ambos es incuestionable, su grado de motivación será máximo y, dejar a uno de ellos en el banquillo, convertiría a Inglaterra en una selección más plana y previsible, semejante a la vista en torneos como la Eurocopa de 2016, donde cayeron frente Islandia, o el pasado Mundial de Brasil. La juventud del plantel obliga desde este verano a arriesgar en Inglaterra, requiriendo de un cambio radical de sistema, donde haya jugadores que aporten agresividad y experiencia, virtudes que nadie más que los dos protagonistas mencionados encarnan de mejor manera, dentro de los 23 convocados por los “Pross”.

Podrían ser la sensación en Rusia pero, para ello, necesitan escapar del juego previsible y monótono practicado en las últimas citas internacionales. La decisión de poder optar a la final en el Luzhniki de Moscú, es de Southgate.

La verticalidad, corre a cuenta del caballo, concedido por su jinete, apoyándole y dando cordura a sus galopadas para orientarlas y dotarlas de sentido, poniendo un rumbo claro, a base de goles, optando a alcanzar la soñada final el 15 de julio.

 

HurriKane rumbo a Rusia, busquen refugio (Nacho Almeida - @nachoalmeida5)

Pelé dijo en su día que no había peor castigo que ser pelota y ser pateada por un inglés en Wembley. El brasileño, por aquel entonces, no sabía que habría un delantero como Harry Kane unos años más tarde bailando cada domingo con los defensas sobre el verde de Wembley. Y es que la temporada del “ciudadano Kane” ha sido para enmarcar. El delantero inglés ha tenido una temporada soñada comandando a los Spurs con 30 dianas en 37 partidos de Premier League. Harry Kane, o HurriKane como rezan algunas portadas, está preparado para el Mundial de Rusia y en él están depositadas muchas de las esperanzas inglesas para que Inglaterra desempeñe un buen papel en el torneo de este verano.

El “ciudadano Kane”, a sus 24 años ni más ni menos, portará el brazalete de capitán en Rusia tal y como ha confirmado recientemente su seleccionador, Gareth Southgate, en una entrevista en la que hablaba de los motivos de esta decisión: "Por supuesto, Harry va a necesitar apoyarse en otros buenos jugadores que tenemos a su alrededor. No te conviertes en un equipo top sólo por tener un buen capitán con buenos valores porque eso se tiene que contagiar al equipo de la manera correcta, pero creo firmemente que Harry es el indicado para enfrentarse a ese desafío".

Kane celebrando uno de los goles en la fase de clasificación para el Mundial | FOTO: talkSPORT
Kane celebrando uno de los goles en la fase de clasificación para el Mundial | FOTO: talkSPORT

El debate está en la calle. Dos bandos se enfrentan. En un lado los defensores de que Harry Kane juegue cómo única referencia en la punta (como se encuentra más a gusto), y en el otro bando los defensores de la dupla Kane y Vardy, sinónimo de goles, ya que ambos suman 50 dianas en Premier League este año. Habrá que analizar las estadísticas y el estilo de juego para ponerse en la piel del seleccionador y entender qué puede aportarle Vardy a Kane en la punta de ataque.

En la fase de clasificación para el Mundial de Rusia, Inglaterra se ha asentado en el 4-2-3-1, con Harry Kane como única referencia en punta, acompañado por tres media puntas veloces y técnicos como Rashford, Chamberlain, Lingard, Delle Alli o Sterling. Los últimos partidos de Inglaterra en esta fase han sido los siguientes:

1º. Victoria contra Lituania en el Vilnaus LFF stadium, 0-1, con un gol de Kane desde los 11 metros.

2º. Victoria en Wembley contra Eslovenia, 1-0, con un gol de Kane en el descuento.

3º. Victoria contra Eslovaquia en Wembley por 2-1.

4º. Victoria contra Malta por 0-4, con dos goles de Kane, en el estadio nacional Ta’ Qali.

5º. Empate 2-2 contra Escocia en Hampden Park, con un gol de Kane en el descuento.

Las estadísticas hablan por sí solas: cinco goles de Kane en los últimos cinco partidos clasificatorios para el Mundial

Todos estos partidos tienen un denominador común: Harry Kane jugando como único punta en el combinado inglés, tal y como juega en el Tottenham de Mauricio Pochettino. El resultado no es otro que goles, mostrando al mismo tiempo Inglaterra una solidez que no se veía desde hace tiempo en los Three Lions. Las estadísticas hablan por sí solas: cinco goles de Kane en los últimos cinco partidos clasificatorios para el Mundial, jugando como único punta y poniendo en serios aprietos a las defensas rivales por su versatilidad y potencia.

Así mismo Harry Kane, en su club, el Tottenham Hotspur, lleva unos años espectaculares tanto por su efectividad goleadora como por su regularidad, con unas estadísticas abrumadoras en las últimas campañas, habiendo marcado un total de 84 goles en 105 partidos en las tres últimas; hasta 0.8 goles por partido, un auténtico escándalo.

Es importante añadir que estos datos goleadores los ha conseguido jugando prácticamente la totalidad de dichos 105 partidos en estos últimos tres cursos como único punta, cómo se puede entender que aportará más a los suyos en tan importante cita mundialista.  

VAVEL Logo