Manuel Pellegrini, el ingeniero del fútbol
Pellegrini afronta su tercera temporada al frente del City. (The Mirror)

El ingeniero Pellegrini se formó como jugador en el Audax Italiano, pero donde realmente triunfó fue en el Universidad de Chile, donde jugó 13 temporadas. Como entrenador tiene un punto negro en la U de Chile, donde cuajó como futbolista y debutó como entrenador, pero se marchó a mitad de temporada para formarse fuera de su país y dejó al equipo descendido por primera vez en su historia. Mayores fueron sus éxitos en Argentina y, posteriormente, en España, y gracias a esto es considerado como el mejor entrenador chileno en la actualidad.

En Argentina hizo campeones del Campeonato Clausura a San Lorenzo y River Plate, éxitos que lo catapultaron a España, donde entrenó al Villarreal, al Real Madrid y al Málaga. Manuel Pellegrini llegó a la ciudad de Manchester en el verano de 2013, tras tres espectaculares temporadas en el Málaga CF, alcanzando con el club malacitano los cuartos de final de la Champions League, algo que nunca había conseguido el equipo andaluz, y siendo eliminado con polémica por el Borussia de Dortmund.

Así, el ingeniero recaló en el club mancuniano con dos objetivos: hacer olvidar a Roberto Mancini, técnico que le dio el título de Liga al Manchester City después de 35 años y el cual fue aplaudido por los seguidores citizens tras su salida; y ganar la Premier League. Algo que consiguió, tras una adaptación de sus jugadores a su estilo de juego, pues Pellegrini cambió el juego directo del italiano por un juego más asociativo, un juego de toque. El objetivo lo alcanzó después de situarse líder en la penúltima jornada del campeonato. Esa misma temporada también logró la Capital One, y en Champions fue eliminado por el FC Barcelona en octavos de final.

Pellegrini consiguió la Premier en su primer año en el City. (Manchester City)

Esta última temporada, el chileno no corrió la misma suerte y no consiguió alcanzar el objetivo, pues terminó la competición doméstica en segunda posición, por detrás del Chelsea de José Mourinho. El arranque de temporada fue dubitativo. Los problemas ya observados en la pretemporada se acentuaron cuando los jugadores dirigidos por el chileno cayeron goleados por el Arsenal en la Community Shield, competición que enfrenta al campeón de la Premier y al campeón de FA Cup. Después, los jugadores dirigidos por el ingeniero consiguieron resarcirse de sus errores y lograron el pase a los octavos de la Champions League, donde volvieron a caer eliminados por el FC Barcelona, además de la segunda posición en Liga, con bastante diferencia de puntos sobre el tercer clasificado, el Arsenal.

Así, el chileno afronta su tercer curso al frente de la plantilla del Manchester City, en la que espera mejorar la pasada campaña y lograr el título de Premier, como ya hizo en su primera temporada en Inglaterra. Del mismo modo, llegar lejos en la Champions League, competición en la que en los últimos años no han tenido demasiada suerte, pues el club inglés ha sido eliminado en octavos de final y en la fase de grupos en los últimos años, siendo en las dos últimas temporadas cuando accedieron a los octavos, pero en ambas ocasiones cayeron derrotados frente al FC Barcelona.

(Premier League)

Pese a que los resultados no han sido, ni mucho menos, los esperados en esta última campaña, la directiva citizen dará un voto de confianza tanto a Manuel Pellegrini como a la secretaría técnica. El ingeniero reconoce el disgusto: "La temporada pasada fue normalita, faltó ambición y compromiso. Hicimos una Premier normal y quedar fuera de Champions con el Barça está dentro de lo predecible. A nivel de Copas, sí lo hicimos mal. Pero de ahí a decir que yo me iba, hay una diferencia grande. Necesitamos seguir mejorando el plantel para progresar año a año y dar un salto de calidad. Quedó demostrado ante el Barça. Hay una diferencia muy grande aún con los clubes más importantes de Europa y estamos tratando de achicarla".

La renovación del equipo vendrá, por tanto, a través de los nuevos fichajes. Para esta nueva temporada, Pellegrini cuenta con la incorporación de Zucculini, que esta pretemporada está destacando por su juego, y la de otros jugadores que finalizan sus préstamos en los clubes en los que se encontraban cedidos, y algún fichaje más que pueda realizar el club mancuniano hasta el cierre del mercado, además de las dos contrataciones estrella, Sterling y Delph, aunque según ha confirmado el propio Manuel Pellegrini deben firmar algunos jugadores cuando sean las "personas adecuadas" y no precipitándose, puesto que aún queda más de un mes para que se cierre el mercado estival. Por otro lado, el chileno también cuenta con las bajas de Boyata, Lampard, Milner, Nastasic, Sinclair, Negredo, Rekik y la del capitán y antiguo emblema del club, Richards.

Manuel Pellegrini siempre ha intentado imponer su estilo de juego allá donde ha entrenado, pero donde mejor ha demostrado esa forma de jugar, de toque, ha sido en Villarreal, donde consiguió la Copa Intertoto de la UEFA, además de alcanzar las semifinales de la Champions; Málaga, donde cayó eliminado en cuartos de la Champions frente al Borussia de Dortmund, siendo esta la mejor clasificación europea del club malacitano; y ahora en el Manchester City, donde ha logrado ganar la Premier League y la Capital One Cup.

Amante del juego de toque sobre el césped, es uno de los pocos entrenadores que puede presumir de trasladar mejor el estilo de juego sudamericano a Europa, aunque el chileno

afirma que su estilo de juego cambió al llegar a España: "En España yo cambié la forma de jugar, usando medios sueltos en vez de mediocampistas fijos, y eso luego fue adquirido por la selección española. En la Liga española, antes de mi Villarreal, ponían a delanteros en las bandas para hacer el ida y vuelta, y yo empecé con los mediocampistas móviles que producían espacios”. Manuel Pellegrini suele utilizar un 4-4-2 clásico, con un centrocampista fuerte que destruya la ofensiva rival y, a su vez, trate de repartir el juego. Touré Yaya será una temporada más el 'hombre-eje'. A pesar de todos los jugadores estrella, en él se basará el juego de todo el equipo.

Touré volverá a ser una pieza clave. (The Telegraph)

Además del ya nombrado Touré Yaya, y de jugadores de calidad mundial como David Silva, el Kun Agüero, Samir Nasri, Vincent Kompany o Joe Hart, el técnico chileno contará con la presencia de Raheem Sterling, que parece estar totalmente adaptado al juego del Manchester City, a pesar de llegar al club en este período de fichajes. "Compramos a Raheem Sterling y estoy seguro de que mejorará bastante. Ahora mismo es muy buen jugador, pero en nuestro equipo, jugando junto a futbolistas como David Silva, Yaya Touré y Sergio Agüero, continuará mejorando porque aún es joven. Necesitamos de su velocidad en nuestro equipo, por lo que será importante en el futuro", resaltó Pellegrini sobre el ex jugador del Liverpool.

Sobre sus compañeros de profesión, Pellegrini argumentó: "Hay muchos técnicos con los que me siento identificado. Guardiola, Del Bosque o Wenger. Más que admirarlos, es una manera similar de ver nuestra profesión". Además, el ingeniero comparte la famosa frase de Luis Aragonés: “Yo quiero ganar, ganar y volver a ganar. La mejor manera de ganar mucho es jugar, tener posesión y atacar. Al menos, la más razonable. La mejor manera de ganar es jugar bien. Si me dices que juego mal y gano, vale, compro, pero al tercer partido jugando mal, pierdes seguro. Ganar es fundamental, pero se gana más jugando bien”, afirmó el actual técnico del City en una entrevista.

“Yo quiero ganar, ganar y volver a ganar. La mejor manera de ganar mucho es jugar, tener posesión y atacar"

El chileno es un entrenador ganador, enfocado en un equipo táctico que trata de cerrar los partidos cuando se va ganando. Aparentemente tímido y reservado, es un experto en hermetizar el vestuario y no dejar escapar ni los secretos que se “guardan” a voces. Destacó en el famoso Caso Riquelme, donde no se supo exactamente lo que había ocurrido, lo que sugiere que, tras esa pantalla elegante y discreta, se esconde un técnico muy exigente. Y esto es, posiblemente, la clave de su éxito.

VAVEL Logo