El Parma respira, le reducen la sanción por amaño de partidos

El club de futbol italiano había sido sancionado con cinco puntos de penalización en el arranque de la Serie A y, el jugador E. Calaió también cumpliría una sanción económica y disciplinaria.

El Parma respira, le reducen la sanción por amaño de partidos
Foto: Parma Calcio 1913

Esta semana, el Tribunal Federal de Apelación ha dado el visto bueno a la defensa del Parma en cuanto a un supuesto intento de amaño de partidos se refiere. Específicamente, este caso de amaño de partidos fue causado por Emanuele Calaió, por quien habían sancionado al club italiano con cinco puntos de penalización menos en el inicio de la liga y, al jugador, con 20.000 euros y dos años de inhabilitación que no le permitirían pisar un campo de fútbol profesional.

Cabe destacar que el delantero italiano del Parma, Calaió, fue acusado de enviar dos mensajes a través de la red social “WhatsApp” a sus ex compañeros de equipo Filippo De Col y Claudio Terzi mandando señales de pedir a los visitantes que no arruinaran la fiesta del Parma. Ese día, el Parma consiguió la victoria 2-0 y así llegó el ascenso. Tras el final del encuentro, los jugadores que recibieron dichos mensajes decidieron denunciar el hecho ante la dirigencia de su respectivo club.

Finalmente, el club de fútbol de la ciudad de Emilia-Romaña dio a conocer a través de un comunicado que la entidad histórica del fútbol italiano ha sido indultada de dichas acusaciones, mientras que, al jugador Emanuele Calaió, le redujeron la respectiva sanción de dos a un año sin poder jugar a fútbol profesionalmente.

Gracias a esto, los recién ascendidos a la Serie A iniciarán el campeonato en igualdad de condiciones en cuanto a puntos se refiere. Uno de los trabajadores administrativos del Parma, Luca Carra, aseveró en un comunicado que les "enorgullece haber demostrado que lo publicado no era más que ruido", y aprovechó también para dirigirse a la afición e instarla a "estar orgullosa de un club que ha renacido de sus cenizas". Recordemos que el Parma descendió de categoría en 2015 a la Serie D, desde la Primera División (Serie A), tras declararse en bancarrota. En los tres años que han transcurrido desde su descenso, el club italiano ha logrado volver a la máxima competición del balompié en dichas latitudes.