El Arsenal festejó ante un duro Bournemouth

Los 'Gunners' derrotaron como local por 3-1 a un duro conjunto de Bournemouth gracias a una gran actuación de Alexis. Walcott y Sánchez en dos ocasiones, le dieron la victoria a los de Wenger. Wilson de penal había puesto el empate transitorio para los de Eddie Howe.

El Arsenal festejó ante un duro Bournemouth
Walcott y Alexis le dieron la victoria a Arsenal. Foto: Premier League.
Arsenal
3 1
Bournemouth
Arsenal: Cech; Debuchy (Gabriel, min 15), Koscielny, Mustafi, Monreal; Özil, Elneny, Walcott (Giroud, min. 76), Xhaka, Oxlade-Chamberlain (Ramsey, min. 75); Alexis Sánchez.
Bournemouth: Federici; Cook, B. Smith (Mousset), Francis Aké; A. Smith, Arter, Gosling; King, Wilson (Afobe, min. 63), Stanislas (Ibe, min. 71).
MARCADOR: 1-0, min. 12, Alexis Sánchez. 1-1, min. 23, Wilson (PEN). 2-1, min. 53, Walcott. 3-1, min. 90, Alexis Sánchez.
ÁRBITRO: Mike Jones.
INCIDENCIAS: Encuentro por la Jornada 13 de la Premier League disputado en el Emitares Stadium, Londres.

Arsenal recibió a Bournemouth en el Emirates Stadium y se despachó con un 3-1 a favor gracias a una gran actuación del chileno Alexis Sánchez, quien convirtiendo dos de los tres tantos de los Gunners –Walcott marcó el restante-. El conjunto de Wenger apostó por la velocidad y el contragolpe para llevarse la victoria pero tuvo que trabajar más de la cuenta ante un duro equipo de Howe, que de no ser por algunos errores podría haber sacado un empate en su visita a Londres. Con esta victoria los Gunners se ubican en la cuarta posición a tres puntos del líder, Chelsea.

La primera etapa fue muy pareja, con el Arsenal manejando la tenencia de balón, como es costumbre, apostando a la paciencia y a la velocidad de sus hombres de ataque, principalmente de la referencia en el área, Alexis –tuvo un buen primer tiempo-. Mientras que por el otro lado, se vio a un Bournemoth muy intenso, que intentó ocupar cada rincón del campo y se dispuso a recuperar la pelota y salir de contragolpe.

Los primeros diez minutos pasaron sin muchas emociones, Arsenal era el dueño del balón pero no podía quebrar a una sólida defensa de los Cherries –Aké de central hizo todo bien, casi impasable-. Sin embargo, a los 12 minutos Bournemouth intentó salir jugando, Cook hizo todo lo que no dice el manual: jugó hacia adentro y dejó el balón muy corto. Alexis, muy atento a la acción, no tardó en reaccionar y aprovecho el regalo para poner el 1-0 a favor de los Gunners.

Alexis abrió el marcador. Foto Premier League.
Alexis abrió el marcador. Foto Premier League.

El gol pareció darle tranquilidad al conjunto de Wenger, pero a los 15 minutos Debuchy, quien volvía después de estar varias semanas inactivo, tuvo que dejar el campo lesionado y en su lugar entró Gabriel. Los Cherries tomaron nota de la inclusión de un central en la posición de lateral y comenzaron a atacar al jugador brasileño.  De a poco los dirigidos por Howe empezaron a acercarse al arco defendido por Cech. A los 22 minutos Monreal disputó un balón en el área contra Wilson, quien al sentir el contacto se dejó caer en el área de los Gunners y el árbitro Mike Jones cobró un dudoso penal.  Fue el mismo Wilson quien, un minuto después, se encargó de cambiarlo por gol para igualar el encuentro en 1-1.

El empate le dio vida a Bournemouth e hizo que los roles se cambiaran. Fueron los visitantes los que comenzaron a tener la tenencia del balón y a generar las chances de gol. Las más claras estuvieron en manos de los dos Smith. Primero fue Adam Smith con la cabeza quien pudo adelantar a los Cherries apenas dos minutos luego del empate. Luego fue Brad Smith quien con un potente zurdazo al primer palo hizo trabajar a Cech. Sin embargo, sobre el final, Arsenal reaccionó de la mano de un Alexis que estuvo intratable pero primero el arquero y luego el travesaño le negaron el gol.

Wilson festeja el gol del empate. Foto: Premier League.
Wilson festeja el gol del empate. Foto: Premier League.

El segundo tiempo comenzó con un Arsenal decidido a conseguir el segundo gol. En el arranque el conjunto de Wenger, para sorpresa de muchos, apostó por la velocidad y el contragolpe, cediendo el balón a Bournemouth. En los primeros minutos cada ataque de los Gunners se topó con una defensa de los Cherries casi insuperable con Aké como estandarte. Sin embargo, luego de varios intentos llegó la recompensa para los locales. Özil ensayó una gran jugada por izquierda y sacó un centro pasado para la llegada de Monreal, quien de primera centró y encontró a Theo Walcott quien se elevó y de cabeza puso el 2-1 a favor.

Luego del segundo tanto de los Gunners el partido entró en un bache, el ritmo de juego decayó –los cambios en ambos equipos contribuyeron a ello- pero ambos equipos siguieron generando oportunidades de gol. Arsenal pudo agrandar la diferencia luego de una gran corrida de Alexis pero la jugada se diluyo en los últimos metros. Mientras que Bournemouth tuvo en los pies de Afobe, quien ingresó por Wilson minutos antes, pero Cech le negó el posible empate. Hasta tuvo la posibilidad de empatar si no fuera porque el juez Mike Jones no sancionó un penal a favor luego de que Monreal cotara con la mano un avance de los Cherries.

Ya sobre el final, en el minuto 90, Arsenal salió de contra, su arma mortal durante todo el partido, y luego de una gran jugada Giroud dejó de cara al gol a Alexis Sánchez quien solo empujó el balón y liquido el encuentro por 3-1 a favor de los Gunners, para de esa manera ubicarse nuevamente en la cuarta posición a solo tres puntos de la punta del campeonato.

Walcott festeja el segundo gol de los Gunners. Foto: Premier League.
Walcott festeja el segundo gol de los Gunners. Foto: Premier League.