Seattle Sounders disputará su primera MLS Cup

Seattle Sounders llega por primera vez en su historia a una final de la MLS Cup, después de haber realizado una eliminatoria perfecta, en la que apenas dejó posibilidades a su rival. El gol de la victoria fue anotado por el Rookie del Año, Jordan Morris.

Seattle Sounders disputará su primera MLS Cup
Seattle Sounders llega a la MLS CUp || Imagen: @SoundersFC
Colorado Rapids
0 1
Seattle Sounders FC
Colorado Rapids: MacMath; Miller, Watts, Sjöberg, Burch; Azira (Pappa, min. 74), Powers, Jones; Le Toux (Hairston, min. 59), Gashi (Badji, min. 85), Doyle.
Seattle Sounders FC: Frei; Mears, Torres, Marshall, Jones; Alonso (Fisher, min. 75), Roldan; Morris, Lodeiro, Ivanschitz (Álvaro Fernández, min. 51); Valdez (Scott, min. 88).
MARCADOR: 0-1, min. 56, Morris.
ÁRBITRO: Ricardo Salazar (USA). Amonestó a Torres (min. 14), Burch (min. 68).
INCIDENCIAS: Final de Conferencia Oeste (Vuelta). MLS Cup PlayOff´s 2016. Este encuentro se disputó en el Dick´s Sporting Goods Park (Commerce City, CO). 17.695 espectadores

Seattle Sounders consiguió clasificar por primera vez en ocho años la clasificación para la MLS Cup, además de proclamarse campeón de la Conferencia Oeste. La franquicia ‘esmeralda’ realizó un partido muy serio en el que se aprovechó de una de las pocas ocasiones que tuvo sobre la portería de su rival. Los locales, a pesar de llevar durante la gran mayoría del partido la iniciativa, no lograron generar peligro a su rival. La necesidad de conseguir un resultado favorable le llevó a cometer errores.

Mucho ímpetu y pocas ocasiones

Desde el inicio se vio claramente el planteamiento de los Rapids para el partido. Se hicieron con el control del balón, teniendo mucha circulación y buscando espacios en la defensa rival. En cuanto los Sounders se hacían con el control de la pelota, los locales mantenían una presión muy alta, lo que provocaba que estos tuvieran que buscar desplazamientos en largo, dejando a sus jugadores más creativos sin participación.

Poco a poco, Seattle consiguió sacudirse de la presión de su rival, lo que le permitió generar algún contraataque, pero sin demasiado peligro. El conjunto local, a pesar de su superioridad, no estaba consiguiendo transformar sus llegadas en ocasiones de peligro y todos los balones acababan en los pies de los defensas o lejos del área.

Disputa de balon en los primeros minutos del aprtido (Imagen: usatoday.com)

La primera acción peligrosa llegó a favor de los locales cuando Doyle se aprovechó de un fallo de entendimiento entre Torres y el guardameta, pero su disparo se marchó fuera de la portería.

Pero esta acción se mantuvo aislada durante varios minutos, ya que a partir de ese momento, el partido se desarrolló casi en su totalidad en el centro del campo. Los Colorado Rapids mantenían una clara posesión de balón en la que apenas lograba darle profundidad a sus acciones. Esto fue a causa de sobre todo del buen planteamiento defensivo que Schmetzer propuso, en donde mantenía a casi la totalidad de sus futbolistas en campo propio, tratando de no generar espacios.

En los últimos minutos, la franquicia de Colorado tuvo un par de acciones peligrosas a balón parado, pero no estuvieron acertados en la finalización y el partido llegó al descanso con el resultado inicial de empate a cero.

Sounders aprovecha sus ocasiones

Con la vuelta al partido, se empezó a ver a unos Seattle Sounders más activos en el ataque, aprovechándose de los espacios que su rival generaba en el centro del campo, a causa de la necesidad de anotar.

Y antes de que se llegase a la hora de partido, los atacantes del equipo visitante aprovecharon un error en la salida de balón de su rival para poner patas arriba la eliminatoria. Haedo Valdez se hizo con un balón mal despejado por un zaguero local y puso un balón a Morris para que este definiera ante la salida del guardameta.

Más de 30 minutos por delante y unos Colorado Rapids que necesitaban anotar dos goles si querían mantener sus opciones de clasificación. Con la salida de Hairston, le dio mayor desequilibrio a su equipo por bandas, en un periodo en el que apenas estaban logrando generar peligro. De hecho, las acciones de peligro de estos minutos llegaron por parte del Rookie del equipo.

Morris anotó el gol de la victoria (Imagen: q13fox.com)

Los minutos pasaban y los entrenadores de realizaron un carrusel de cambios en los que unos trataron de mantener el equipo bien armado en defensa, mientras que su rival dio entrada a varios jugadores de ataque encontrar algo diferente.

La anarquía en el juego se estaba apoderando de los Rapids, que ni tan siquiera estaban consiguiendo tirar a puerta. Esto benefició en gran medida al juego de los visitantes, haciendo que sus defensas estuvieran completando un partido in apenas apuros.

En los últimos compases del encuentro, con los locales completamente desdibujados, fueron los Sounders los que gozaron de algunas contras para poder cerrar la eliminatoria. Y finalmente, el pitazo del árbitro llegó y los Seattle Sounders se clasificaron por primera vez en ocho años para disputar la final de la MLS Cup