Prosigue la mala racha del filial
Imagen: Noelia Déniz - VAVEL

El FC Barcelona B recibía a un Atlético Baleares que venía a la ciudad Condal con la motivación de conseguir los tres puntos e intentar meterse en puestos de promoción, situación completamente opuesta a la del filial azulgrana, que necesitaba ganar para salir de los puestos de descenso, en los que figura desde hace dos jornadas.

Gerard López recuperaba a dos jugadores importantes para el equipo como son Sergi Samper y Maxi Rolón. Ambos cumplieron sanción en el choque que enfrentó a CE Sabadell y FC Barcelona B. El filial azulgrana salía con un once muy parejo al de la jornada anterior, donde Quintillà repetía en el eje de la defensa por tercera jornada consecutiva y donde Samper volvía a formar de inicio en el centro del campo. Por otro lado, Dongou, pese a su infortunio de cara a puerta, era la referencia arriba.

El filial azulgrana realizó unos primeros 25 minutos sublimes, con un absoluto control del balón y con la sensación de un momento a otro podía caer el gol. Sin embargo, un gol del conjunto visitante terminó con la confianza de los de Gerard López, que fueron incapaces de frenar las acometidas de los baleares. Un gol de Grimaldo cuando restaban diez minutos para el final del partido reavivó a los azulgranas, que no pudieron igualar el marcador y encadenó la tercera derrota consecutiva en casa.

Una primera parte accidentada

Los de Gerard López saltaron al terreno de juego con la intención de dominar el tempo del partido y generar ocasiones a través de la posesión. Con un gran juego colectivo y un Samper muy entonado, el FC Barcelona B empezó a aproximarse al arco rival con sumo peligro. Sergi Palencia, con un disparo duro desde dentro del área, generaba la primera oportunidad clara del partido que consiguió atajar Pliquett. La más clara por parte del conjunto de Gerard López llegó en el minuto 17, cuando Dongou se quedó solo ante el arquero y no logró materializar. A partir de ahí, el Atlético Baleares comenzó a encontrarse cómodo en el partido y a generar aproximaciones sobre el arco de Ortolá, que dispuso de dos ocasiones muy claras para estrenar el marcador.

En una de estas aproximaciones, el Atlético Baleares perforó la portería de Ortolá. Un gran testarazo de Kike dentro del área, en la que nada pudo hacer el guardameta, decantó la balanza antes del descanso. Tras encajar el gol, Sergi Palencia se retiró con problemas físicos antes de que el colegiado indicara el camino hacia los vestuarios; en su lugar entró Godswill.

Una segunda mitad con emoción al final

La igualdad fue la tónica habitual durante los primeros quince minutos, donde ambos conjuntos dispusieron de una ocasión clara. El Atlético Baleares se encontró ante un gran Ortolá, que detuvo en dos tiempos para mantener con vida al filial; en el caso de los azulgranas, Dongou no remató con claridad un rechazo de la defensa visitante dentro del área.

Apenas unos minutos después, el Atlético Baleares aprovechó un saque de esquina para ponerse dos arriba en el electrónico y dejar contra las cuerdas a los de Gerard López. Ningún jugador del conjunto visitante fue capaz de rematar y la mala suerte hizo que el balón rebotara en Quintillà y se introdujera en la portería. Aún restaban más de veinte minutos, pero todo hacía presagiar que el resultado era ya definitivo, puesto que el filial había bajado los brazos. Los de Gerard López sufrían defensivamente y eran incapaces de generar peligro sobre el arco rival.

Grimaldo, determinante a balón parado

Sin embargo, una magistral falta lanzada por Grimaldo a falta de diez minutos reavivó los ánimos de unos jugadores que terminaron volcados en ataque. Aun así, Jurado estuvo a punto de sentenciar con un disparo que se marchó desviado por poco. La última, no obstante, estuvo en las botas de Aitor Cantalapiedra, que se topó ante un guardameta decisivo para que el marcador no se volviera a mover.

La falta de gol, un tema preocupante

El filial volvió a toparse con el infortunio de cara a gol. Pese a anotar dos tantos la jornada anterior ante el CE Sabadell, las dificultades para materializar las ocasiones de gol son evidentes y es una de las causas de la situación actual del FC Barcelona B, que sumará otra jornada más en los puestos de descenso. 

VAVEL Logo