Objetivo: no volver a ser el equipo aspirina
Foto de: rcdespanyol.com

El RCD Espanyol se ha etiquetado tradicionalmente como un equipo aspirina, especialista en dar importantes respiros a los equipos que llegan con dinámicas no demasiado buenas. Históricamente, partidos como el de este sábado contra el Deportivo de la Coruña suelen complicarse para los intereses blanquiazules, pero esta semana la necesidad real está más en el lado perico que en el gallego. El conjunto de Constantin Galca está obligado a ganar ante su propia afición para intentar remontar el vuelo y empezar a revertir una de las peores dinámicas de los últimos tiempos: solamente una victoria en los últimos 12 partidos de liga, además de tres empates y ocho derrotas.

El Espanyol está ahora mismo en la 17ª posición, la última antes del descenso, que está solamente a un punto, por lo que el equipo debe reaccionar y este sábado tiene una oportunidad de oro. El RCDE Stadium se va a vestir de gala. El club ha hecho una promoción muy importante y en menos de 48 horas ya se han vendido más de 4000 entradas. Cuatro mil gargantas que ayudarán a los habituales a apoyar al equipo para vencer a un Deportivo de la Coruña que viene tocado: no conoce la victoria en los últimos diez partidos. Ha empatado siete encuentros y ha perdido otros tres, aunque algunos fueron ante rivales de gran entidad como el Villarreal, el Real Madrid y, sorprendentemente, cayó también en Anduva en la vuelta de los octavos de Copa del Rey ante el Mirandés,.

El equipo gallego, dirigido por Víctor Sánchez, viene con ganas de hacer aún más daño a un RCD Espanyol frágil que la jornada anterior perdió ante uno de los equipos más vulnerables del momento: el Valencia de Gary Neville, confirmando otra vez que los blanquiazules son una auténtica aspirina para los equipos que necesitan aire. 

VAVEL Logo