Entrevista. De Paula: "Cumplí un sueño jugando Champions con la Real"
Fuente: Hoy.es | Fotomontaje: Alejandro Mateos (VAVEL España)

La Real Sociedad siempre se ha caracterizado por contar con jugadores muy especiales, jugadores para los que llevar el escudo de la Real en el pecho es todo un un orgullo. Jugadores como Óscar de Paula (Durango (Vizcaya), 31 de mayo de 1975). Nos sentamos a rememorar con él su paso por el cuadro donostiarra, así como la actualidad de la Real. Su paso por los banquillos le ha hecho ver las cosas de una forma diferente. 

Pregunta: Empezó a jugar al fútbol en Badajoz. ¿Cómo se dio su fichaje por la Real Sociedad?

Respuesta: Mis padres emigran de Olivenza a Barakaldo a buscarse la vida y por esas circunstancias de haber nacido allí pude jugar en la Real Sociedad, porque por entonces solo jugaban jugadores vascos.

P: Llegó a la Real tras la marcha de Joseba Etxeberría ¿notó la presión?

R: No, no. Yo llego a la Real con 19 años, casi a punto de cumplir 20. Llevaba jugando desde los 17 en el Badajoz en Segunda División y me firma la Real cuando tenía muchos equipos detrás.

P: ¿Equipos de primera?

R: Si, si. Entre ellos el Athletic de Bilbao y hay una historieta ahí que bueno… Al final la Real Sociedad está rápida. Es el primer equipo que le paga mi cláusula al Badajoz y voy para San Sebastián.

P: ¿Cómo una historieta?

R: (Risas) Aquí en el Badajoz jugaba José Luis Aguirre, que es el que le da el chivatazo a la Real y le avisa de que yo he nacido en Barakaldo y que por tanto puedo jugar en la Real Sociedad. Había varios equipos detrás, no solo la Real y el Athletic. Con el pasar de los días la Real es el equipo que más se interesó por mí y apostó por mí.

P: ¿Cuándo veía fútbol en quien se fijaba?

"Admiraba a Michael Laudrup"

R: Por aquella época recuerdo que veíamos fútbol, como todos los chavales de mi edad. Admiraba mucho a Michael Laudrup, con el que luego tuve el placer de enfrentarme. Me gustaba su visión de juego en el campo, su manera de jugar y de comportarse.

P: ¿En ese reencuentro le dijo algo?

R: No, porque todo vino muy seguido. Cuando llego a la Real con 20 años, empiezo a jugar con gente a la que veía jugar por la televisión y que admiraba. Era un orgullo, una satisfacción y un placer jugar contra gente a la que ves por la tele.

Oscar De Paula. Fuente: Getty

P: ¿Le daba algo de miedo?

R: No, no. Era una motivación extra. Un reto poder jugar contra ellos. Fue un sueño poder llegar  a Primera. A partir de entonces cada entrenamiento era un reto, cada partido era un desafío y cada temporada. Así me lo voy tomando temporada tras temporada hasta once, que se dice pronto.

P: El primer gol es como el primer amor. No se olvida.

R: Nunca se olvida. A lo largo de la trayectoria de  un jugador hay momentos puntuales que jamás se olvidan y uno es ese: en mi caso es el primer gol que marco en Primera contra el Zaragoza. No fue fácil. Fue un centro de Valeri Karpin desde la banda derecha y me acuerdo que tengo a un jugador del Zaragoza agarrándome de la camiseta. Aún así le pego de volea y la ajusto al palo. Tuve la suerte de que cogió portería. Fue una volea que sirvió para que el equipo sumase tres puntos. Esa es otra de las características de mis goles, que casi siempre servían para que el equipo sumase tres puntos.

P: Que un equipo como la Real estuviese tan cerca de ganar una liga resulta imposible de pensar a día de hoy.

R: No sé si en las temporadas venideras ocurrirá algo así con algún equipo, pero miras atrás resulta cuanto menos sorprendente. Estuvimos a muy poquito de conseguir una liga contra equipos del potencial de Real Madrid y Barcelona que casi siempre mandan en este campeonato. En aquella época estuvimos muy, muy cerca. Fue una temporada única que recuerdo con muchísimo cariño.

P: ¿Había cierto ‘miedo’ a ganar aquella Liga?

R: Sin duda. Nos faltaba estar acostumbrado a ese tipo de situaciones. Por el contrario, el Real Madrid sí que estaba acostumbrado a ese tipo de circunstancias. Al final nos pudo el sentir del Madrid apretando. Eso, y que los demás rivales también juegan. Contra el Valencia en casa y luego en Vigo se nos escapo aquella liga. El Madrid se puso por delante y fue imposible volver a arrebatarles la primera posición. Estuvimos muy cerca. Con el paso del tiempo eso le da mucho valor a una temporada que fue mágica.

P: Debió ser especialmente duro para usted estar en un equipo en el que tenía por delante a  Kovacevic y Nihat. No sé hasta qué punto eso es desalentador.

"Darko y Nihat estaban a un nivel altísimo, pero tenían una competencia detrás que les obligaba a no relajarse"

R: Aquella temporada, jugase quien jugase, el equipo funcionaba. Recuerdo momentos puntuales de la temporada en la que salía alguno de los fijos del once, entraba otro y el equipo no se resentía. En se sentido, Darko y Nihat estaban a un nivel altísimo, pero tenían una competencia detrás que les obligaba a no relajarse. Había un nivel de intensidad y de competición que era bueno para la plantilla, eso hacía que el grupo fuera más fuerte.

Aunque ha sido una constante en mi carrera, siempre he tenido que luchar contra gente que a priori tenía ventaja sobre mí, por el hecho de ser gente que venía de fuera y por la que se había pagado mucho dinero. Yo me considero un privilegiado por haber jugado 11 temporadas en la Real, y por haber ayudado al equipo, tanto de titular, como de suplente.

P: Esto me recuerda a la situación de Imanol Agirretxe. Siempre le traen a un delantero de fuera para competir.

R: Luchar contra eso no es fácil. Porque el club apuesta por un jugador, pagan un dinero… y normalmente parten con ventaja sobre ti. Y tú tienes que demostrar desde principio de temporada si quieres tener opciones tienes que demostrarlo, ir contracorriente y estás más exigido que el que llega con la confianza del cuerpo técnico y del club. En ese sentido Imanol tiene mucho mérito. Eso dice mucho del como jugador y como persona, ¡bienvenido al club!

P: Jugar Champions con la Real es algo histórico.

P: Es cumplir un sueño. Es tener acceso a la máxima competición de clubes europea. Encima con el privilegio de haber llegado a octavos de final. Creo que fue una experiencia tremenda.

Nihat controlando un balón frente al Galatasaray. Fuente: AP

R: ¿Cuál fue el partido más difícil de aquella fase de grupos?

P: Estaba la Juventus, que era el mejor de aquel grupo, y  luego estábamos el resto de equipos que intentábamos pasar (risas). Sin embargo el partido más complicado fue contra el Galatasaray en casa porque necesitábamos puntuar para pasar. Si perdíamos no pasábamos. Se adelantaron en Anoeta y estábamos todos pensábamos que se nos escapaba la clasificación a octavos. Pero luego llego el empate que nos dio el pase.

P: ¿Qué jugador le impresionó?

R: Había un jugador, Juninho Pernambucano, que tiraba las faltas en el Olimpique de Lyon de una forma espectacular. Me quedo con el recuerdo de aquel tipo. De nuestros tres rivales en fase de grupos no te destacaría a ninguno, pese a jugar contra la Juventus, que contaba con jugadores como Nedved. Me lleve alguna camiseta de recuerdo.

P: Caer en octavos frente al Lyon fue duro, ¿qué ocurrió?

R: Fueron superiores tanto en Francia como en Anoeta. Perdimos ambos partidos. Competimos bien, estuvimos bien, pero fueron mejores. Era el Lyon competitivo que ganaba la liga francesa con jugadores de mucho nivel.

P: A lo largo de su carrera en la Real ha coincido con una gran variedad de entrenadores. Javier Irureta, Bernd Krauss, Javier Clemente, Toshack…

"Irureta llegó y dijo: “El único al que no conozco es al tal De Paula”

R: Con quien más me gane la confianza fue con Javier Irureta y con Krauss. Y eso que ‘Javo’ llegó y dijo: “El único al que no conozco es al tal De Paula” y me tocó empezar de cero otra vez para ganarme la confianza del entrenador. Poco a poco uno se va ganando la confianza del entrenador. Eres tú el que te ganas la confianza de los entrenadores. Muchas veces sí que te dan confianza, pero en mi caso no fue así. Tuve que ganármela. Javo me puso a jugar por la derecha. Yo en el Badajoz jugaba en cualquier posición del frente de ataque. Los entrenadores me han puesto donde ellos han considerado más oportuno.

P: Cada vez parece más necesario que el futbolista sea polivalente.

R: Creo que cada vez es más necesario que el jugador sea más inteligente y sea capaz de entender el juego y tomar decisiones dentro de un terreno de juego. El gran secreto del Barcelona es el gran trabajo de base que tienen, que cuando sube un chico al primer equipo conocen perfectamente el modelo de juego y saben lo que tienen que hacer.

P: ¿Qué le lleva a dejar la Real?

R: Después de 11 temporadas a uno le llega el momento de marcharse y pone rumbo a otro equipo.

P: No me malinterprete, pero… ¿No hubo ofertas para seguir jugando en Primera?

R: La Real me comunica que no va a contar conmigo. El entrenador que estaba lo decide así, que en aquel momento era José Mari Bakero. Yo habría seguido, después de 11 temporadas en un club lo normal es retirarse ahí, pero bueno también hubo circunstancias familiares y decido venir lo más cerca posible de Badajoz. Por eso decido firmar por el Cádiz, que me ofrece un proyecto que me atrae y era lo más cercano. Pero si que tuve opciones de seguir en Primera con otros equipos. He jugado en Primera, en Segunda y en Segunda B y no he dejado de sentir lo que siento por el fútbol, ni he dejado de ser profesional por cambiar de categoría. Seguí siendo el mismo.

P: Cambiando de tema… ¿Ya sabía que iba a pasar del campo al banquillo?

"Nunca pensé que iba a encontrar algo que me gustase tanto como jugar al fútbol"

R: Ha sido un descubrimiento. Estaba haciendo el curso de dirección deportiva en las Rozas (Madrid), y surge la posibilidad de hacer el curso de entrenador y empiezo a descubrir lo que es ser entrenador con los niños de la selección extremeña sub-12 es cuando descubro esta pasión por entrenar. Nunca pensé que iba a encontrar algo que me gustase tanto como jugar al fútbol y he descubierto una pasión que se asemeja o supera que es entrenar.

Óscar de Paula presentado como entrenador del Badajoz. Fuente: Hoy.es

P:Atendiendo a sus últimas experiencias. ¿Hay más presión como entrenador o como jugador?

R: Evidentemente como entrenador piensas por 25-30 personas, cuando eres jugador piensas por ti mismo. Eres más egoísta. He aprendido a valorar a los entrenadores que he tenido y a valorarles un poco más.

P: ¿Qué tal la experiencia en el Badajoz?

R: Súper enriquecedora. Volvería a repetir con los ojos cerrados. No nos han dejado terminar el proyecto después de estar jugando en dos competiciones con muy pocos recursos disponibles. Hemos jugado dos competiciones a muy buen nivel, hemos jugado muy bien al fútbol. De 33 partidos hemos perdido 2 y hemos empatado 4 o 5 y por eso han decido cambiar de rumbo. Estoy fastidiado porque no me dejasen terminar el proyecto tan ilusionante que habíamos empezado. Ahora estoy a expensas de que pueda surgir algo.

P: En una temporada en la que la Real tiene la plantilla más cara de su historia, ¿cómo valora la temporada de la Real Sociedad?

"El dinero no te garantiza el éxito, como tampoco lo garantiza ningún entrenador, ni ningún jugador"

R: Aquí rompo una lanza a favor de la gente que está tomando decisiones, que no es nada fácil. Siempre se pretende que las cosas salgan bien, te lo digo porque yo he estado ahí como jugador. No conozco a nadie que le guste perder o haga aposta algo para perjudicar al club en el que está. Como entrenador ni te cuento. Pienso que tanto el director deportivo, como la directiva… Todo el mundo quiere que las cosas salgan lo mejor posible. ¿Qué ha sido una temporada complicada y no se han cubierto los objetivos por los que se pretendía luchar? Hay que entender que la liga está muy competida y no es nada fácil. El dinero no te garantiza el éxito, como tampoco lo garantiza ningún entrenador, ni ningún jugador. Es una cuestión más de grupo, de equipo. De encontrar un objetivo común por el que luchar y que lo tomen los jugadores como un reto o como un desafío.

P: Falta bastante para que acabe la temporada y parece que la Real ya ha terminado su labor.

R: Están en tierra de nadie. Ni pueden mirar para arriba porque están lejos, y por debajo se pueden relajar porque tienen la distancia suficiente. Supongo que Eusebio estará buscando los mecanismos para motivar a la gente cada semana e ir cumpliendo objetivos a corto plazo, que es ganar y competir cada partido. Yo iría por ahí. Les retaría a ganar cada semana, a competir cada semana, intentar jugar de la mejor manera e intentar divertir a nuestra gente. Por ahí podría haber un aliciente más, pero ya te digo que seguramente Eusebio ya lo esté haciendo.

P: ¿Dentro de un vestuario el líder debe ser el entrenador o algún jugador?

R: El líder tiene que ser el entrenador. Su liderazgo se lo tiene que ganar a base de dar ejemplo y de ser justo. A partir de ahí te ganas el respeto del grupo y empiezan a mirarte con cierto respeto. Hoy en día, si hablamos de fútbol de élite, el entrenador no va solo. Va acompañado de un grupo de trabajo en el que se apoya para entrenar. Tienes que tomar decisiones y como líder de un grupo cuanto más justo seas mejor es para todo. La experiencia que he tenido en el Badajoz lo he hecho así y me ha ido muy bien. He vivido muchas destituciones como jugador pero te puedo asegurar que ninguna como esta. Por eso te digo que es una cuestión de ser un ejemplo para ellos y tomar decisiones siendo lo más justo posible.

P: Desde el punto de vista del entrenador, ¿cómo se gestionan las acciones disciplinares? ¿Se debe rectificar?

R: Te lo digo con el corazón en la mano. Partiendo de la base de que los jugadores somos humanos. Nadie está a salvo de cometer un error. Yo lo tomaría con naturalidad, intentaría hacerle ver al jugador que tiene que aprender la lección porque no dejamos de forjarnos a través de la experiencia. En ese sentido hablarlo, gestionarlo desde dentro y a partir de ahí tomar decisiones. Y si se vuelve a repetir: cortar cabezas.

El jugador tiene que aprender del error para ser mejor jugador y ser mejor persona. Todos cometemos errores. Somos humanos. En ese sentido a Carlos Vela hay que intentar hacerle ver el error, que tiene que aprender de ello para ser mejor, para estar más aun con el equipo y con el club para que al día siguiente rinda más y mejor con la Real Sociedad.

P: Para ir terminando, viendo la irregularidad de la Real en estas temporadas, ¿le conviene jugar competición europea?

"Es muy importante que se apueste por la formación"

R: En una liga tan competitiva como es la liga española, ¿quién no sale con el objetivo de salvarse primero y luego aspirar a competición europea? Pues quitando Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, creo que todo el mundo. Eso es una cosa y otra es llevarlo a cabo. Todos los equipos juegan para ganar. Lo que sí creo es que es muy importante se apueste por la formación, para en el día de mañana tener unos cimientos sólidos a los que poder acudir y ahí la Real tiene una gran estructura montada. ¿Le conviene entrar en Europa? Hombre, ningún equipo se marca el objetivo de bajar. Todo el mundo quiere estar cuanto más arriba mejor. Llámame romántico, pero cuanto más formes la base y mejor fútbol intentes hacer, el mismo fútbol te recompensa. Recuerdo que la Real ha tenido más éxitos cuando ha hecho buen fútbol y cuando no ha estado pendiente de nadie más que de ella misma y de competir al máximo. Lo que no se puede hacer es salir es a especular a un campo de fútbol, creo que es necesario que los equipos salgan a ganar desde el primer minuto. 

P: Hablando de la base, ¿qué consejos se le pueden dar a los potrillos como Elustondo o Oyarzabal?

R: Ellos se han ganado el derecho a estar ahí. ¿Qué les dices? Pues nada, que se diviertan jugando, que den lo mejor de sí mismos, que sigan evolucionando, aprendiendo cada día y que sean ambiciosos, pero siempre pensando a nivel grupal, no individual. Hay que olvidarse del ego y poner su talento al servicio del equipo. Creo firmemente que en el fútbol base está el secreto del futuro de los clubes. Yo creo que todos los clubes deberían apostar más por el fútbol base. Si la mitad del dinero que se gasta en jugadores que no rinden como se espera se inyectase en el fútbol base, se sacaría mucho rendimiento a medio plazo y ayudaría a no tener que acudir al mercado.

P: ¿Se ve entrenando a la Real Sociedad en un futuro a medio plazo?

R: ¡Claro! A quien no le gustaría entrenar en un club en el que has estado 11 temporadas. Pero, una cosa es gustarte y otra es que se dé la posibilidad. Pero vamos, que siempre estaría predispuesto y con la puerta abierta. 

VAVEL Logo