Un Sabadell desconocido claudica ante el Ebro
Un Sabadell desconocido claudica ante el Ebro | Foto: CE Sabadell

Decepcionante. Así ha sido el debut del proyecto 2016/17 del CE Sabadell en la competición liguera. Muchas eran las ilusiones depositadas en este primer partido frente al CD Ebro. Estas esperanzas derivaron en pesadilla esta tarde en la Nova Creu Alta, donde el Sabadell fue incapaz de superar al conjunto maño tras completar un pésimo partido que dejó al descubierto las carencias que tiene a día de hoy la plantilla arlequinada. Las numerosas incorporaciones y la tardía llegada de algunas de ellas, con la consecuente falta de adaptación que conlleva, han marcado el debut del Sabadell en el templo arlequinado. 

El encuentro empezó con mucha intensidad. El conjunto local rápidamente quiso controlar la posesión del balón y darle fluidez a su juego. Lo logró, aunque sin demasiada profundidad, lo cual hizo que el Ebro no pasara demasiados apuros durante estos primeros minutos de partido. Bien ubicados en defensa, los maños solo le concedieron una oportunidad clara al conjunto arlequinado, cuando cerca del minuto 10, una buena jugada por la banda del extremo Txomin Barcina terminó con un buen centro que remató Ian González ligeramente desviado por la izquierda de la portería defendida por el guardameta Montoya. 

Con el paso de los minutos, el dominio del Sabadell fue a menos. El Ebro aumentó la intensidad de su presión ofensiva, lo cual provocó que los centrocampistas arlequinados empezaran a cometer algunos errores y que la conexión con la línea atacante fuera cada vez más escasa. Por contra, el Ebro se soltó y empezó a acechar la portería defendida por el joven portero Jokin Ezkieta. Precisamente el meta del Sabadell se erigió en protagonista negativo del encuentro. Un grave error tras un disparo no excesivamente potente y muy centrado desde dentro del área por parte del visitante Kevin Lacruz terminó dentro de la portería del Sabadell después que el esférico se escurriera de las manos del guardameta y superara lentamente la línea de la portería. Un mazazo para los locales, un soplo de aire fresco para los visitantes. 

Foto: CE Sabadell

A partir de ese instante, el Ebro empezó a imponer su superioridad en el césped, a la vez que el Sabadell se iba diluyendo lentamente. Los errores arlequinados se sucedieron, así como las llegadas de los jugadores del Ebro. Poco antes de llegar a la media hora de encuentro, Ezkieta tuvo que lucirse en un disparo desde la frontal del área de Moustapha. Minutos después hizo lo propio salvando un balón en la misma línea de gol tras una jugada algo confusa y embarullada dentro del área arlequinada.

Dominio aragonés tras el descanso

Ya en la segunda mitad, el partido siguió en la misma línea. El Sabadell intentaba controlar el balón, mientras que el Ebro esperaba atrás su oportunidad para matar el encuentro al contraataque. Los centrocampistas arlequinados Yeray Sabariego y Adri Díaz no podían encontrar espacios entre los defensores maños, y los errores se seguían sucediendo. Estos errores los aprovecharon los visitantes para seguir aproximándose a la portería local, aunque lo hacían sin demasiado acierto. 

El Sabadell, en la zona ofensiva, estaba desaparecido. Ian González se hartaba de correr y luchar balones contra los centrales del Ebro, pero casi siempre sin éxito. El único modo que encontró el conjunto local para meter miedo a la portería defendida por Montoya fue mediante el balón parado. Una falta situada en el extremo derecho del campo de ataque del Sabadell ejecutada por Txomin Barcina fue el único momento en que los maños sufrieron, pero una buena intervención de Montoya alejó el peligro de sus dominios. 

Cambios improductivos 

A partir de ahí, la última media hora fue de puro control por parte del Ebro. Los cambios que introdujo José Solivelles, que apostó por sacrificar al joven mediocentro Adri Díaz en favor del delantero Kike Carreño para así jugar con dos puntas, no tuvieron el efecto deseado. La falta de creatividad en el medio del campo del Sabadell impedía que tanto Ian como Carreño pudieran generar peligro entre los defensas maños, que no tuvieron problemas para mantener su portería a cero. 

Mientras, en el área arlequinada, la sensación de peligro era constante. Jokin Ezkieta logró enmendar, de nuevo, el error cometido en la primera mitad al salvar a su conjunto de encajar un segundo gol al blocar un disparo de los visitantes en una jugada embarullada dentro del área. En los últimos instantes, el Sabadell, más con corazón que con ideas, intentó la heroica. El partido murió en el área del Ebro, con un córner que incluso Ezkieta subió a rematar sin éxito

Con esta victoria, el Ebro aterriza en el Grupo 3 de la Segunda B con un triunfo de prestigio en uno de los campos más emblemáticos de la liga. La buena imagen mostrada, unida a la solidez del bloque que se ha quedado en el equipo aragonés, hacen pensar que este conjunto puede ser una de las revelaciones del campeonato. Por contra, mucho deberá mejorar el Sabadell en las próximas fechas para llegar a la altura de los objetivos que la nueva cúpula directiva del club ha manifestado durante los últimos días, donde el play-off de ascenso es la meta por lograr. 

 

Puntuaciones VAVEL 2B

CE Sabadell CD Ebro
Ezkieta 7 Montoya 7
Pastells 6 Cristian Márquez 8
Verdú 6 Eneko 8
Javi Barrio 6 Maureta 7
Manu Torres 7 Pajarero 7
Yeray Sabariego 5 Forte 6
Gai Assulin 4 Kevin Lacruz 8
Adri Díaz 5 Moustpha 8
Ian González 6 Gabarre 8
Gabi López 5 Victor Bravo 7,5
Txomin Barcina 7 Sergio Martínez 7
Suplentes
Carreño 6 Alain 7
Jordan Gaspar 5 Canario 8
Jordi López 6 Óscar Valero 6
VAVEL Logo