El CE Sabadell cava su propia tumba (2-0)
Foto: CE Sabadell

Derrota y a cuatro puntos de la salvación. El Sabadell perdió la gran final que le quedaba de aquí al final de temporada, ante un rival directo, perdió un partido en el que en ningún momento se vieron atisbos de que podía remontar un partido que, al rival, el Alcorcón, le salió todo perfecto.

  • Milagro o descenso

Después de las dos victorias merecidas, trabajadas y sufridas ante dos de los rivales más fuertes de la categoría, Mallorca y Rayo, el Sabadell encaraba la recta final de temporada cerca de la permanencia y se jugaba su gran objetivo ante rivales directos: Tenerife y Alcorcón.

El primer duelo ante los chicharreros ya sabemos cómo acabó, con derrota en casa por 0-2 y con una imagen muy triste de los arlequinados. El de ayer era una final, decisivo para saber si los de Antonio Hidalgo estarían en la terna de equipos que lucharían hasta el último momento por no descender, pero nada más lejos de la realidad, y el resultado del pasado domingo se volvió a repetir en Alcorcón.

El partido en el estadio Santo Domingo comenzó con miedo por ambos equipos, demasiado respeto a la clasificación y lo que se jugaban los dos. Un partido trabado, sin trabajo apenas para los dos guardametas. La igualdad solo se podía romper con alguna acción fortuita. Y así fue. Un centro lateral de los alfareros, lo tocó sin querer Ozkoidi, para batir a su propio portero y adelantara en el marcador a los madrileños. Sin hacer nada, los de Anquela se ponían 1-0 en el minuto 33. El Sabadell no pudo, o no supo, reaccionar y así acabó la primera mitad. Una estadística que refleja cómo fue ese primer acto son los disparos a puerta de ambos equipos: uno por parte del Sabadell y ninguno por parte del Alcorcón.

Antonio Hidalgo, en el descanso, tenía que quitarles el miedo escénico a sus jugadores, destensionarlos para que pudieran, al menos, empatar el encuentro, pero nada más lejos de la realidad. A los cuatro minutos de la reanudación, Xisco remata de cabeza otro centro lateral para finiquitar las opciones vallesanas de remontada. Pudo recortar distancias el Sabadell, si Guruzeta, en un mano a mano con Dani Jiménez, hubiera batido al guardameta andaluz, pero de nuevo la falta de contundencia de cara a portería condenó al equipo. Al final, pese a que Hidalgo intentó zarandear al equipo con cambios de jugadores y sistema, el Sabadell nadó para ahogarse en la orilla

Una derrota que puede ser definitiva este fin de semana, ya que los arlequinados tiene la salvación a cuatro puntos, con tan solo seis por jugar. 

  • Hidalgo: “Seguiremos luchando, que nadie dude de ello”

Antonio Hidalgo, abatida en sala de prensa, quiso transimi9tr un mensaje de cierto optimismo de cara a estas últimas dos jornadas, en las que el Sabadell necesita un milagro para salvarse:

“Hicimos lo más difícil contra el Mallorca y el Rayo, pero este 0 de 9 es un golpe duro. Que nadie dude que seguiremos luchando hasta el final”.

“Estamos decepcionados, como cualquier arlequinado que quiere a este club. Ahora tengo que recuperar a los jugadores que quieran darlo todo por este escudo y estos colores”.

  • Ganar a la Ponferradina y esperar

La jornada unificada del próximo lunes puede ser de esperanza o de sentencia definitiva para el Sabadell. A los arlequinados solo les queda ganar a las castellano-leoneses, que ya no se juegan nada a nivel clasificatorio y esperar que no lo hagan sus rivales más directos.

El choque será el lunes 24 de mayo (21:00h Movistar+ LaLiga). A fin de cuentas, la esperanza es lo último que se pierde. 

VAVEL Logo