Semifinales sin Alemania
El FC Barcelona, primer equipo español en unas semifinales de Champions. | Foto: Gerard Franco (Vavel).

Semifinales sin Alemania

Como si de una nueva señal apocalíptica se tratase, el estado teutón se ha quedado sin representantes en las próximas semifinales de la UEFA Women´s Champions League, algo que no acontecía desde hacía una década. La batalla franco-germana cayó claramente del lado galo, con las clasificaciones de Lyon y PSG sobre Wolfsburg y Bayern Múnich, respectivamente. Las vigentes campeonas y las parisinas son ahora las grandes favoritas para alzarse con la victoria, sin olvidar a dos conjuntos que ya han hecho historia. El Barcelona se convertirá en el primer equipo español en pisar unas semifinales continentales, mientras que el Manchester City ha llegado a la penúltima fase en su primera participación. Todo por decidir.

Cesi
Cesáreo Martín González

¿Una nueva señal apocalíptica? Eso parece. Alemania se ha quedado sin representantes en las semifinales de la UEFA Women´s Champions League. Y eso ya es noticia de por sí. El estado más laureado del Viejo Continente, con nueve coronas de oro a nivel de clubes gracias a la aportación de equipos de la talla de Frankfurt, Turbine Potsdam, Wolfsburg y el sorprendente Duisburg en su edición, no vivirá directamente las semifinales de la vigente máxima competición a nivel europeo.

Eso otorga un importante favoritismo al país que más ha crecido en Europa en los últimos tiempos, Francia. Con el Olympique de Lyon actuando como máximo referente (y tres Champions en su palmarés), el país galo se prepara para afrontar unas semifinales que podrían finalizar con una histórica final nacional, toda vez que el PSG emerge ahora como la principal alternativa al campeón. La batalla franco-germana, claramente decantada. Ni Wolfsburg ni Bayern Múnich resultaron vencedores.

Alemania no contará con ningún representante en semifinales diez años después

Con todo, la penúltima ronda contará con la presencia de dos conjuntos más, que hicieron historia en unos mágicos cuartos de final. Ya instalados en la élite del fútbol masculino, su trabajo paulatino durante años en sus respectivas secciones femeninas empieza a dar sus frutos. Se habla del FC Barcelona y del Manchester City. Si las catalanas eliminaron al siempre competitivo Rosengard sueco para convertirse en el primer conjunto español en alcanzar las semifinales; las británicas hicieron lo propio frente al Fortuna Hjorring danés en su primera participación continental. Inglaterra no alcanzaba cotas tan altas en la máxima competición continental desde la temporada 2013/14, gracias al Birmingham. Ahora tanto azulgranas como citizens lucharán por seguir soñando.

Jenni Hermoso se inventó una obra de arte para inaugurar el marcador del Barcelona. | Foto: Gerard Franco.       

De intentonas y remontadas

Alemania luchó contra todo para no quedarse sin representación en semifinales. Pero las interesantísimas batallas franco-germanas solo tuvieron un ganador. Y no fue precisamente el estado teutón. Olympique de Lyon y PSG sacudieron las esperanzas de Wolfsburg y Bayern Múnich, respectivamente, para pisar las semifinales una vez más, terceras consecutivas para el conjunto parisino.

El plato fuerte estaba claro cuál era desde un principio. La denominada final anticipada. Lyon y Wolfsburg volvían a medirse entre sí tan solo meses después de disputarse entre sí el cetro continental en una agónica tanda de penaltis decantada del lado francés. Son los dos gigantes del fútbol femenino europeo. Y así se refrendó en dos envites de máxima intensidad. Con todo, el encuentro de ida ya presagió el resultado definitivo. Las alemanas perdonaron… y el Lyon no. El campeón nacional y continental aprovechó las dianas de Camille Abily y Dzsenifer Marozsán para encaminar su clasificación en el AOK Stadium. Dicho y hecho. Aunque el Wolfsburg intentó la heroica en feudo enemigo, incluso rozándola tras el penalti convertido por la perla noruega Caroline Graham Hansen a falta de diez minutos para el final, la espectacular plantilla francesa resultó finalmente vencedora. Con una Alex Morgan realmente (y curiosamente) destacada en facetas defensivas y un equipo con todas las letras tanto a nivel individual como colectivo, el Olympique de Lyon encarriló su presencia en semifinales, celebrada casi como un título. Saben que ahora son las favoritas.

La batalla franco-germana, claramente decantada con tinte azul

Dirimida entre las grandes alternativas al poder establecido, no menos interesante resultó la otra eliminatoria franco-germana… por lo menos hasta la vuelta en París. Y es que el vigente campeón alemán, un Bayern Múnich en construcción y destinado a soñar, conseguía derrotar por la mínima al PSG en el An der Grünwalderstrasse. Una diana de la joven, pero ya más que realidad, delantera holandesa Vivianne Miedema fue suficiente para incomodar a un equipo francés que dispuso de más ocasiones en suelo rival. Pero las tornas mudaron radicalmente tan solo siete días después. Principalmente sentenciado por sus incomprensibles y graves errores defensivos, en apenas doce minutos el Parque de los Príncipes rugió como nunca para celebrar los tantos de la pareja ofensiva formada por Marie-Laure Delie y Cristiane. El PSG le daba la vuelta a la eliminatoria muy prontamente. Tras esto, y basándose en la pausa, la tranquilidad y el esférico, las futbolistas de Patrice Lair loquearon a un Bayern desdibujado que apenas hizo acto de presencia. La costarricense Shirley Cruz y Cristiane de nuevo cerrarían el abultado resultado final.

Caroline Hansen y Pernille Harder, grandes estrellas del Wolfsburg, lamentan la eliminación. | Foto: UEFA.              

Dos históricos se hacen nombre

FC Barcelona y Manchester City. Tras años y años de duro trabajo, la recompensa ha llegado. Las catalanas representarán al primer equipo español en unas semifinales continentales; las citizens recogerán el testigo de aquel brillante Arsenal campeón de Europa hace ya diez años para convertirse en las nuevas referencias británicas. El fútbol femenino español sonríe; también el inglés. Los esfuerzos siempre traen consecuencias positivas. Todo lo contrario aconteció en Suecia y Dinamarca, dos históricas y vigentes semifinalistas europeas a nivel de selección, que cada año observan como el resto de países aumentan su nivel. Y eso es bueno para todos.

Regresando al ámbito meramente futbolístico, de gloria puede definirse la intensa eliminatoria del Barcelona. En el partido de ida, disputado en el Malmö Idrottsplats, las azulgranas aprovecharon su única ocasión clara por medio de Leila Ouahabi para sentenciar a una sólida zaga retratada en esa jugada a la postre clave. Además, las suecas perdían por lesión a la eterna Lotta Schelin para el partido de vuelta. Todo se ponía cuesta arriba. Y llegaba la hora del Mini Estadi. Pese a un peligroso inicio nórdico (con posible penalti a favor incluido), las catalanas se hicieron progresivamente con el control del esférico y de la situación, aunque siempre amenazadas por las intentonas de Lieke Martens y las jugadas aisladas de la crack Marta Vieira. Con todo, el verdadero éxtasis se vivió tras la reanudación, con un golazo en forma de obra de arte de Jenni Hermoso, un Xavi Llorens acertadísimo desde el banquillo (Patri Guijarro, Mariona Caldentey y Bárbara Latorre asumieron perfectamente su papel) y una grada volcada. Y, en el último minuto, como las grandes películas que esperan esa indescriptible escena final, la propia Mariona cerraba el electrónico y, con él, la presencia del Barcelona en semifinales. Toca seguir escribiendo la historia.

El Barcelona, primer equipo español en semifinales; el Manchester City, a la penúltima ronda en su primera participación

El Manchester City tuvo menos problemas que el Barcelona para dominar a su rival, si bien es cierto que en el cómputo global finalizó los cuartos de final con una ventaja menor. En la ida, las británicas ya habían sentenciado virtualmente al histórico Fortuna Hjorring en feudo danés, con gol de la flamante Balón de Oro Carli Lloyd, fichaje estrella del equipo de Manchester. La vuelta, más de lo mismo. Ocasiones con sabor inglés y esperanza con olor nórdico. El duelo de sensaciones se decantó del primer lado, merced al tanto de la siempre contundente y trabajadora lateral Lucy Bronze. No hubo para mucho más. El Manchester City estaba en semifinales; en su primera participación. El holgado vigente campeón británico, por prestaciones de su plantilla y con permiso del Chelsea, ya se prepara para recoger el testigo de aquel vibrante Arsenal de hace una década… o no. El tiempo dirá. La realidad es que en Manchester tienen motivos para sonreír.

Crónica: son historia.

Fotogalería: FC Barcelona 2-0 Rosengard.

El duelo entre Mariona Caldentey y Ali Riley, de los más espectaculares del envite. | Gerard Franco.                          

Favoritas vs soñadoras

Las semifinales se disputarán en un mes. Aún queda tiempo para cábalas y sensaciones. Pero lo cierto es que una histórica final francesa entraría dentro de la lógica más lógica, valga la redundancia. Y es que el vigente campeón continental, un Olympique de Lyon que aspira a igualar al Frankfurt como equipo más laureado de la historia (cuatro Champions), y el PSG trisemifinalista y subcampeón hace dos temporadas, no cruzarán sus caminos. El gigante francés se medirá al Manchester City; mientras que el conjunto parisino hará lo propio ante el Barcelona. Aunque nadie debe subestimar a estos dos últimos conjuntos, soñadores al máximo y con muy buenas futbolistas en todas sus líneas. Lo único claro, la emoción que habrá. Hay ganas; hay ganas de más Champions.

Los encuentros de semifinales se disputarán en fin de semana, como es habitual. Las idas se dirimirán el 22 y 23 de abril y las vueltas solo siete días después, concretamente el 29 y 30 de abril. Mientras tanto, toca disfrutar de la Liga Iberdrola y de su crecimiento cada vez más marcado.

VAVEL Logo