Real Jaén - Real Murcia: la vida en dos horas

Jugar a los adivinos es muy complicado, e intentar desvelar el resultado de una competición tan igualada como la Segunda B es prácticamente imposible. Lo único seguro es que este próximo mes se aventura como uno de los más emocionantes de los últimos años, tanto por arriba como por abajo. En la parte alta, el Real Murcia se ha metido en un tren de cinco equipos en un punto de diferencia. Junto a Mérida, Villanovense y Marbella, los granas van a la persecución del Melilla, que ocupa la tercera plaza. El descenso está marcado, precisamente, por el Real Jaén. Los blanquivioletas cierran esa zona con 35 puntos, y tiene en la pelea directa al Extremadura y a El Ejido, sin perder de vista a los perseguidores.

Cada uno dentro de sus posibilidades, pero ambos equipos llegan a esta jornada con dinámicas positivas. El Real Jaén, sobre todo, se ha hecho muy fuerte en casa. No ha perdido ninguno de sus últimos tres partidos en La Victoria, contando dos victorias y un empate. Pero ni aun así. La zona de descenso se ha ido estirando poco a poco, y lo que hace un mes era una diferencia de un punto para cuatro equipos ahora es solo para dos. El Real Murcia lleva seis partidos seguidos sin perder, con un empate muy importante en Marbella hace dos domingos. Han cogido carrerilla y se han convertido en un bloque muy sólido, regresando como favorito a meterse entre los cuatro primeros tras un año muy difícil.

Si alguien quisiera apostar a este encuentro, lo más normal sería apostar a una tarde de pocos goles. Es muy llamativo que el Real Murcia sea, tras el Melilla, el equipo de la zona alta que menos goles ha anotado (solo 36). A eso hay que sumarle que el Real Jaén sea el que menos tantos ha encajado de la zona baja, con mucha diferencia respecto a los demás (38). Sin embargo, vista la necesidad de puntuar de las dos escuadras, no sería extraño que uno de los dos decidiera arriesgar más de lo que ha hecho durante el resto del año.

Previa a una semana clave

Sacar un buen resultado este domingo se hace casi imprescindible para el Real Jaén, al que el propio Real Murcia podría echarle una mano el próximo fin de semana. Tras recibir a los granas, los jienenses visitan a uno de sus perseguidores: el Atlético Sanluqueño. Para los de Sanlúcar solo valdrá ganar, porque cualquier otro resultado podría ser la firma del descenso a Tercera. El Ejido, solo cuatro puntos sobre el descenso, visitará la Nueva Condomina a la misma hora, con los murcianos jugándose muchísimo.

Pero es que las finales no paran para el Real Jaén. Siete días después de visitar a uno de los rivales directos, recibirá en La Victoria al equipo que marca la permanencia, el Extremadura. Actualmente, solo un punto separa a ambos equipos, y quien pierda ese día podría verse muy cerca del fuego. Dado que su penúltimo partido de la temporada será contra el Villanovense, otro de los que se están jugando el ascenso, será vital sacar buenos resultados las tres semanas anteriores.

Ventaja grana en Nueva Condomina

La última vez que ambos equipos se vieron las caras fue en esta misma temporada, pero en tierras murcianas. El Real Jaén venía en buen momento, algo que contrastaba claramente con las dudas que arrastraba el Real Murcia casi desde agosto. De hecho, el inicio expuso con amplia claridad las situaciones de ambas instituciones. Fueron los jienenses quienes pusieron más empeño en buscar el partido desde el inicio, con más intensidad y claridad en el juego. Con el paso de los minutos, las fuerzas se fueron igualando, hasta que Germán encontró el tanto murciano. Esto golpeó demasiado fuerte a los visitantes, que no supieron reaccionar en toda la primera mitad.

La segunda parte fue poco a poco desequilibrando la balanza. Al Jaén le pesó el excesivo esfuerzo de salir a buscar el gol, mientras el Murcia se mantuvo apostado atrás esperando para correr a la contra. De hecho, fue Felipe Ramos, el meta visitante, quien más trabajo tuvo a pesar del dominio territorial de sus compañeros. Finalmente, Roberto remató el encuentro a seis minutos para noventa, de nuevo a la contra. Tres puntos importantes de cara a la remontada anímica que ha vivido el Real Murcia desde que comenzó 2017, en su batalla por recuperar el puesto de playoff.

Escriche Guzmán, el árbitro

El encargado de dirigir el partido será, como es habitual en el grupo IV, un valenciano: Sergio Escriche Guzmán. Este joven árbitro de 28 años afronta su tercera temporada en Segunda B, y todavía tiene un amplio futuro en el mundo del arbitraje. De hecho, fue considerado el mejor árbitro de Tercera en la 2013/14. Ha dirigido un total de 30 partidos en la categoría de bronce, tres de ellos en Copa del Rey y otro en fase de ascenso a Segunda. A pesar de todo, nunca ha sido designado aún como cuarto árbitro en Primera.

Al Real Murcia le ha arbitrado en dos ocasiones, ambas con victoria grana (contra el Almería B y el Jumilla). Esos dos partidos se disputaron el anterior curso. Por su parte, el Jaén no ha tenido demasiada suerte con él. Hace dos temporadas fue cuando les dirigió, obteniendo una derrota (contra el UCAM) y un empate (en Copa contra el Cornellà). Como es habitual en la escuela valenciana, Escriche Guzmán dejará margen para jugar con tranquilidad. Su promedio es de cinco amarillas, y no suele expulsar.

Posibles alineaciones

Real Jaén: Felipe Ramos, Nando Gómez, Carmona, Ordoñez, Víctor Andrés, Santi Villa, Quesada, Aguado, Ruiz, Vitu y Mella.

Real Murcia: Ballester, Juanjo, Puma, Solopart, Josema, David Sánchez, Rayco, Adrián Cruz, Sergi Guardiola, Diego Benito y Víctor Curto. 

VAVEL Logo