Víctor Sánchez, un futbolista con pasado culé y presente perico
Víctor Sánchez, vistiendo la camiseta azulgrana en un derbi frente al Espanyol. Foto: FC Barcelona

Víctor Sánchez Mata llegó al Barça en 2.005, con tan solo 18 años y proveniente del CE Europa, club donde se formó. Durante la temporada 2.006/2.007 jugó en el ya inexistente Futbol Club Barcelona C, equipo que desapareció esa misma temporada debido al ascenso del equipo B. Sánchez pasó a formar parte del Barça B, por ese entonces entrenado por Pep Guardiola. Frank Rijkaard le dió la oportunidad al de Rubí de debutar en competición copera con el primer equipo del Barça frente al Alcoyano, aunque tuvo que esperar dos meses para hacerlo en Liga, en ese caso contra el Almería.

Del Barça al Espanyol

Por aquellos tiempos parecía que iba a triunfar en el cuadro azulgrana. El de Santpedor subió al frente del primer equipo el verano de 2008 y decidió llevarse a Víctor Sánchez durante la pretemporada del club. Esa temporada, aunque todavía formando parte del Barça B, disputó hasta 7 partidos con el primer equipo, la temporada en la que los de Guardiola se hicieron con el primer triplete de su historia. Fue entonces cuando abandonó las filas del Barça, siendo cedido al Xerez, recién ascendido. Allí militó durante una sola temporada, ya que el verano de 2.010 fue cedido al Getafe. En junio de 2.011 rescindió su contrato culé y firmó por dos temporadas para el Neuchâtel Xamax de la liga suiza. Sin embargo, de ese contrato de dos años solo cumplió una cuarta parte ya que en el mercado de invierno de 2.012 fichó por el Real Club Deportivo Espanyol, donde sigue jugando actualmente. Desde hace cinco años que Víctor Sánchez se ha convertido en una pieza clave del equipo de Quique Sánchez Flores. 

Este sábado, a partir de las 20:45 de la noche y con sede en Cornellà-El Prat, se disputará este derbi entre el pasado y el presente de Víctor Sánchez. No sería novedad que los pericos destrozaran las esperanzas culés del triunfo liguero, tendiendo en cuenta que el estadio perico siempre le ha sido difícil al Barça.

VAVEL Logo