Noche de lunes goleadora
Noche de lunes goleadora | Imagen: La Liga 1|2|3

El encuentro que enfrentó a Real Oviedo y Real Zaragoza empezó de manera muy intensa, con cuatro goles en el primer tiempo, pero se fue apagando en el segundo, sin tantas ocasiones de peligro y sin goles que subieran al marcador. Un dos a dos que los ovetenses sufrieron para mantener en los minutos finales del encuentro. 

Primera parte eléctrica

El partido no pudo empezar mejor para el Real Oviedo que en el minuto seis de partido se adelantó con un golazo de falta de Aarón Ñíguez. El extremo del Oviedo ya dejó detalles de su gran acierto en las jugadas a balón parado durante la pretemporada, anotando un gran gol, también de falta, ante el Lugo en Ribadeo

Tras casi media hora de encuentro Toché aprovechó un fallo de la defensa del Zaragoza para subir el 2-0 al marcador. Christian Fernández puso un centro al corazón del área que rechazó la zaga aragonesa y Verdasca intentó ceder de cabeza el balón al portero, estrellando el esférico en el larguero y dándole al ariete murciano una oportunidad de oro para que anotase el segundo para los ovetenses. Hasta este momento, el partido pintaba muy bien para el equipo dirigido por Juan Antonio Anquela.

La alegría duró poco para la afición ovetense, que vio como tan solo dos minutos después de anotar el segundo gol, recibían uno en contra. Un córner que parecía que se iba largo sorprendió a la defensa carbayona, que dejó solo a Mikel González y este solo tuvo que rematar con la pierna izquierda para perforar la meta defendida por Juan Carlos.

Este primer tiempo tan intenso no podía irse al descanso con solo tres goles, y en el minuto 39, Zapater anotó un golazo de falta emulando al previo anotado por Aarón Ñíguez. Finalmente, mientras los jugadores encaraban el túnel de vestuarios en el descanso, el electrónico reflejaba ya los cuatro goles que se anotarían en todo el partido. Dos para el Real Oviedo y dos para el Real Zaragoza. 

Toché celebra su tanto con mucha pasión | Imagen: La Liga 1|2|3
Toché celebra su tanto con mucha pasión | Imagen: La Liga 1|2|3

Segundo tiempo más táctico

Tras llegar al descanso con dos a dos en el marcador, la segunda parte se suponía de muchos goles también; sin embargo, los dos entrenadores optaron más por intentar controlar el centro del campo, y así fue que ningun equipo consiguió anotar ningún tanto tras haber convertido dos goles cada uno en los primeros 45 minutos.

En este segundo período las ocasiones llegaron más del lado del Zaragoza, que tuvo las ideas en ataque un poco más claras que el Real Oviedo. Los aragoneses tuvieron varias ocasiones para adelantarse en la segunda parte pero no fueron capaces de concretar. En los últimos veinte minutos de partido el Real Zaragoza contó con un mano a mano de Borja Iglesias ante Juan Carlos que el meta azul pudo despejar y Christian Fernández evitó que saliera a córner. A falta de cuatro minutos para llegar al final del tiempo reglamentario, otra vez Borja Iglesias puso en un aprieto al cuadro azul, poniendo un centro raso al que Ángel no pudo rematar y dejando al Zaragoza sin los tres puntos en su visita a la capital del Principado de Asturias.

Verdés demuestra su intensidad en el campo | Imagen: La Liga 1|2|3
Verdés demuestra su intensidad en el campo | Imagen: La Liga 1|2|3

Cambios en el once

Anquela sorprendió a todos tras no repetir el mismo once inicial que en los últimos tres partidos. En esta ocasión, uno de los cambios fue la entrada a Forlín por Rocha. El argentino pudo disfrutar de su primera titularidad desde su llegada a Oviedo y se mostró serio en el centro del campo robando balones y abriendo bien el juego a las bandas. El otro cambio fue la inclusión del esloveno Pućko en vez de Yeboah en la banda. En este caso, el extremo no pudo sacar a relucir su verticalidad aunque se aplicó bien en jugadas defensivas ayudando a Cotugno, quien en algunos momentos del partido se vio en un aprieto con las incursiones por banda del Zaragoza

Los cambios en la segunda parte no resultaron decisivos y ni la entrada de Owusu, la de Rocha o la de Mossa pudieron cambiar el resultado del encuentro. El que más participativo estuvo fue Mossa, quien colgó varios centros al área buscando la cabeza de Toché, aunque sin mucha suerte. Tanto Owusu como Rocha intentaron entrar en el partido pero no consiguieron acoplarse bien al equipo, cometiendo algunos fallos tácticos que desesperaban al respetable. Con este resultado el Real Oviedo se coloca decimotercero con nueve puntos y a dos del Play Off de ascenso a la Liga Santander.

El equipo dirigido por Anquela se centra ya en su visita a la ciudad condal, donde serán recibidos por el Fútbol Club Barcelona "B" el domingo 8 de octubre a las 18:00 horas en la jornada número 8 de la Liga 1|2|3.

VAVEL Logo