El Real Madrid disputará dos finales consecutivas desde el Boca Juniors y el Milán
Celebración en el gol de Bale | Foto: Real Madrid

Tras la victoria madridista en el día de ayer, el Real Madrid será el primer equipo en jugar dos finales consecutivas de la Copa Mundial De Clubes. Ningún equipo lo había conseguido desde que la competición pasó a llamarse de esa manera. 

Pero desde octubre de este año, la Copa Mundial de Clubes, pasa oficialmente a ser la predecesora directa de la Copa Intercontinental, por lo tanto, ya no será el club blanco el primero en jugar dos finales de manera consecutiva. El último club en conseguir dicha proeza fue el Boca Juniors, quien jugó la Copa Intercontinental del año 2000 ante el Real Madrid. El partido tuvo lugar en el Olímpico Nacional de Tokio y los argentinos se llevarón el trofeo a casa tras vencer al Real Madrid con un resultado de 2-1. Lo curioso del partido, es que los tres goles, se vivieron antes del minuto doce: El Boca Juniors se adelantaría en los minutos tres y seis y Roberto Carlos recortaría distancias para el Real Madrid en el minuto doce. 

La segunda final que iba a disputar de manera consecutiva el club argentino sería al año siguiente en el mismo lugar pero esta vez ante el Bayern Munich. El equipo alemán se llevaría el partido con un gol de Samuel Kuffour en el minuto nueve de la prorroga. Se vivió un partido violento entre estos dos equipos y con pocas ocasiones claras de gol. Por ejemplo una acción donde el brasileño Paulo Sérgio cometió una dura falta contra Riquelme, pisándole un pie mientras le golpeaba la cara con un codazo. Finalmente el arbitro no mostró cartulina amarilla al jugador brasileño.

Pero si hablamos de clubes europeos, nos tenemos que remontar bastantes años atrás para recordar un equipo que jugara dos finales de la Copa Intercontinental de manera consecutiva. Hablamos del Milan, quien fue el último club europeo que jugó dos finales de manera consecutivas en los años 1993 y 1994.

El primer partido lo disputó el Milan como subcampeón de la UEFA Champions League. El equipo que debió llegar a la final fue el Olympique de Marsella, que fue suspendido por irregularidades económicas y arreglo de partidos. El partido lo disputó ante el Sao Paulo F.C, quien consiguió levantar el trofeo tras un resultado de 3-2 favorable a los brasileños. La segunda final y de manera consecutiva la jugó, esta vez sí, tras ganar la UEFA Champions League. Jugó la Copa Intercontinental ante el campeón de la CONMEBOL, el club argentino Club Atlético Vélez Sarsfield. El club italiano volvió a marcharse a casa sin la Copa Intercontinental puesto que el conjunto argentino ganó por dos goles a cero, sentenciando en partido en siete minutos.

VAVEL Logo