Anuario VAVEL Granada CF 2017: la pólvora de los delanteros se secó en verano
Fotomontaje: Redacción Granada CF VAVEL

Gol. La razón de ser del fútbol. Esa parte del juego cuya carencia te hunde. Su presencia, por el contrario, es una catapulta al éxito. El gol ha sido uno de los males endémicos del Granada CF durante los últimos años. Sin embargo, es una de las virtudes de la actual plantilla nazarí. Esa que permite soñar a su público con el regreso al cielo. Su peso lo cargan a las espaldas los delanteros. Esa especie que vive de rachas. En la ciudad de La Alhambra lo saben bien.

La temporada pasada ningún delantero cuajó en Granada. Solo Kravets, del que menos se esperaba, sorprendió de forma grata a Los Cármenes. Esta campaña la realidad es distinta. Joselu llegó y encandiló a la grada con sus eternas carreras. El onubense es de esos futbolistas que parecen tener más energía que el muñeco de esa famosa marca de pilas. Y encima mete goles. Por fuera, Machís es un puñal. Un tipo de jugador del que hace mucho que no se disfrutaba en el Zaidín. Mientras tanto, se sigue esperando a Ramos, un ariete llamado a marcar diferencias con la rojiblanca.

2017 ha sido el año en el que el Granada CF ha vuelto a saborear la amargura del barro. En estos 365 días ocho delanteros han defendido la elástica horizontal. Unos con más destreza que otros. Ellos son Artem Kravets, Ezequiel Ponce, Aly Mallé, Alberto Bueno, Adrián Ramos, Darwin Machís, Licá, Rey Manaj y Joselu Moreno.

Un comienzo de año pésimo

Artem Kravets se hizo con la titularidad a finales de 2016, pero su rendimiento durante los albores de este año fue bastante peor. La llegada de Adrián Ramos le quitó protagonismo. De enero a mayo disputó ocho partidos como titular y cuatro como suplente. En esos 12 encuentros marcó un solo gol. Fue contra Osasuna el 15 de enero. Pese a que fue de más a menos, fue uno de los pocos futbolistas a los que se puede salvar de la quema de la temporada pasada.

El Granada marcó 16 goles de enero a mayo

El Granada CF, pese a cambiar de dibujo varias veces con Alcaraz, casi siempre jugó con un solo punta en la campaña anterior. Uno de los motivos fue el bajo rendimiento de Ponce, que defraudó en su paso por Granada. Prometía mucho y se quedó en nada. En 2017, jugó tres partidos desde el inicio y diez entrando desde el banquillo. Solo marcó un gol en este tiempo. Fue contra el Valencia, el día en el que mandó a callar a su propio público. El argentino será más recordado por ese tipo de actitudes que por su fútbol.

Kravets en el partido de la temporada pasada contra el Valencia | Foto: Antonio L Juárez
Kravets en el partido de la temporada pasada contra el Valencia | Foto: Antonio L Juárez

La gran esperanza para el ataque llegó en el mercado invernal. Adrián Ramos aterrizó en el club nazarí con el objetivo de marcar diferencias. Lo hizo durante un tiempo, pero fue demasiado breve. Las lesiones le han impedido tener continuidad en el cuadro rojiblanco. La temporada pasada jugó 14 partidos, 13 desde el inicio, en los que macó cuatro goles. Brilló allá por febrero pero no pudo tener continuidad.

Una de las pocas noticias positivas de los primeros meses de 2017 fue Aly Mallé. El extremo africano debutó en Villarreal con una gran actuación. Fue un breve oasis en el desierto. Sus apariciones fueron intermitentes. Disputó seis partidos como titular y cinco como suplente. No realizó ningún gol. Se acabó marchando como todo lo que algún día tuvo algo que ver con los Pozzo.

Pocos se acordaran de Alberto Bueno, pero el madrileño disputó tres encuentros a principios de este año con la camiseta rojiblanca. En todos ingresó desde el banquillo. En ninguno marcó. Se marchó en el mercado invernal tras un paso tan fugaz como poco exitoso por el Zaidín.

Joselu y Machís, la nota positiva

Ramos fue el único ariete que sobrevivió al verano en Granada. Y puede decirse que fue casi un milagro. El colombiano continuó, y sus lesiones lo han acompañado en esta nueva etapa. En la presente campaña solo ha disputado ocho encuentros, cinco como titular, y no ha estrenado aún su casillero goleador. Después de unos meses llenos de rumores, se quedará hasta fin de temporada.

31 goles ha marcado el Granada en lo que va de temporada

Su puesto ha estado perfectamente cubierto por Joselu, el mejor nueve del club nazarí en este 2017.  El onubense ha jugado en todos los partidos de la temporada. Tuvo minutos en Copa y en Liga ha sido siempre titular menos en el encuentro contra el Córdoba, en el que salió desde el banquillo y marcó para que el cuadro nazarí lograra el primer triunfo de la temporada. Lleva nueve tantos tras superar un comienzo dubitativo, como el del resto del equipo. Cuando Oltra ha contado con él y con Ramos, ha intentado juntarlos, aunque ha sido algo muy puntual.

Joselu celebra su tanto en la goleada contra el Lorca | Foto: LFP
Joselu celebra su tanto en la goleada contra el Lorca | Foto: LFP

Si Joselu es decisivo en punta, casi aún más lo es Darwin Machís por fuera. El venezolano ha sido el jugador más desequilibrante de lo que va de temporada en filas horizontales. Un auténtico puñal por la izquierda. Desde que comenzó la Liga, ha jugado como titular en todos los partidos en los que ha estado disponible, un total de 17. Lleva siete goles, pero su influencia va mucho más allá de su capacidad como artillero. Tras unas primeras jornadas en las que le costó adaptarse, se ha convertido en el hombre franquicia del proyecto.

El tercer nueve en discordia es albanés y se llama Rey Manaj. Fue titular en  el partido de Copa contra el Zaragoza, pero todavía no lo ha sido en Liga. Sin embargo, ha salido 11 veces desde el banquillo. Le marcó el gol definitivo al Numancia en Los Pajaritos. Cambio muy recurrente para Oltra. Trabaja y descarga de trabajo a su compañero de ataque. Siempre suma.

Gran parte de la afición granadina no sabrá que en su equipo juega un extremo al que llaman Licá. Jugar no juega mucho, en realidad. Disputó como titular el encuentro de Copa en el que el Granada cayó goleado en La Romareda, y ha tenido dos apariciones esporádicas desde el banquillo en Liga. Entre los tres partidos no ha alcanzado los 100 minutos y aún no ha marcado.

En números globales, el Granada CF ha convertido 47 tantos en 2017. Dieciséis fueron en partidos de la campaña pasada. El resto, 31, se han realizado en lo que va de temporada. Más de la mitad de estos, los han marcado entre Joselu y Machís.

VAVEL Logo