Anuario VAVEL FC Barcelona 2017: Dembélé, a por un 2018 mejor
Ousmane Dembélé en su presentación como jugador azulgrana | Foto: Miguel López Mallach, VAVEL

Queda nada y menos para que termine este 2017, un año más que llega a su final con mejores y peores momentos. Ousmane Dembélé pensó que, con su llegada al FC Barcelona, se completaría uno de los mejores años de su vida puesto que en Dortmund había explotado definitivamente y lo quería media Europa. A pesar de la felicidad que supuso su traspaso, el 16 de septiembre de 2017, cuando estaba disputando su segundo partido con el Barça, tuvo que retirarse del terreno de juego debido a una ruptura en el tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo. Una lesión que lo dejaba en el dique seco entre tres y cuatro meses.

Sin duda, de ser un gran año, pasó a ser una pesadilla para el francés. El FC Barcelona no ha notado esta baja gracias a Valverde, que ha mantenido al equipo en un gran momento de forma y despedirá el 2017 con unos números muy buenos. Para empezar con buen pie el 2018 el Txingurri necesita a Ousmane Dembélé rindiendo al máximo nivel ya que será un año muy intenso con muchas competiciones que disputar. A pesar del bache en el camino que se ha encontrado, el francés está preparando su puesta a punto para volver más fuerte que nunca y poder ayudar a sus compañeros.

2017, el año de su confirmación

Ousmane Dembélé llegó en 2016 al Borussia Dortmund y, con sólo 18 años, ya se ganó el sitio convirtiéndose entonces en 'prácticamente indiscutible' del equipo al que dirigía Thomas Tuchel. Poco a poco, gracias a su buen hacer y a sus grandes actuaciones, fue recibiendo elogios de la mayoría de la afición borusser gracias sobretodo al gran rendimiento que ofreció tanto en banda izquierda como en la derecha. Su buen manejo del balón con ambas piernas lo convirtieron en una pieza clave para el proyecto de Tuchel.

Sin duda alguna, su gran momento llegó al final de la temporada 2016-17. El Borussia Dortmund alcanzó los cuartos de final de la Champions League, siendo protagonista en ataque con sus compañeros Aubameyang y Pulisic. El manejo de ambas piernas, su velocidad, desborde y gran regate fueron claves en victorias como ante el Benfica por 4-0 o partidos ante el Mónaco que, pese a caer eliminados, hicieron una eliminatoria muy completa.

La temporada del francés no fue la mejor en cuanto a dianas. Sin embargo, Dembélé nunca ha sido un jugador que se caracterice por marcar muchos goles y destaca más por sus buenas asistencias. En el cómputo global de la temporada 2016-17, el extremo del Dortmund realizó 20 asistencias de gol a sus compañeros. Grandes números que deberá mejorar en el FC Barcelona, con la presión máxima de un público muy exigente. Si quiere brillar, deberá ver puerta con más asiduidad a parte de repartir asistencias.

Un verano muy caótico con final feliz

El verano de 2017 ha sido, sin ninguna duda, el más movido y caótico del FC Barcelona en los últimos años. Con la fuga de Neymar al PSG por 222 millones de euros, el conjunto azulgrana tenía poco margen de maniobra para buscar un relevo a la altura del brasileño. Todos los clubes sabían que el club catalán tenía mucho presupuesto para fichar, debido a la cláusula de recisión que les acababan de desembolsar y esto hizo que las negociaciones se complicaran enormemente. El FC Barcelona lo tenía claro, quería a Philippe Coutinho y a Dembélé. El brasileño no acabó de dar un paso en firme que convenciera a la entidad barcelonista y el Liverpool no fue flexible en absoluto, consiguiendo así retenerlo al menos hasta enero. Ousmane Dembélé, por su parte, se moría de ganas de vestir la camiseta azulgrana y forzó la situación con su club para llegar, hasta el punto que su club decidió apartarlo de la dinámica de la plantilla. Así pues, tras numerosas negociaciones y largos días de reuniones, el FC Barcelona cerraba el fichaje de Ousmane Dembélé por 105 millones más variables y así se convertía en el fichaje más caro de la historia del club azulgrana y se cumplía su sueño de jugar en la Ciudad Condal en el conjunto culé.

Dembélé posando frente al escudo el día de su presentación | Foto: Miguel López Mallach, VAVEL
Dembélé posando frente al escudo el día de su presentación | Foto: Miguel López Mallach, VAVEL

Debut ilusionante

El debut de Ousmane Dembélé con el FC Barcelona se produjo el 9 de septiembre de 2017 ante el RCD Espanyol, en el derbi catalán. El francés entró al terreno de juego en el minuto 68 sustituyendo a Gerard Deulofeu y, en tan sólo 20 minutos, Dembélé convenció a la afición al mostrar sus habilidades en el regate y desborde. De hecho, logró su primera asistencia con la camiseta azulgrana, dejando a Luis Suárez solo ante la portería perica con un gran pase para que el uruguayo anotara el 5-0 y pusiera la guinda del pastel.

Contra la Juventus de Turín, en Champions, Dembélé jugó su primer partido como titular con el Barcelona. Los culés se impusieron a los italianos por un claro 3-0. Sin embargo, en este partido el francés no fue determinante y paso más bien desapercibido, en parte también por un Leo Messi que estuvo brillante y ensombreció a todos sus compañeros. Quedó claro que Dembélé debía ganar masa muscular y fuerza puesto que su delgadez hizo que los rivales le ganaran la partida con mucha facilidad. Una situación muy parecida a la de Neymar cuando aterrizó en Barcelona, que también estaba un poco débil.

Posteriormente, Valverde también le dio la titularidad en el Coliseum Alfonso Pérez para medirse al siempre complicado Getafe. Desgraciadamente, cuando no se había cumplido ni la primera media hora de encuentro, Dembélé cayó al suelo y tuvo que ser sustituido. Tras el encuentro, que el Barça ganó por 1-2, se confirmó la rotura en tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo que le apartaba de los terrenos de juego entre tres y cuatro meses.

¿Qué se espera de él en 2018?

Está pensado que a mediados de enero o en febrero, Ousmane Dembélé pueda volver a disputar un encuentro con el FC Barcelona. Actualmente, el francés ya realiza parte de los entrenamientos con el grupo y se espera que progresivamente vaya dejando de lado el entrenamiento en solitario y acabe realizando el entrenamiento completo con el equipo. Las lesiones de larga duración no son fáciles para un futbolista, y menos para uno joven que llegaba con muchas ganas e ilusión de hacerlo bien y brillar. Sin embargo, el francés debe levantarse y el 2018 quiere que sea su gran año. Para la parte más complicada del año y con un calendario repleto de partidos muy exigentes, Valverde podrá contar con Dembélé. Hasta ahora el equipo ha rendido sin él con un Luis Suárez que no ha estado al nivel habitual. Si el francés coge el buen nivel de forma y se adapta la dupla con el uruguayo puede ser letal. Ahora bien, falta que el '9' coja su mejor versión y que el extremo francés adquiera confianza y gol de cara a los meses que quedan. El FC Barcelona puede culminar una gran temporada y Ousmane Dembéle tendrá mucho que decir.

Dembélé junto a Umtiti en el entrenamiento | Foto: Miguel López Mallach, VAVEL
Dembélé junto a Umtiti en el entrenamiento | Foto: Miguel López Mallach, VAVEL

VAVEL Logo