Anticiclón canario
La UD Las Palmas celebrando el tanto del empate // LaLiga

El conjunto canario llegaba con ganas de dar una alegría a su afición, lo que supondría dar un golpe encima de la mesa en la lucha por evadir los puestos de descenso. En frente, el FC Barcelona, el líder de La Liga; con sus miras puestas en sumar los tres puntos para seguir manteniendo la distancia con el  Atlético de Madrid

Luis Suárez, que se presuponía suplente por estar a una tarjeta de cumplir ciclo, empezaba de inicioValverde no se guardaba nada. Por contra, Paco Jémez seguía dando continuidad a su once tipo, con la única salvedad del cambio de banda de Aguirregaray, la cual ocuparía Dani Castellano en detrimento de Macedo, más la entrada de Jairo por Nacho Gil, que sorprendentemente se quedaba fuera de la lista de convocados.

Dominio dispar

Los primeros compases del partido transcurrían con sobresaltos, un error de Ximo Navarro iba a propiciar la primera gran ocasión azulgrana. Messi y Luis Suárez frente a Gálvez y Chichizola. Buena parada del meta argentino para evitar el tanto visitante. Corría el minuto diez y los dos laterales de la UD Las Palmas ya tenían tarjeta.

No cesaba el peligro en la meta del conjunto local, ahora le tocaba a Messi a balón parado. Otra buena intervención del meta amarillo. No tardarían los canarios en reaccionar, un muy buen disparo de Halilovic, al que no llegaría Gálvez por poco, se materializaría como la primera ocasión por parte de la UD

El marcador señalaba el minuto 20, otra acción a balón parado, otra vez Messi. El balón se introducía por la escuadra izquierda del arquero amarillo. El argentino nos dejaba otro gol para tenerlo guardado en la hemeroteca.

Las Palmas se intentaba reponer del tanto encajado, pero el FC Barcelona en cada acercamiento al área, traía sensación de peligro. Esto hacía que la retaguardia amarilla cada vez estuviese más despegada del mediocampo, lo que propiciaba que el conjunto local estuviese partido a la hora de hilar un buen ataque. 

En el minuto 35 llegaba la mejor ocasión para la UD Las Palmas, Vicente conseguía colocar un pase milimétrico al pecho de Calleri, al cual se le fue el control muy largo y no lograba conectar un buen remate hacia la meta defendida por Ter Stegen. 

Con un dominio dispar llegaríamos al descanso, con la sensación de que los "culés" de nada que pisasen el acelerador finiquitaban el partido. Por esta misma razón los pupilos de Paco Jémez se encontraban mejor de lo esperado en el terreno de juego. 

¡Sí se puede!

Nada más salir del descanso los canarios se encontraban con un penalti a favor que no desaprovecharía el delantero argentino, Jonathan Calleri. Una jugada muy confusa dentro del área visitante, la cual Mateu Lahoz no dudaría en señalar la pena máxima.

La UD Las Palmas se encontraba cómoda en la cancha, mientras el FC Barcelona estaba intentando salir del vestuario todavía. Poco tardaría Valverde en mover el banquillo, salía Aleix Vidal para dejar su puesto a Coutinho. 

El uruguayo Aguirregaray daría una de cal y otra de arena, primordial en un robo de balón a Messi cuando ya encaraba a Leandro Chichizola, pero mal intentando un caño en salida de balón sobre Paulinho. Por suerte, saque de puerta.

Rakitic sería el segundo cambio del "Txingurri", en la búsqueda de una mayor circulación de balón. Por su parte, Mateu seguiría sacando tarjetas amarillas a diestro y siniestro. Minuto 68, los ocho defensas del partido amonestados. Dembelé sería la última bala del FC Barcelona para cambiar el empate a uno en el marcador, mientras Dani Castellano salía lesionado del Estadio de Gran Canaria, ocupando Macedo el carril derecho y Aguirregaray el izquierdo.

Lo seguían intentando los azulgranas, esta vez por medio de un buen centro de Sergi Roberto; Suárez no consiguió amoldar con el pecho el balón, por lo que llegaba a las manos de Chichizola. En las botas de Tana estuvo el colocar el 2-1 en el marcador, una mala decisión del mediapunta canario sumado a la indecisión de Halilovic, mandaron al limbo una muy buena oportunidad.

El entrenador cordobés agotaría los cambios dando entrada a David García, todo puesto en el verde del Estadio de Gran Canaria. La afición alentaba, los jugadores amarillos miraban el reloj. El cuarto árbitro enseñaría el cartelón mostrando 6 minutos de descuento, han leído bien... 6 minutos.

Apretaba el FC Barcelona, la UD Las Palmas se defendía con lo que podía. Este empate se estaba tocando con las yemas de los dedos, algo impensable antes de empezar el partido. Última jugada y córner a favor para los locales. Así terminaría el encuentro, los canarios conseguían darle esa alegría a la afición. El "milagro" está más cerca. En el otro extremo el Barcelona, que cada vez ve mas cerca al Atlético de Madrid, y la próxima jornada hay enfrentamiento entre estos dos colosos. La Liga ha vuelto.

 

VAVEL Logo