La contracrónica: Ronaldo es de otra galaxia
Cristiano celebra uno de los goles ante el Eibar | Fuente: Real Madrid

Tras sellar su pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League, con un contundente resultado global de 5-2 ante el Paris Saint-Germain, el Real Madrid visitaba Ipurúa, uno de los campos más complicados de La Liga. El conjunto de Zinedine Zidane sufrió el asedio armero durante gran parte de la primera mitad. 

Ronaldo salió al rescate

El luso volvió a enfundarse el traje de 'killer' para aparecer cuando el Real Madrid más lo necesitaba. Se había consumido algo más de media hora de la primera mitad cuando Modriç, en tan solo dos toques, robó el esférico y dio un pase en largo hacia Ronaldo. El portugués se hace con el balón tras un control con el pecho y en un mano a mano con Dmitroviç definió con un disparo cruzado. 

A seis minutos del final y con las tablas en el electrónico, Ronaldo volvió a ejercer de '9' y decantar la balanza a favor de los blanco. El 'bicho' recibió un milimétrico centro de Carvajal desde la derecha y entró con todo para rematar con la frente y enviar el esférico al fondo de la red. Con este doblete, Ronaldo encadena siete encuentros consecutivos marcando, logrando un total de 17 goles en 12 encuentros. 

El Eibar puso contra las cuerdas al Madrid

El conjunto dirigido por José Luis Mendilibar salió con la lección muy bien aprendida. Y sus hombres se hicieron con los mandos del partido desde el primer minuto. El conjunto armero tuvo varias ocasiones en las que pudo ponerse por delante en el marcador. Cinco minutos después de que Munuera Montera indicara el inicio de la segunda mitad, Pedro León se encargo de poner un centro medido al corazón del área donde encontró a Ramis. El central del conjunto vasco se elevó por encima de la zaga madridista para cabecear el esférico al fondo de la portería de Keylor Navas y volver a igualar el encuentro. 

La vuelta de Kroos y Modriç

Los centrocampistas del conjunto blanco ya están completamente recuperados de sus respectivas lesiones. El croata disputó los noventa minutos y firmó una gran actuación, rozando el gol al filo del descanso. Luka se marchó de la presión de Esaclante y Pedro Lwón con dos magníficos caños, y culminó con un disparo desde el pico del área directo a las manos de Dmitroviç. Por su parte, el alemán fue sustituido a los 70' para dar entrada a Lucas Vázquez

VAVEL Logo