El Celta presenta los tres proyectos para su nueva ciudad deportiva
Imagen previa a la presentación de los proyectos de la nueva ciudad deportiva en A Sede. | Foto: RC Celta

El director del Área de Negocios del club celeste, Carlos Cao, desveló en A Sede los tres proyectos de la que será la nueva ciudad deportiva del Real Club Celta de Vigo, en la ciudad de Mos. Tres proyectos vanguardista que cumplen todos los requisitos que el consejo de administración puso de base en un principio.

Carlos Cao comenzó la intervención agradeciendo a la prensa y las personas que habían ido al evento su asistencia, y haciendo una comparativa entre la ciudad deportiva que tiene en la actualidad el equipo gallego con otros equipo españoles. En concreto, comparó A Madroa con las ciudades deportivas del Villareal, Deportivo de la Coruña, Sporting de Gijón, Valencia o Sevilla. Todos son equipos con ciudades deportivas que superan muy claramente las instalaciones del Celta, que en la actualidad dispone de cuatro campos de futbol, dos de hierba natural y dos de artificial, en los que participan diariamente más de 200 niños, con tan solo 41.000 metros cuadrados. Una situación que con la construcción del nuevo espacio deportivo pretende solucionar.

Las exigencias básicas en torno a las que se han creado el proyecto han sido una superficie mucho más amplia que la de A Madroa, con diez campos de fútbol, de los cuales cuatro son de hierba natural, cinco de hierba artificial, y un estadio para el Celta B con capacidad para 4.000 espectadores. Campos para el uso profesional y no profesional y en el que esperan que alguno pueda incluir una cubierta.

Una zona de calentamiento cerrada, gradas en todos o la mayoría de los campos, diez vestuarios para las categorías interiores y cuatro para los árbitros, y una amplia zona de almacén para los utilleros. Una lavandería industrial, una zona de recuperación para los integrantes de la primera plantilla y el filial, una sala de prensa, un auditorio, un estudio para Celta Media, comedor para el primer equipo y el B y una residencia para las categorías inferiores y un hotel en caso de necesidad.

Por último, la lista de exigencias incluía una zona de estudios, una cafetería, dos gimnasios, despachos para coordinadores y salas de juntas, siempre con vistas al terreno de juego, 1000 metros cuadrados para un bussines center y un parking público y otro privado para los jugadores. Una larga lista de exigencias que han sabido cumplir e incluir en sus proyectos los tres estudios seleccionados.

A todo esto, se le podría unir la última petición de la famosa universidad del deporte que quiere llevar a cabo el Celta desde hace ya varios años, en sus instalaciones deportivas.

Todo ello se resume en seis requerimientos a los que le ha dado una importancia notable la entidad, que se tenían que adaptar a la arquitectura de la nueva ciudad deportiva. Eran necesarios unos criterios de sostenibilidad ambiental, debía de haber una integración paisajística y cultural, eficiencia energética, que se cumpla el plan general de urbanismo de Mos en las bases desarrolladas, garantizar la calidad del agua y su reciclaje, y por último, que las instalaciones tengan una capacidad de adaptación a los cambios, es decir, que sean flexibles en un futuro.

Tras esto, Carlos Cao presentó los tres proyectos, presentados por el los estudios Fraga-G. Quijada-Portolés SLP, Irisarri Piñera SLNEP y Alfonso Penela. Tras una breve presentación y agradecimiento a estos tres estudios vigueses, con gran importancia dentro del panorama nacional, comenzó a describir uno por uno los proyectos.

El primero de ellos, el presentado por Fraga-G. Quijada es un espacio inspirado en los castros celtas, una forma circular, a la que denominan el “Nido Celta”. La forma circular concentra la edificación, liberando el espacio y manteniendo la distribución del plan inicial presentado el pasado mes de diciembre. Este proyecto destaca por la luminosidad, la utilización de grandes cristaleras que mimetizan la ciudad deportiva con el bosque de los alrededores.

El segundo proyecto, presentado por Irisarri, se inspira en un árbol, que se planta en Mos y que echa raíces y va creciendo en torno a esta nueva ciudad deportiva y a la sociedad. Una idea que nace del bosque y lo recupera, donde la naturaleza se entremezcle con la edificación. En este caso si que se modificaría el primer prototipo presentado en navidades. Al igual que el primero, utiliza las grandes cristaleras para aprovechar la luminosidad e integrarse con el paisaje.

Por último, el tercero de los proyectos, el presentado por Alfono Penela, está constituido con vacíos elegantes en el bosque para disfrutar del deporte, inspirándose en las campiñas inglesas o las propias campiñas gallegas. Vuelve a utilizar el círculo como figura principal, pero donde el edificio central, que une todo el complejo, tiene forma de hojas, que interactúan con las diferentes alturas del terreno. El estadio del filial sería un campo Low Cost, que se mimetizaría con el entorno, integrando el bosque dentro y fuera del propio estadio, cercado con un foso perimetral que haría la función de seguridad, sin tener la necesidad de construir grandes muros. Los espacios más importantes quedarían concentrados, por lo que el resto de espacios se podría utilizar en función de las necesidades del club, como con zonas para niños, pistas de atletismo o con atracciones.

Los tres proyectos tienen en común las fases de construcción, donde la primera fase se construiría la zona profesional, para el primer equipo, la segunda fase sería para la construcción de las instalaciones del filial, y la tercera para el resto de edificios.

Entre quince y veinte días tardará el consejo de administración en terminar el análisis y tomar la decisión. Por lo que se prevé que en junio podría empezar la primera fase. Paralelamente se está gestionando la modificación puntual del plan general de Mos, para comenzar el año que viene la construcción de la segunda y a tercera fase.

Acabó la presentación agradeciendo a los tres estudios el trabajo realizado, ya que son tres propuestas de calidad, en las que se nota el trabajo y el esfuerzo realizado por las empresas. Se crea así un espacio para todos, un lugar de familia, amigos, ocio, deporte y naturaleza. Un punto de referencia en el noroeste de España, que se va a convertir en el orgullo del pueblo gallego. Tres propuestas que posicionaran la ciudad deportiva en el lugar que se merece, una de las más importantes de toda Europa.

VAVEL Logo