Algo ha cambiado en Heliópolis
Loren celebra su gol en Montilivi | Imagen: Real Betis

Algo ha cambiado en Heliópolis

Algo ha cambiado en el Real Betis. Hasta en partidos complicados, en los que no es capaz de desarrollar su juego, consigue sumar los tres puntos. En Montilivi logró su quinta victoria consecutiva, afianzando la quinta plaza con 52 puntos.

Rochamanurbb
Manuel Rocha

Algo ha cambiado en el Real Betis Balompié. De empezar la temporada trabajando para intentar no descender a la segunda división, mirando jornada tras jornada la distancia con los equipos enzarzados en la lucha por salir del hoyo a mirar al sexto clasificado por el espejo retrovisor.

A los verdiblancos, en la primera vuelta de campeonato, les costaba mucho conseguir llevarse los tres puntos de un partido. El equipo jugaba bien, marcaba una gran cantidad de goles pero también recibía un número de goles incompatible con los tres puntos. Resultados abultadísimos en los que, incluso marcando tres goles en su estadio, no conseguía ganar, como ocurrió el día en el que el Valencia visitó el Benito Villamarín. Los de Marcelino anotaron seis goles en la meta bética, una auténtica locura.

Cuarto partido sin encajar

Eso de encajar tantos goles ya es, al menos por el momento, historia en el Real Betis. Desde la llegada de Marc Bartra, liderando una zaga de tres centrales, el equipo de Setién ha logrado dejar la portería a cero en siete partidos, habiendo disputado el central catalán apenas once con la camiseta de las trece barras.

El partido en Montilivi, ante un Girona que no quiere perder de vista el séptimo puesto, los verdiblancos lograron su cuarta portería a cero consecutiva (3-0 Espanyol, Getafe 0-1, 2-0 Eibar, previamente). Este dato es fundamental para entender el enorme ascenso en la clasificación que ha experimentado el equipo de La Palmera en esta segunda vuelta de la liga.

El Real Betis, aun haciendo un partido alejado de su estilo, es capaz de sacar los tres puntos, algo que antes les costaba. En Girona, durante la primera mitad sí fue ligeramente superior al equipo de Machín. De hecho, consiguió adelantarse en el minuto 36’ tras una jugada impecable del capitán verdiblanco, Joaquín Sánchez, que recorrió unos 50 metros para asistir a Loren Morón y este logró batir a Bounou con gran solvencia.

En el encuentro en Girona ocurrió algo muy poco habitual, y es que al equipo catalán le anularon tres goles. Los dos primeros se ve claro que el jugador que remata está en posición ilegal. Sin embargo, en el tercero parece que el línea se equivocó al marcar fuera de juego de Stuani, que estaba en posición correcta. Hasta eso ha cambiado en el Real Betis Balompié.

El capitán lideró la victoria

La victoria fue mérito de todos. Hasta de los suplentes. El equipo trabajó para conseguir que esta victoria se consagrara como la quinta consecutiva. Lo fue. El Girona exigió un alto nivel a los verdiblancos y estos fueron capaces de alcanzarlos, sobretodo en defensa. El equipo de Machín es uno de los mejores equipos de la liga española en jugadas a balón parado, haciendo una gran cifra de goles. El Real Betis los neutralizó en eso.

Pero, sin duda, hay una figura que hizo que se decidiera el partido hacia el lado bético. La figura de Joaquín Sánchez. El jugador del Puerto de Santa María hizo una jugada individual en el minuto 36’, recorriendo unos 50 metros. Fue capaz de dejar atrás a dos rivales que se atrevieron a entrarle, siendo insuficiente sus acciones. Tras esto, Loren tiró un desmarque cruzando toda la línea de centrales del Girona para recibir el pase filtrado de Joaquín y batir al guardameta del equipo catalán. Una jugada, que fue la que decantó el partido hacia el lado rival.

VAVEL Logo