Tercera promoción del filial en la era Urrutia

La clasificación para el play-off de ascenso a 2ª del Bilbao Athletic supone la tercera promoción de los cachorros desde la llegada de Urrutia al palco, dos con Ziganda en el banquillo y ésta con Garitano

Tercera promoción del filial en la era Urrutia
Los jugadores del Bilbao Athletic celebran la clasificación para el Play-off de ascenso | Foto: Athletic Club

Gracias la espectacular última racha del Bilbao Athletic, con 7 victorias consecutivas en los 7 últimos partidos, los pupilos de Gaizka Garitano han logrado el ansiado cuarto puesto, que da acceso a la promoción de ascenso a 2ªA. Por encima de ellos se han clasificado el Mirandés, campeón, y los filiales de Sporting y Real Sociedad.

Y es que, a pesar de tener como finalidad la formación de jugadores, el segundo equipo del Athletic está siendo otra fuente de alegrías para los aficionados rojiblancos. De hecho, desde la llegada de Urrutia al palco de San Mamés, y la consiguiente colocación de Ziganda en el banquillo de Lezama, los resultados han sido muy positivos. 

El Bilbao Athletic no alcanzaba una promoción de ascenso a 2ªA desde 2003, con el ahora entrenador del Barcelona en el banquillo: Ernesto Valverde. Y no lograba el ascenso a la división de plata desde que perdiera la categoría en 1996. No obstante, en las últimas 6 temporadas el equipo ha logrado la clasificación para tres Play-offs, con un ascenso (y posterior estrepitoso descenso) incluido.

La primera temporada con Ziganda en el banquillo del Bilbao Athletic, primera de Urrutia en el palco y de Bielsa en el banquillo de San Mamés, los cachorros obtuvieron un meritorio 8º puesto. Es decir, mejoraron con creces las anteriores campañas.

La siguiente, en 2013, el filial logró clasificarse como tercero. Sin embargo, tras eliminar en primera ronda al Levante B, el Huracán de Valencia venció a los de Lezama en los penaltis

En 2014, ya con Valverde en el primer equipo, los de Ziganda rozaron la promoción, pero no llegaron a optar al ascenso. Fue el siguiente curso cuando el Bilbao Athletic logró su mejor curso en las últimas temporadas. A pesar de perder a Kepa, que marchó cedido a la Ponferradina, y a Williams, que subió al primer equipo, una espectacular campaña llevó a los cachorros hasta el segundo puesto.

El Bilbao Athletic logró ascender a 2ªA tras eliminar a Villanovense, UCAM Murcia y Cádiz

En la promoción de ascenso, disputando los partidos en San Mamés, el Bilbao Athetic fue capaz de eliminar a Villanovense, UCAM Murcia y, finalmente, al Cádiz, obteniendo el ascenso y convirtiéndose en el único filial nacional en la división de plata. 

La temporada en 2ªA, también con Ziganda en el banquillo, fue dura. El equipo jugó sus partidos como local en el nuevo San Mamés y fue motivo de ilusión para los aficionados. No obstante, el nivel de la categoría quedó grande a los cachorros, que quedaron últimos, muy alejados de la permanencia.

Yeray conduce el balón en un partido en San Mamés con el Bilbao Athletic | Foto: Athletic Club
Yeray conduce el balón en un partido en San Mamés con el Bilbao Athletic | Foto: Athletic Club

La temporada 16-17 fue la última de Valverde en el primer equipo y, por tanto, también la de Ziganda en el filial, que sustituiría en la siguiente campaña al Txingurri. El equipo, en esta ocasión, no logró meterse entre los cuatro primeros, aunque tampoco tuvo ningún tipo de apuro.

Por último, en lo que respecta a la actual campaña, fue Gaizka Garitano el elegido para tomar las riendas del equipo. El míster del Eibar de los dos ascensos consecutivos fue el elegido para sustituir al Kuko, que asumía el cargo de entrenador del primer equipo.

Tras un inicio mediocre, una excelente segunda vuelta (13 victorias en 19 partidos), destacando talentos como el de Iñigo Vicente, Guruzeta o Iñigo Muñoz, ha llevado a los cachorros de Garitano a alcanzar el cuarto puesto. Ahora, en un estado de forma impresionante, el Bilbao Athletic afrontará las rondas de ascenso. Su primer rival será el poderoso Villarreal B, a quien se enfrentará este fin de semana en San Mamés.